Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

martes, 28 de febrero de 2012

Goe

Hace unos días el peque nos sorprendió una vez más con sus ocurrencias y su imaginación. Íbamos a comer y se sentó a la mesa con un tfno de juguete que imita a una BB y dice: "voy a llamar a Goe a ver si le apetece dar un paseo cuando vayamos después de comer". Cuando le preguntamos si le contestaba, nos dijo que sí, nos informó que cuando no le vemos, anda a dos patas y habla como nosotros y él puede llamarle por tfno, impresionante, ¿verdad?

Goe es el perro de mis padres, se incorporó a la familia como el perro de mi hermano para tenerlo en la nave de mis padres, un puente de diciembre de hace 11 años, era tan chiquito que cabía en la palma de mi mano y lo metimos en casa de contrabando, mi madre no quería ni oir hablar de perros. En cuanto pasó el puente nos obligó a llevarlo a la nace y allí lo cuidamos y alimentamos a biberón mi hermano yo. Desde entonces mi miedo a los perros desapareció.

Algunos años más tarde, cuando mis padres cerraron la tienda del centro y abrieron una más grande al lado de la nave y mi madre fue a diario allí, empezó a encariñarse con el animalito, a llevarle pan con los restos de salsa de la comida, a enseñarle a dar la patita ... en una palabra, dejó de ser el perro de mi hermano y pasó a ser el perro de mis padres.

En una época un poco dura en la que mi madre tuvo un repunte de su depresión, Goe fue el que más la supo ayudar, con su compañía, con su cariño, obligándola a salir a dar un paseo con él. Cuando mi hermano tuvo el accidente se convirtió en la sombra de mi padre, no lo dejaba sólo ni un momento.

Siempre ha tenido mal carácter, no le gusta que le toquen los extraños, pero que no se nos ocurra a alguno de "los de casa" no darle una caricia cuando llegas, que él se encarga de conseguirla, te sigue, te lame, salta a tu alrededor...

Cuando se puso malito y el veterianrio nos preparó para lo peor, temímos por mi madre, ¿sería capaz de superar su pérdida? afortunadamente todo salió bien y  mi hijo puede disfrutar de él.

De hecho, Goe ha sido el primero en enterarse de mis dos embarazos, antes de saberlo yo incluso. En el primero fue especialmente significativo su comportamiento para conmigo, siempre me recibía subiéndose a mis hombros y chupándome la cara, pero de repente un día no lo hizo, sino que se acercó despacio a mí y frotó su lomo contra mi pierna, suavemente...¡nos extrañó tanto! él ya sabía que tenía que cuidarme, que no podía subirse a mí.

Mi madre estaba muy preocupada con la llegada del bebé, porque Goe siempre ha odiado a los niños, cuando venía alguno a la tienda había que encerrarlo en la oficina, se ponía muy nervioso con su presencia y claro, mi madre iba a ocuparse del pequeñín por las tardes. Nos dijeron que fuéramos acostumbrándole a su olor, así que mi madre fue llevándo algún pañal y dejándolo cerca de su mantita.

Se me ocurrió una forma de probar su reacción, una tarde, cambíe al niño de pañal y de ropa y lo dejé en casa con su papi, la ropa y el pañal lo metí en el carrito y me fui a la tienda. Allí mis padres, mi hermano y yo nos comportamos como si realmente el niño estuviera en el cochecito...una vez más Goe nos sorprendió, no saltó, ni ladró ni hizo ningún movimiento brusco, olisqueó las ruedas del carrito, dió un par de vueltas alrededor y se tumbó de tal manera que si movíamos el carrito él se enterara.

Desde entonces ha sido su guardián, que nadie entrara y lo despertara de la siesta, que no se le ocurriera a mi madre dejar sólo niño, iba detrás de ella ladrando, como diciendo "¡¡que has dejado al niño!!" cuando mi peque empezó a andar en el taca-taca el pobre animalito huía de él, ¡pobre! mi hijo trataba a toda costa de alcanzarle, le  atropellaba y le pillaba las patas. Pero el perro jamás le hizo nada. A la hora de la merienda, ya puede tardar mi hijo una hora en merendar y estar con el pan a su alcance, el animalito se conforma con las miguitas que caen al suelo. El niño lo considera SU perro, pero vive con los abuelos, porque en casa no cabe :-) Así que cómo no van a hablar por tfno los dos!!

