Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

domingo, 23 de septiembre de 2012

Otoño: extraescolares y papillas

Hoy empieza el otoño, aún no hemos cogido rutina ya que en septiembre el horario del cole no es el definitivo y además este año va a haber unos cuantos cambios. El niño va a empezar a ir a fútbol, le hace mucha ilusión, aunque no sé si tanta como al resto de los hombres de mi vida, mi marido, mi hermano y sobre todo a mi padre, que está deseando llevarle y verle jugar.

La nena ha empezado a tomar cereales y en unos pocos días tendremos que armarnos de paciencia para darla fruta, no come mejor, sigue prefiriendo por encima de todo, la teta de mami, da igual que lo intentemos con bibe o con cuchara, con una tetina o con otra, tiene una habilidad especial para echar de la boca lo que queremos darle.

El pediatra finalmente nos mandó al especialista de digestivo del hospital, una Dra encantadora, seria pero amable, nos dijo que no nos iba a engañar, que si nos tenía que dar un disgusto, nos lo daría, que remedio, pero que ella veía a la niña fenomenal, sí, en un percentil bajo de peso, pero nomal de talla y sobre todo de perímetro cefálico, que es lo que finalmente importa, que su cerebro se desarrolle perfectamente. Se había estudiado la historia clínica de cuando mi niña había estado ingresada en neonatología, lo cual me dió mucha tranquilidad y sobre todo confianza en su profesionalidad.

Me hizo algunas preguntas y estuvo muy atenta a todo lo que  la iba diciendo, yo había preparado una excel (deformación profesional, sí, lo reconozco) con todos los pesos de mi niña ordenados por fecha, con las correspondientes ganancias ponderales de una vez a otra y las acumuladas mensuales, así como todas las incidencias en estos 5 meses, el ingreso, el alta hospitalaria, la analítica de orina con resultado negativo...basta decir que se quedó con mi hoja para el historial.

Nos dió indicaciones para que empezaramos a darle cereales con gluten y en más cantidad en las tomas en las que no le doy pecho. Me animó a seguir con la lactancia materna el tiempo que pudiera, sin presiones, sin agobios. Me pareció una persona realista y sobre todo práctica, a ver, si yo soy pequeñita, obviamente no voy a tener una hija pepona, se mostró gratamente sorprendida de la vivacidad de la niña y lo despierta que era, durante la exploración que la hizo, la nena no lloró y estuvo muy atenta a todo lo que veía en la consulta que era nuevo para ella. Nos citará para que volvamos en un mes, para ver la evolución de nuestra chiquitina.

Me preguntó por el pediatra que teníamos, resulta que hizo la residencia bajo sus órdenes y me sorprendió cuando en respuesta a mi comentario sobre que me había hecho sentir agobiada, me dijo que si ese pediatra no me hacía sentir cómoda, que me cambiara a otro. Sin más...

Todo el mundo coincide en que la niña es muy despierta y  espabilada para su edad, prácticamente no llora, duerme un montón, está siempre con una sonrisa en los labios y pendiente de su hermano. Voy a tomarme las cosas con más calma y como dice una amiga de mi madre a no inventarme enfermedades, que ya están todas inventadas.

En octubre me cambian de proyecto, lo cual implica un cambio de horario, voy a poder pasar algunas tardes a la semana en casa, disfrutando de mis hijos, que el tiempo vuela y antes de que me de cuenta mi nena dejará de ser un bebé.

Este año el otoño se presenta lleno de expectativas, con la ilusión de irme de compras con mis amigas para renovar vestuario, que el año pasado con la barrigota no me pude comprar nada bonito y hacer una cena en casa.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Educación pública: profesores o funcionarios

Hace un par de cursos mi niño mayor empezó el cole, la bienvenida al maravilloso mundo de la educación infantil fue frustrante, no podíamos acceder a ningún colegio concertado por vivir en un pueblo, aunque estemos más cerca que muchos de las zonas de influencia  de la capital y tampoco podíamos elegir entre los 2 coles públicos, al tener únicamente 5 puntos de zona, no tenemos puntos por renta, ni por nada de nada, así que eligieron cole para nuestro hijo por nosotros, la primera en la frente!!! 

 Dejando a parte todos los malos rollos del primer curso con el dichoso horario de adaptación, hay cosas que no cambian ni mucho menos mejoran con el paso de los cursos.

Lo de los libros es directamente un robo a mano armada, además de una mafia, mi madre ha sido maestra de pequeños toda la vida y está mitad alucinada, mitad indignada cuando ve los "libros de texto" de mi hijo, que este año empieza el último curso de infantil, o sea 5 años, a parte de que no puedes reutilizarlos, porque todo son fichas y pegatinas, dice que son una auténtica chapuza, que lo que único que necesitan son fotocopias para las fichas y un cuaderno para ir aprendiendo a coger el lapicero y hacer dibujos y grafías, (palotes, curvas...) o como mucho cuadernillos de los de Rubio de toda la vida para aprender a escribir y una cartilla para aprender a leer.

