Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

miércoles, 22 de agosto de 2012

4 meses

Mi nena ha cumplido 4 meses, se me han pasado en un suspiro, ya se ríe, hace pedorretillas con la boca y tiene unas conversaciones muy interesantes :-) agaaaaaaaa, aaaaaaaaaa.... sobre todo con mi madre, no quiero pensar cuando hable de verdad...menudo lorito vamos a tener!

Parece que ya está cogiendo más peso, aunque el pediatra sigue obsesionado con pesarla cada semana aproximadamente y me tiene agobiadita perdida. La semana que viene ya vuelvo a la oficina y aún no hemos conseguido que tome biberón, no hay manera, hemos probado con 5 tetinas diferentes y nada, al menos yo tengo horario de verano las 2 primeras semanas, la primera semana se queda con mi madre por la mañana y la siguiente ya va a la guardería. Tengo la esperanza de que mi madre va a conseguir que coma.

Dejando a parte el tema de la alimentación, la nena está muy espabilada, yo creo que más que mi niño con su edad, ya se gira y duerme de lado, aunque yo la ponga boca arriba y siempre tiene una sonrisa para todo el mundo. Sigue sin gustarla ir en el Grupo 0, ya no llora cuando la sentamos en él en el coche, siempre y cuando sea de día, en cuando anochece, no hay manera, llora desconsoladamente y es una tortura ir en coche con ella. De momento seguimos usando el carrito, estos días de tanto calor es imposible llevarla en el fular, acabamos empapadas en sudor las 2. 

Es muy sociable y curiosa, en cuanto llegamos a la piscina de mis padres, quiere que la saque del carrito y la siente encima de mí para ver el panorama, está encanta de que se acerquen y la digan cositas, es muy curioso observar la reacción que produce un bebé en los niños. Tengo que estar muy pendiente porque todos quieren verla y tocarla, así que su hermano está muy orgulloso de tener una hermanita e incluso le ha salido ya la vena protectora, cuando el otro día casi la salpica su mejor amigo le soltó: "¡Cuidado con mi hermanita, que es pequeña y débil y no la tienes que mojar! La verdad es que me hinché como un pavo de que mi niño tuviera esos sentimientos para con su hermana.

Siempre  he pensado que un hermano es el mejor regalo del mundo y me gustaría que mis hijos se llevaran tan bien como nos llevamos mi hermano y yo, me duele mucho ver como trata mi cuñada a mi marido, que le vamos a hacer, tampoco es que muestre cariño por mis hijos, sus sobrinos.

Este domingo bautizamos a mi niña, me estoy empezando a agobiar un poco con los preparativos, pero mi amiga, la que será la madrina de mi niña me está ayudando un montón, seguro que sale todo de maravilla y lo pasamos fenomenal.


jueves, 2 de agosto de 2012

Preocupada

Ayer fue un día malo no, peor. Tenía que llevar a la nena al pediatra para ver como iba con la ganancia de peso y las noticias no fueron buenas, en 10 días sólo ha cogido 50 gr. así que van a hacerla un análisis de orina para descartar que tenga una infección y la semana que viene nos dan los resultados, aunque el pediatra está de vacaciones va a comentar el tema con su compañera para que nos vea ella y poder poner un tratamiento en caso de que sea necesario, sin tener que esperar a que él vuelva de vacaciones. A este paso hasta me va a empezar a caer bien este hombre.

Compré leche en la farmacia, a ver si conseguimos que coma algo más, nada más llegar a casa esterilicé 3 biberones con tetinas distintas para ver si había suerte y la nena comía, porque llevaba toda la mañana casi sin querer pecho, tomaba dos chupadas y ya no quería más, y si yo insistía en ponerla al pecho, se ponía a llorar. Probamos a darle el bibe durante casi una hora y nada, no hubo manera, ni cogiéndola en diferentes posturas, de un lado, del otro, en su balancín...ni cogiéndola uno, ni otro... no sé que va a pasar cuando vuelva al trabajo, si ya come poco y casi no coge peso comiendo de mi pecho, si no quiere bibe, encima perderá peso.

Para rematar, el niño estaba con el plato delante sin querer comer, ni mi padre ni mi marido habían conseguido que comiera y mi madre tampoco estaba consiguiendo nada, me derrumbé...no era capaz de que mis hijos comieran, ¿qué estoy haciendo mal? 

Al final mi madre consiguió que el niño comiera algo y se fueron, yo casi no comí nada, mi estómago ya estaba lleno de angustia y de impotencia. Había estado mirando temas de lactancia y en un portal había encontrado una consejera en el lugar donde yo vivo, así que la llamé.

Fue muy amable y estuvimos hablando más de media hora, me hizo una serie de preguntas para descartar algún problema y consiguió que me serenase, también me dió unos cuantos consejos que voy a intentar poner en práctica para ver si cuando volvamos al pediatra han dado resultado y la nena ha cogido algo más de peso. 

Para empezar esta noche me he levantado dos veces para ponerla al pecho y he conseguido que comiera, sin necesidad de despertarla, si por ella fuera no pedía de comer en toda la noche. Cuando mi marido se ha marchado a trabajar yo estaba casi tan cansada como cuando me acosté...menos mal que al niño ha venido a buscarle mi padre para pasar la mañana con ellos, así yo puedo estar dedicada en exclusiva a mi niña. Va a ser un mes muy largo.