Como veis es uno más de la familia, como dice mi madre sólo le falta hablar. ¿A que es guapo?

domingo, 26 de febrero de 2012

Mi chico grande - 2ª parte

El post se me ha alargado más de lo que pensaba...aquí está la 2ª parte.

Lo siguiente que recuerdo fue ver la cara de mi amiga, entre ojiplática y divertida, la canción hacía tiempo que se había acabado y allí estábamos los dos ¡todavía agarrados bailando!, nos separamos divertidos y empezamos a hablar como si nos conociéramos de toda la vida, la noche avanzaba y nosotros seguíamos hablando y hablando, nos habíamos olvidado de todos los demás, hacía mucho calor y salimos un rato a tomar el aire, él todo preocupado porque yo no tenía abrigo, se sorprendió cuando le dije que lo tenía en el coche.

Me sentía genial con él, pero se me hacía  tarde, en casa no me dejaban llegar a las mil, además mi madre estaría preocupada, no había la fiebre de móviles de ahora y ¡yo había dicho que volvería pronto! así que le dije que me tenía que marchar, me pidió el tfno y yo le pedí el suyo, entramos a decir a mi amiga que me iba y me acompañó al coche, resulta que vivía muy cerquita de mi casa, así que le dije que le llevaba. Ni pizca de nervios al conducir, al llegar a mi casa aparqué a la primera, me volvió a besar y se marchó, yo subí a mi casa con una cara de felicidad absoluta que me duraba aún cuando me desperté por la mañana.

Me llamó mi amiga, estaba alucinada y no sólo ella, sino el resto de los amigos, no le habían visto nunca con una chica, según me dijo, era el tímido del grupo, ¡¡pues vaya con el tímido!! la dije. No queria hacerme ilusiones, cuanto antes supiera si lo que había empezado en la fiesta iba a tener alguna posibilidad de continuar o si sólo había sido un espejismo, mejor, además siempre he odiado eso de estar esperando una llamada de tfno, así que después de comer le llamé. Sï, me lancé a la piscina con la frase: "no sé si te acuerdas de mí...", "¡¡cómo no me iba a acordar!! me dijo, "pues nada, que iba a hacer planes con mis amigas y quería saber si te apetecería vernos ... ". 

Resultó que había llegado uno de sus amigos que estudiaba en Inglaterra y ya habían quedado, pero me propuso vernos el domingo por la tarde. Ese día fui de sorpresa en sorpresa ... me preguntó si me apetecía ir al teatro, yo nunca había conocido a un chico que le gustara, la obra resultó ser un aburrimiento, pero eso fue lo de menos. Antes de empezar la función me dijo: "¿me das la mano?" y así nos pasamos todo el rato, cogidos de la mano.

Y así seguimos..."cogidos de la mano" en el camino de la vida.

viernes, 24 de febrero de 2012

Mi chico grande

Ayer mi chico grande tenía que ir a una reunión en las oficinas centrales de la empresa (siempre son en una ciudad a unas cuantas horas de coche) de esas que se hacen "por el mero afán de reunirse"  y tocó el madrugón del siglo, no sé que empeño le ven las empresas en este tipo de reuniones, con lo fácil que es hacer una video-conferencia. Más cómodo, más rápido, más eficaz y sobre todo mucho más barato.

En fin, el caso es que cuando se fue me sentí muy sola en la cama, recordando épocas en las que le ha tocado estar varios días fuera de casa, ya sé que hay muchas parejas que pasan separados toda la semana y sólo se ven los fines de semana o incluso menos. Pero yo eso lo llevo muy mal, que se le va a hacer.

Todo esto a cuento de que llevo unos días dándole vueltas a un post sobre como conocí a mi chico grande y creo que ha llegado el momento.

Una de mis mejores amigas, pero no de las del cole y salir los finde de semana, llevaba 2 años tratando de convencerme para ir a la fiesta de su facultad, pero siempre tenía algo que hacer y no había ido, así que ese año, aunque no me apetecía nada, era un viernes desapacible de Diciembre, hacía frío y para colmo llovía, mi madre me dijo que no la podía hacer ese feo otro año más, que aunque no estaba lejos de casa, que me llevara el coche, así me daría menos pereza el ir y el tener que volver sola si no me apetecía quedarme más que un ratín.