Respecto al modelo de cole, como he dicho el niño va a uno público, no por elección de nosotros, los padres, como somos de los del montón, no podemos pensar en pagar 2 colegios privados y no podemos acceder por zona a uno concertado, así que ajo y agua. Y por mucho que digan, no, no es gratis total, vale que nos ahorramos lo del uniforme y lo de la cuota de los coles concertados, pero aquí piden dinero para TODO, para el material de clase (a parte el que hay que comprar o el dinero que hay que dar a principio de curso), para el disfraz de navidad, que si comprar un libro, que si por favor, el libro lo donemos a la biblioteca del centro... Ahora además hay que pagar el servicio de madrugadores que no me parece mal, porque es un servicio añadido, el comedor también va a parte, aunque no puedo decir coste porque come en casa.

Y todo eso para que la profe tenga el cuajo de decir que por favor leamos con el niño en casa todos los días porque a ella no la da tiempo, alucinante!!!!! vamos a ver, pongamos 5 minutos de lectura con cada niño, por 23 niños que tiene en clase, son 2 horas escasas. Qué hace en toda la jornada, de 9 a 2, para no sacar 2 horas para leer!!!! no sé, se me ocurre, mientras los demás van haciendo un dibujo o una ficha....pues oye, va llamando a cada niño y lee con él. Una horita al principio de la jornada y otra al final.

Para colmo, en la reunión de principio de curso estuvo bastante borde, explicó que como les han aumentado las horas y les han bajado el sueldo, pues que las actividades este curso van a ser todas dentro del horario lectivo, cuando la única que han hecho fuera del horario en los dos cursos anteriores fue en la granja-escuela, y porque se quedaron a comer! Ya que las reuniones de padres son en un horario fabuloso...las que hemos tenido hasta ahora han sido a las 10h, a las 11h, a las 16.30h. y a las 17h. es decir, de conciliación total para un horario de jornada partida como el que tenemos mi marido y yo.

Esta es la "maravillosa" educación pública que tenemos en este país.

martes, 4 de septiembre de 2012

Bautizo, a la segunda

Llevo una semana que no soy persona, sino un zombi suspirando por dormir unas cuantas horas seguidas, después de un montón de nervios, visitas imprevistas, agobios varios y de haber vuelto a la oficina.

Pero empecemos por el principio, el fin de semana pasado teníamos la celebración del bautizo de la nena y yo estaba un poco atacada de que todo saliera bien, de coordinar bien los horarios y de que no se me olvidara nada. Llegó el domingo, mi marido se fue a la casita de sus padres a preparar las mesas y yo me quedé en casa preparando cosas de picar que recogeríamos después, todo parecía que iba de maravilla, tuve a la nena entretenida toda la mañana, para que así se durmiera en la misa y estuviera más tranquila, mi hermano y mi cuñada se encargaban de recoger a mis padres, nosotros recogíamos a la madrina...se cumplía el horario previsto, no nos imaginábamos que el cura nos tenía reservada una desagradable sorpresa, habían cambiado la celebración de los bautizos a las 6 de la tarde, en lugar de después de la misa de 1, sin avisarnos, a pesar de que había ido mi amiga, la madrina a confirmarlo.

Mi disgusto fue mayúsculo, sin poder remediarlo me eché a llorar, no podía ser, con todo el descaro del mundo nos ofrecía cambiarlo de día...eso ya fue el colmo, no me extraña que haya personas que renieguen de la Iglesia, teniendo representantes como estos. Afortunadamente la celebración era en familia, así que me arroparon y consolaron, no importaba...primero comíamos y luego volvíamos para bautizar a la nena.

Y eso hicimos, con la comida un poco en la boca y sin tiempo casi de brindis volvimos a ponernos guapos y fuimos a la iglesia, mi nena estaba muy descolocada, la habíamos cambiado todos los horarios y justo cuando la pobre había cogido el sueño en el coche a la hora de la siesta, la volvíamos a poner un vestido todo pomposo, se despertó de muy mal humor y no paraba de llorar en la iglesia, así que ni corta ni perezosa, la puse en la teta, no me importaba la opinión de nadie, el cura no me dijo nada, pero vamos, que me hubiera dado igual. Según me contaron después dejó de mirar hacia donde estábamos sentadas mi nena y yo. :-) Comió y se relajó tanto que se volvió a quedar dormida, tanto que ni se enteró de cuando llegó el momento de que la echaran el agua por la cabecita. Nos hicimos unas cuantas fotos y volvimos otra vez para comernos el pastel.

El comienzo de semana fue agotador, me reincorporaba a mi trabajo y mi madre se quedaba con mis niños en nuestra casa. Pobre! ha sido una semana también agotadora para ella, tenía que estar en nuestra casa a las 8 para que yo me fuera, además de intentar convencer a la chiquitina de que tomara biberón, que no quiere ni verlo.

Hemos probado con unas 10 tetinas diferentes, al final con la que se tomó un poquito de leche, resulta que me lo habían regalado en la canastilla de un supermercado cercano a mi casa y para colmo de males han cambiado el modelo y ya no lo venden! Así que he estado de "recorrido turístico" por los supermercados a la búsqueda de la tetina en cuestión, para tener al menos un par de ellas, ya que no la tienen en laas farmacias y por internet me tardaban más de 10 días en enviarmela. Al final mi cuerpo me pasó factura del cansancio, el estres y la falta de horas de sueño y acabé con jaqueca en la cama la tarde del sábado. 

A ver que tal se nos da esta semana, hay muchos acontecimientos, el más importante es que mi nena empieza en la guardería, además son fiestas en la ciudad y habrá que llevar al peque a que disfrute de los hinchables y quedar con los amigos a tomar algo en las casetas, para rematar tenemos boda el sábado. ¿Sobreviviré?