Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

sábado, 29 de diciembre de 2012

Feliz navidad y año nuevo 2013

Casi no tengo tiempo últimamente para conectarme y escribir todo lo que me pasa en la vida, a ver si ahora que voy a tener 2 semanitas de vacaciones, por fin, puedo recapitular lo que están siendo estos días.

La próxima vez que escriba ya será otro año...no me lo puedo creer lo rápido que pasa el tiempo.

La nena reclama teta y aprovecharemos para dormir un poco de siesta juntas...hasta el año que viene!

martes, 4 de diciembre de 2012

No me da la vida

Llevo un  tiempo desaparecida por aquí, lo último que escribí no creo que lo publique nunca, fue un post después de discutir con mi marido y rezuma mal rollo por todas partes, no es publicable.

En estos dos meses sin publicar nada han pasado muchas cosas, muchísimas, pero mi vida nunca es aburrida, puede ser muchas cosas, pero nunca aburrida...a ver si me acuerdo de todo lo que hemos vivido.

A principios de octubre fue mi cumpleaños, fue una semana bastante mala, con discursiones en casa y malos rollos, los niños captaron todo y estaban muy descolocados, lo cual contribuía aún más al mal clima que reinaba en casa.

Me planté y dije, hasta aquí! hablamos, dialogamos...y llegó la calma, algunas cosas no han mejorado mucho, pero poco a poco, lo que sí que tenía claro es que no iba a elegir, entre mi familia (marido e hijos) y mi familia (mis padres y mi hermano).

Empecé en el proyecto, los compis son encantadores y la verdad es que estoy muy a gusto, creo que me va a dar pena cuando tenga que volver de nuevo a la oficina, todos mis miedos eran infundados, he encajado y el trabajo me gusta, creo que lo echaré de menos.

Participé en un concurso de la radio para conseguir una sesión de Spa, resulta que además de la sesión de Spa, por acertar más preguntas a final del mes había un premio mejor - un crucero - sí, yo que odio los barcos y me mareo...la idea era que fueran mi hermano y mi cuñada-guay, pero no pudo ser, parece increible, pero mandé un correo a familia y amigos y nada....no había nadie que pudiera, había que ir a primeros de noviembre, era la pega...así que al final conseguimos convencer a mis padres, la resistencia de mi padre se venció cuando supo que podía ver el Vaticano, que es su sueño. Decir que lo han pasado de maravilla es poco, da gusto ver la carita que tienen en las fotos :-) es lo que me ha compensado por los diez más estresantes de mi vida...de ahí el título del post...no me da la vida...para variar tuve movida con mi suegra, que en lugar de ayudar, tiene esa habilidad especial para tocar las narices...pero no sé, quizá soy muy tiquis-miquis, pero que yo llegue a casa de trabajar casi a las 4 de la tarde, y que la situación que me encuentre sea:
.- la niña sólo ha tomado 30 cc. de biberón a media mañana y ni un cuarto de potito de fruta de los pequeños (1/4 de 130ml. otros 30-40), según ella para no vomite.
.- el niño tiene el plato en la mesa de la cocina con el muslo de pollo asado que yo dejé preparado, es decir, que no haya comido.
Y ella tan feliz de la vida...

Como es normal, esto sólo ocurrió un día, la niña se quedó en la guarde a comer el puré rico que yo la hago con la Thermomix y dejé la comida preparada para mi marido y mi hijo, así cuando yo llegaba, le acababa de dar de comer...porque sólo un día cuando llegué ya estaba en el postre. Ella "se llevó una desilusión de que no la dejara cuidarlos...ahora que ya había conseguido que la niña comiera"....fueron más o menos sus palabras....sin comentarios.

El día que llegaron mis padres fue el mejor de mi vida, saber que los volvía a tener cerca y podía contar con ellos...

El mes de noviembre ha pasado con más pena que gloria, la nena sigue comiendo poco y mal, pero desde que hemos empezado con los yogures de leche de continuación, parece que come un poquito más, en la última revisión había cogido poquito peso, pero algo había cogido! a ver que nos dice la báscula la semana que viene. Porque me he encontrado dos veces con el pediatra por ahí y el hombre me ha parado para preguntarme si ya comía un poquito mejor...parece que fuera su niña :-)

Ahora el culebrón que tengo entre manos es el de la sillita de paseo, la del niño murió en acto de servicio y mis suegros han dicho que se la compran ellos a la niña, eso sí, se la cogen a la hermana del novio de mi cuñada...q tiene la tienda a casi 300 Km. así que me toca esperar al puente de diciembre para que me la traigan...el tema de elegir modelo da para otro post....