Total que allí que fui con mi cochecito, recogí a mi amiga y cuando llegamos la fiesta ya había empezado, buscamos a su novio de entonces, que estudiaba en la misma facultad y a su pandilla. Me empezaron a presentar a gente, amigos del novio de mi amiga principalmente, muy majetes todos. Cuando fuimos a pedir algo de beber, la cosa se complicó, sólo había calimocho y cerveza, mal, la Coca-cola me sienta como un tiro y la cerveza se me sube enseguida a la cabeza, en fin...me lo estaba pasando bien, no me iba a ir pronto a casa, así que pedí una cerveza ... y luego otra, ¡¡que calor hacía allí dentro!!. Me presentaron a más gente, pero yo ya no controlaba ni nombres ni caras, es lo que tiene no beber prácticamente nunca y ser muy chiquitilla, mi tolerancia al alcohol es cuasi nula.

Me fui al aseo a ver si conseguía despejarme un poco, al volver, estaban bailando "Paquito chocolatero" que es una canción (por llamarla de alguna manera) que no he soportado nunca, el caso es que me empujaron y casi me caigo entre un mar de pies, pero en el último momento aparecieron no sé de donde un par de brazos que me agarraron. Era uno de los chicos que me habían presentado, tenía una cara tan de buena persona, no sé, hasta ese momento había bailado un montón, había aguantado la conversación de unos cuantos pesados, hasta me había encontrado con un pulpo de mi facultad y con un ex que me miró como si no me conociera.

Empezamos una charla intrascente, yo dándole las gracias, diciéndole que no me acordaba de su nombre y él comentando que vaya brutos que casi me tiran y me pisan. De repente pusieron una lenta y me dijo que si me apetecía bailar...pues mira, sí ... a día de hoy ninguno de los dos recordamos cual fue esa primera canción que bailamos juntos, yo recuerdo que me gustó como olía su jersey, como me miraba a los ojos...y que no sé cómo le estaba devolviendo el beso, un beso dulce, tierno ... nada que ver con los que me habían dado hasta ese momento.

(continuará...)

miércoles, 22 de febrero de 2012

Más tranquila

Hoy por fin me han dado buenas noticias en la consulta de ginecología, los niveles de anticuerpos del dichoso Rh parece que están controlados y mi pequeñina ya pesa más de 1,500 Kg. creo que empiezo a respirar más tranquila, seguro que ahora el tiempo va a pasar más deprisa.

Eso sí, la enfermera-ogro me tuvo que gruñir por los niveles de glucosa, mi vida está condicionada por los niveles, ainssss. ¡Que tengo que comer más! ha sido impresionante, mi marido alucinaba, porque alimentos que en el folio que me dieron con la dieta a seguir aparecen en el apartado "A EVITAR" ella me decía que tenía que comerlos.

No sé, fue gracioso cuando me dijo que tenía que llevar frutos secos en el bolso, al decirla que en la dieta que me dió ponía que no los comiera, me dijo, "bueno, nueces no, pero cacahuetes sí..." y ya para chincharla pregunté si podía comer almendras o avellanas ;-) creo que no pilló la ironía...mejor! 

En fin, en vista de su poca coherencia, creo que voy a seguir los sabios consejos que me dió la enfermera del endocrino que me atendió al respecto de la diabetes gestacional en el embarazo de mi chico pequeño: "Evita los dulces, pero por lo demás, come todo lo que quieras, siempre que tengas hambre, lo importante es que no pases hambre."

También he conseguido que el control de después de cenar lo pueda hacer a la hora, en lugar de a las 2 horas, la gine me ha dado un nuevo valor de referencia para este caso :-) lo dicho, ¡es un solete como mujer y como profesional! así podré acostarme más pronto y no estaré muerta de sueño y arrastrándome de cansancio todo la semana.

Hemos salido de la consulta con una sonrisa. Mi marido creo que pensaba que exageraba al quejarme de la enfermera, porque la otra vez él no pudo venir y me acompañó mi madre, ya en el pasillo me ha dicho que era peor de lo que yo decía. Menuda bruja!!

Así que ahora ya en 2 semanitas otro análisis, a la semana siguiente nueva consulta y ya serán mediados de marzo!! no me lo puedo creer ... quedará sólo mes y medio!!

Estábamos viendo la carita de mi niña y de repente levantó la manita, ¿estaría saludándonos?  :-D


martes, 21 de febrero de 2012

5 años

Lo prometido es deuda, así que aquí está la crónica de la celebración del 5º cumpleaños de mi chico pequeño.

Después de unos días más que accidentados, con visita al hospital incluida, por fin llegó un fin de semana tranquilo para poder celebrarlo, yo había pensado hacerle este año una tarta de Rayo Mcqueen, porque todo para reyes y cumple,  se lo había pedido de este cochecito, pero cuando se lo propuse al peque, me miró todo serio y me dijo, “no mamá quiero una tarta tren como la del año pasado” así que cumplí su deseo  y repetimos modelo. Aquí está la foto de la tarta en la mesa antes del cumple, luego volvió a la cocina para colocar la merienda. Es una máquina de tren con cobertura de chocolate y adornada con lacasitos y 2 vagones-jaula en los que van un tigre y un león. 

Salvo los animales, todo es comestible, bizcocho, lacasitos, regaliz para unir los vagones, filipinos para las ruedas, mikados para los barrotes de las jaulas...


Compramos unos platos y servilletas muy chulos de piratas que había en el supermercado y al peque le encantaron, hasta quería coger los vasos a juego...pero la verdad no me convenció poner vasos de cartón. Vale que yo quería minimizar el esfuerzo que me iba a suponer preparar y recoger el cumple, pero eso ya me pareció exagerado.
Empezamos la preparación el viernes, pues había que hacer 3 bizcochos y debían enfriarse, pobre! mi chico grande acabó agotado, abre el horno, mete el bizcocho, tráeme esto, alcánzame lo otro… entre mi estatura y mi barrigota le di la lata un montón, pero él lo hizo sin quejarse. 

Como había sido una semana agotadora en la oficina, no me había dado cuenta de haber comprado por anticipado el embutido para la merienda (jamón serrano, chorizo, salchichón...) para haber podido congelar una parte y poder comer yo (dichosa toxoplasmosis), así que me tuve que consolar con comer tortilla de patata y poco más.

Los invitados fueron llegando (abuelos y tíos) y se iban a abrir los regalos, cuando de repente mi suegro salió escopetado por la puerta...se le había olvidado traer la cámara!!! y es nuestro fotógrafo-cámara oficial, no me dió tiempo a pillarle, pobre! no hacía falta que se diera el paseo, al fin y al cabo todos tenemos cámara en los móviles, menos mal que no vivimos lejos.

Pero mi suegro tenía un as en la manga, ¡menuda sorpresa me esperaba! había preparado un DVD con todas las fotos y videos que ha recopilado de estos 5 años de mi peque, sus primeros balbuceos, sus primeros pasos, las primeras vacaciones, el primer baño en el mar...que os voy a contar... y claro, se lo había dejado todo junto con la cámara en casa. No es un profesional del tema, pero se lo había currado un montón, con música y todo...me emocionó, ¡qué sorpresa más bonita!

Y poco más, esta vez el peque no untó las patatas fritas con el chocolate a la taza ... y cuando nos quisimos dar cuenta eran casi las 11 de la noche, después de haber disfrutado de una agradable tarde jugando y dedicados todos al peque que estaba tan agotado que le costó un montón dormirse.

Él ya está pensando en su próximo cumpleaños: "mamá, ¿mañana es mi cumpleaños?", "no cariño", pero lo mezcla con el otro acontecimiento para el que se le está haciendo larga la espera, "bueno, pues entonces mañana nace la hermanita, no?", "no, cariño, todavía es pequeña para salir de la barriguita de mamá". Pero claro, él ve mi pedazo tripa y creo que no lo acaba de entender.


viernes, 17 de febrero de 2012

Los hombres de mi casa

Hoy es viernes de carnaval y he de confesar que mi hijo no ha ido disfrazado al cole, ha sido una combinación de circustancias, no he recibido papelito alguno informando de las actividades de este día y los hombre de mi casa no se enteran de nada, de ahí el título del post.

La experiencia me decía que hoy le pusiera el disfraz, en el cole se aprovecha para carnaval el disfraz de la actuación de Navidad, el año pasado fue de indio y este año de mono, nada que ver con los clásicos, de pastorcillo o similar, anoche lo pensé pero entre preparar la comida de hoy, la cena, hacerme el control de la glucosa, revisar el tema del cambio de seguro del coche con mi chico grande ... y unas cuantas cosas más, pues la verdad, se me pasó.

Estos días, como yo estoy más liada y muerta de sueño con los horarios que me imponen los controles dichosos de la glucosa, se está encargando el papi de llevar al peque al cole y mi padre de recogerle, con lo cual, hace que no piso el colegio y tengo ocasión de leer los carteles o el tablón de anuncios una semanita.

Esta mañana me llama mi marido y me dice que todos los niños están disfrazados, que a ver que hacemos..., yo estoy llegando a la oficina y no me voy a dar la vuelta, el peque ya no es tan peque con 5 años, como para enterarse de lo que les dicen en clase y habernos dicho que hoy tenía que ir disfrazado. Así que nada, que se quede como está, sin disfraz, que su madre no puede estar en todo.

A la hora escasa, me llama mi madre, la ha llamado la profesora del niño para ver si puede llevarle el disfraz,  ella sabe que mis padres viven al lado del colegio y su móvil es uno de los tfnos de contacto que dimos al inicio del curso. Total, que mi madre está en nuestra casa y me pregunta si el que tiene que llevar es el que está colgado de la percha en el armario...que solete de madre tengo!!!

Luego ya se ha conectado al messenger, que tengo una madre muy moderna! y me ha estado comentando que la profe le ha dicho que el viernes pasado en la carpeta de los deberes metieron un papelito avisando de lo del disfraz y que además había un cartel en la puerta.

Resumiendo, mi hijo no se entera de lo que dicen en clase y además pierde los papelitos, porque a casa no ha llegado nada al respecto en la carpeta de los deberes del viernes y ni mi marido ni mi padre leen los carteles de la puerta del cole, vaya 3!!

En condiciones normales, le hubiera llevado disfrazado, bien por haberlo leido en los avisos del cole, o bien por la experiencia del año pasado...pero este año entre la barrigota, el sueño que arrastro y el lío que me traigo tanta cita médica, y con los 6 controles diarios de glucosa, siempre pendiente del reloj, estoy que no estoy!

Eso sí, me van a tener que ir haciendo el carnet del club de las malas madres, porque yo no hubiera ido a buscar el disfraz...así a ver si el peque espabila un poco y está atento en clase ... porque tampoco tenía que haber llevado almuerzo, que tenían chocolatada y no me había dicho nada!

martes, 14 de febrero de 2012

Otro premio 2!!

Aunque este premio, ya lo tengo "repe", siempre me hace una ilusión enorme leer un nuevo post de los habituales y descubrir que se han acordado de mí!! esta vez ha sido la mamá de Parrulín y Parrulinchi, gracias guapa!!

El "castigo" es responder a unas preguntillas, aquí vamos!

1. Cuando y por qué ha sido la última vez que has sonreído?
El lunes, en la consulta de la ginecóloga al ver la carita de mi chiquitina en la pantalla del ecógrafo.

2. Cuando y por qué ha sido la última vez que has llorado? 
Pues no recuerdo exactamente el día, pero al salir de una consulta cuando nos dijeron que los niveles de anticuerpos habían vuelto a subir.

3. Cuando y por qué ha sido la última vez que has dicho una dolorosa verdad?
Me parece que este cuestionario va a ser monotemático, lo siento. Este fin de semana, cuando he hablado con alguna de mis amigas que no entendía realmente lo que implicaba la incompatibilidad del Rh y de mi boca han salido las palabras terribles, "en el peor de los casos, pierdo a mi chiquitina".

4. Cuando y por qué ha sido la última vez que has mentido?
El domingo, había estado de pie demasiado tiempo, que si cocinando, recogiendo...y la había prometido a mi madre teñirla el pelo, ella me preguntó si no estaba cansada y la dije que no ... bufff, ¡claro que estaba cansada! me moría por tumbarme, pero ella se merece que la cuide también.

5. A dónde y con quién fue tu primer viaje?
De chiquitina con mis padres a Andorra. El primer viaje ya de mayor, iba a irme yo sola a un curso de verano a Inglaterra, mi regalo por buenas notas en COU y Selectividad, pero al final se me pegó un compi de clase, no estuvo mal, pero hubiera preferido ir sola, era MI aventura.

6. A dónde y con quién ha sido tu último viaje?
Pues a Palencia con mis chicos y mis padres a la exposición de esculturas de mi padre.

7. Cuál ha sido el último libro que has leído?
 "La Cena Secreta" de Javier Sierra, ahora estoy releyendo "El Último Catón" de Matilde Asensi, no es que tenga mucho tiempo, es que no duermo muy allá últimamente.

8. Cuál ha sido el último disco que has comprado?
Ni idea, no soy muy de escuchar música ... sólo escucho la radio en el coche y voy cambiando de emisora cuando no me gusta la canción.

9. Cuál ha sido la última cosa que has prestado?
 Un cuaderno en la oficina.

10. Cuál ha sido la última cosa que te han prestado?
El cargador de móvil, mi compi de mesa en la oficina que es un solete y hasta se ha agachado a enchufarlo y desenchufarlo, que con mi barrigota, me cuesta mucho.

11. Cuál ha sido el último chiste que te han contado?
Pues ni idea,  no tengo cerca a nadie que se le de bien eso de contar chistes...mi niño está ahora con las adivinanzas a los chistes no hemos llegado todavía :-)

Yo le doy  premio a.... :

.- Laura de Mi gran ilusión ella fue la que me lo dió primero, pero ahora las preguntas son diferentes.
.- Paula de Paula y sus cosas, porque me identifico mucho con las cosas que la pasan.

y no voy a cambiar las preguntas.

Celebrar o no San Valentín

Esta mañana he leido en Twitter algo así como que lo importante es celebrar cosas y no importa quien se invente lo que celebrar, yo como buena Libra, creo que todo en su justa medida. No es cuestión de gastarse una pasta o hacer planes exagerados.

El primer San Valentín que recuerdo con lo que se puede llamar, "novio", fue un completo desastre, yo le compré una pluma y él no se dignó, "él no celebraba esas cosas", como comprendereis fue el principio del fin.

El primer San Valentín con mi chico grande fue en época de exámenes en la universidad, me venía a buscar para ir a estudiar juntos a la biblioteca y me trajo una rosa roja que aún conservo, fue un momento muy tierno, aunque su amigo no tuvo la delicadeza de quedarse en la calle, allí estuvo observando el momento, increible pero cierto, ¡no he conocido persona con menos tacto!

A partir de esa primera rosa, ha habido otros muchos detalles, nunca han hecho falta grandes regalos, bastaba una tarjeta con algo escrito desde el corazón y ya de casados, este día era una excusa más para salir a cenar o comprar algo que el otro deseaba y no se decidía.

Y hasta hace una semana yo creía que mi peque aún no sabía que eran eso de las novias, cuando nos rompió los esquemas a su papi y a mí. Llevaba un día muy picajosillo y al salir del baño estaba en modo "no quiero", no quiero ponerme el pijama, no quiero ponerme las zapatillas,... así que estaba su padre afanando con él para vestirlo y le dice "anda que a este paso, hasta vamos a tener que buscarte novia", comentario inocente e irónico, a lo que el peque todo serio le responde: "no, papá, si novia ya tengo" ............. la cara que se nos quedó fue de "tú has oido lo mismo que yo??????" conseguí reponerme y en el mismo tono serio le digo, "ah, sí? y ¿cómo se llama cariño?", "pues Claudia mamá" ... con tono de, "quién va a ser si no". Lo que no sabemos es si la "afortunada" lo sabe.

lunes, 13 de febrero de 2012

2 - 1

Bueno, pues el resultado de la consulta de hoy ha sido un 2-1, dos noticias buenas y una mala.

Las buenas:
.- los niveles de anticuerpos se han mantenido.
.- la chiquitina está bien y además ya se ha colocado cabeza abajo, así que mejor, estamos más cómodas las dos.

La mala: tengo diabetes gestacional, ya me pasó con el peque, ahora toca no comer dulce, pesar todo lo que como, pincharme en el dedo 6 veces al día para controlar los niveles de azúcar... en resumen morirme de hambre, porque lo que me apetece comer no puedo y lo que puedo, no me apetece ... pero bueno, me lo esperaba.

La enfermera que me lo ha explicado era una borde, nada que ver con el encanto de mujer que me atendió al respecto en el otro embarazo. Con decir que la Dra. en un momento dado la ha cortado cuando me estaba respondiendo a una pregunta, me ha sonreido y ha continuado ella con la respuesta.

En fin, lo realmente importante es la salud de la chiquitina, así que hoy no estoy pof como otros días de consulta, espero que el tema de la diabetes se regule con la dieta como en el otro embarazo, en la revisión de la 1ª semana había adelgazado, así que me dieron un poco de libertad con las cantidades, ¡eso de pesarlo todo es un rollo!

Se nota que soy de las afortunadas que no ha hecho dieta nunca, no? a mí me pasa lo contrario...en cuanto me salto una comida, zas! ya he perdido peso...la verdad es que no soy de mucho comer, (salvo en los embarazos, que me pasaría el día comiendo) y como no paro en todo el día, pues gasto más de lo que como y siempre me he podido permitir caprichos del tipo: bollos, chocolate...

Esto supone un esfuerzo más para superar la carrera de obstáculos que está siendo este embarazo, pero el premio final merece totalmente la pena, el día que la tenga en brazos se me olvidarán los pinchazos, los brazos con moratones de tanto análisis y el renunciar al dulce. Sólo quedan 77 días!!

viernes, 10 de febrero de 2012

Los lunes

Jamás pensé que llegaría un momento de mi vida en la que desearía que fuera lunes ... ¡cómo nos cambia la vida y las circustancias! 

En otros tiempo, la semana "empezaba" el viernes por la tarde, nada de una ducha rápida, era el momento de disfrutar de un baño relajante, con el agua bien calentita, mis sales de baño...mmmmmmmmmmm, después me ponía guapa, o sea, desterraba los vaqueros y me ponía unas minifaldas, abría el cajón del maquillaje y lo usaba todo: base, colorete, sombra, lapiz de ojos, rimmel, ... ya estaba lista para salir con mis amigas o con mi novio, según fuera el plan. Además aún quedaban el sábado y el domingo para dormir, salir, ... ¿cuántas horas tenían en aquella época los días?

Ahora necesito que llegue el lunes para que me hagan la eco en el hospital y me confirmen que mi chiquitina está bien, para pensar que ha pasado una semana más y "sólo quedan" x días para salir de cuentas. Los findes se pasan en un suspiro, a pesar de que me levanto a horas intempestivas para mí antes de tener a mi peque, como diría mi abuela, ¡quién me ha visto y quién me ve!!! hasta se levantan más tarde los sábados y los domingos mis padres que yo!! por supuesto, me moriría de vergüenza antes de ponerme unas minifaldas...y maquillarsde me da cada vez más pereza, en fin, el mundo al revés.

La maternidad es una experiencia maravillosa pero este embarazo está siendo agotador, menos mal que sé por experiencia que hay luz al final del túnel, son unos meses que acabarán pasando y tarde o temprano podremos establecer de nuevo una rutina, esta vez con dos peques, pero todo es cuestión de organizarse y sobre todo, volveré a sentirme mujer, a poder elegir ropa que me guste y con la que me sienta "guapa", ahora soy una barrigota con patas, y no es exageración, parece que estoy a punto de salir de cuentas y aún estoy de 6 meses!!

Estoy muy quejica, pero es la falta de sueño y que hoy casi no he podido ponerme los calcetines yo sola, experiencia frustrante donde las haya. Además me queda todo el finde para comerme la cabeza con lo que me dirán el lunes en la consulta ... lo dicho, ¡a ver si llega el lunes!

jueves, 2 de febrero de 2012

Mi hijo y la comida

Hoy he llegado a casa a comer la primera, cosa muy poco habitual, pues cuando llego del trabajo (tengo turno partido y 2 horas para comer, con 20 minutos de viaje de ida y otros tantos de vuelta) ya han recogido mis padres al peque del cole y está mi madre en nuestra casa calentando la comida o haciendo el 2º plato. Pero hoy al peque lo recogía mi chico grande y mis padres han llegado un poco más tarde de lo habitual.

Me he sentido muy rara, yo sola en casa, pero bueno, a lo que iba. Había dejado preparado para comer unas lentejas y unas empanadillas caseras al horno, que a mi peque le encantan, pero que a mi padre, no le acaban de convencer y hoy parece que tenía el día un poco quisquillosillo y ha dicho que "vaya birria de croquetas" que las que hacía la abuela (por mi abuela, su suegra, que es la que cocinaba en casa) eran mucho mejores.

Total, que ha salido mi niño en mi defensa y ha sido para partirse de la risa, aquí os trascribo su "discurso":

"A ver Teté (que es como llama a mi padre), las "coquetas" son óvalos y esto que ha hecho mamá son "simicirculos", no ves, ¿los pones en el plato y montas una rueda? (mi madre le había servido 2 y se las había colocado así), mamá, ¿cómo se llamaban los "simicirculos"?" - "Empanadillas, cariño" - "Eso, Teté, son empanadillas, no "coquetas".

A todo esto nosotros alucinados con el dominio de formas que tiene el peque y tratando de no reirnos, pobre!