Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

domingo, 27 de enero de 2013

Me rindo...nos hemos pasado a los potitos

La chiquitina llevaba una semana de mal en peor, no sé si por que la dolían las encias, si porque tenía mocos...o una mezcla de todo, pero era ponerla el babero y empezar a llorar, una batalla desde la primera cucharada para que tomara un poquito de puré.

Bajé al súper y cogí el potito que más le gustaba a su hermano...a ver si había suerte, no sé si por la novedad, pero ese día comió un poquito, al menos no lloraba cuando veía babero y cuchara. Así que compré uno de cada sabor y marca adecuado a su edad, ternera, pollo, cordero,... su favorito es el de pollo y hoy he de decir toda orgullosa que se ha comido uno enterito para comer, no quepo en mí, eso de verla abrir la boca es que ¡no tiene precio!

Su hermano también estuvo unos meses que no quería comer más que potitos, también de una marca en concreto y de un sabor, así que no me voy a agobiar porque no coma el puré que con tanto cariño yo la preparaba...ya tendrá tiempo de apreciar mis habilidades en la cocina, ahora lo que importa es que se alimente y coja peso.

A parte del catarrillo que ha tenido esta semana pasada y un par de días con fiebre está muy guapetona, y ya se ha puesto a gatear!! con 9 meses! el otro día después de llegar agotada del trabajo, acabé de bañarla y mientras se bañaba el niño, aproveché para quedarme un ratín sentada en la cama, mirando Twitter y Facebook en el móvil, con el rabillo del ojo veía al mayor en la bañera y la peque estaba jugando con un muñeco con mis piernas como barreras para que no se cayera de la cama, en esto que saca el papi al niño de la bañera y viene con un coche, lo pone a los pies de la cama y le anima a su hermana a cogerlo...y allá que va ella, se gira...apooya las manitas, avanza... y lo coge!! - "mamá, mira, ha llegado a coger mi coche!! - que carita de sorpresa puso :-)

Da gusto verles como empiezan a jugar juntos, el niño enseñándola sus juguetes y diciéndola que no son para chupar y ella pendiente de cada palabra que su hermano la dice. Cada día me alegro más de no habernos quedado sólo con el niño, él está encantado con su hermanita, aunque también tenga sus momentos de "pelusilla", pero es que esta nena acapara demasiado la atención y él tambien necesita sus mimos.

A finales de semana toca ir al hospital...a ver que nos dice la Dra., esta semana tampoco la he dado los polvitos de suplemento alimenticio que nos recetó, pero con lo que costaba que comiera un poco, era darla la mezcla y negarse en redondo a abrir la boca. Cuando la llevamos al pediatra por los mocos y la fiebre, después de una semana comiendo muy poco y vomitando, la pesó y no había perdido peso, así que estoy cada vez más convencida de no dejar de darla lactancia materna, aunque ello me suponga dormir poco y que me despierte varias veces por la noche, ella sabe que mamá  por la noche está a su lado siempre disponible y parece que en cuanto hace hueco en su barriguita, vuelve a pedir teta y yo feliz de verla con que energía chupa y va tomando toda la leche.

lunes, 21 de enero de 2013

Otro año que empieza

Han pasado las navidades, aún me quedan unos días de vacaciones, pero como siempre, tengo más cosas pendientes que tiempo, así que tendré qué ver que dejo para otro momento. Lo que este año es ineludible es hacer una fiesta de cumple con niños para mi chico pequeño, que cumple 6 años... ¡me parece mentira! el año pasado no fue posible ya que estaba de semirreposo por mi embarazo.

Así empezaba el post que comencé a escribir cuando "aún me quedaban unos días de vacaciones" pero los peques ya iban al cole y a la guarde respectivamente...no me dió tiempo a terminarlo, los días parecían no tener 24 horas y no me daba tiempo a hacer nada o casi nada de la lista que había hecho en mi cabeza.

Repasando lo que ha sido Diciembre y lo que llevamos de Enero...me he pasado la mayor parte peleando con la comida...o más bien para conseguir que mis hijos coman...es el centro de todos los problemas que hay en casa, el mayor no come, en parte porque no es de mucho comer y en parte porque es su manera de hacerse notar con la llegada de la hermanita y la chiquitina no come...no sé porqué no come y es desesperante! mi marido no se agobia como yo, en general le da igual si comen o no, dice que ningún niño se va a dejar morir de hambre, que cuando tengan hambre, ya comerán...mis padres opinan lo que yo, que hay que estar encima de ellos, que hay que dárselo, hacer monadas, lo q sea, con tal de que coman un poquito...y claro, como son los que nos echan una y mil manos con los niños, pues ya está liada...en fin, espero que sea una etapa...como lo fue cuando el mayor era chiquito y tampoco comía, ahora si se lo doy, consigo que coma, pero claro, el problema es que no tengo tiempo material para darle desayuno, comida, merienda y cena. 

Si por cada lágrima que he derramado de angustia, frustración...al no conseguir que mis hijos coman, ellos hubieran comido una cucharada sin problemas...creo que comerían bien ... con lo que yo me esmero, tratando de hacer platos apetitosos, atractivos...con la chiquitina hemos pasado ya  este fin de semana a los potitos... la semana ha sido agotadora, era ponerla un babero y ponerse a llorar...es que ni la primera cucharada! y la verdad, no creo que sea bueno que sólo tome lactancia materna con 9 meses, además, yo tengo que trabajar, sí o sí, con lo cual, no la queda otro remedio, y más ahora que se acabó la hora de lactancia en el trabajo y con ella, la maravilla de trabajar sólo 2 tardes a la semana. 

El suplemento alimenticio que nos recetó la especialista del hospital no quiere ni verlo, ya no hay manera de engañarla, si conseguimos que coma un par de cucharadas de puré y la siguiente lleva los polvitos en cuestión, deja de comer...cierra la boca y no hay manera! creo que si usáramos cucharillas normales, en lugar de la blandita de latex ya la habíamos hecho daño en la boca :-(

A principios de febrero tenemos cita de nuevo en el hospital...no sé que voy a decirla a la Dra. ... pero bueno, ya me preocuparé cuando llegue el momento, he decidio dejar de dárselos unos días, vamos a darnos una tregua y al menos el domingo ha comido sin llorar, poquito, pero algo ha comido y ya es algo.

En fin...por lo demás las navidades han sido una montaña rusa, de alegrias y agobios varios...mi peque tuvo 3 tartas-tren...una que llevé al cole, cuando ya habían entrado los niños al cole, mi idea era hacer feliz a mi niño, no dar la nota delante de las mamás a la entrada, fue maravillosa la sensación al entrar en su clase y oir las exclamaciones de los compañeros de mi niño y a él diciendo: "es mi madre"...sí se me cayó la baba, lo reconozco...

Otra hice para la fiesta con niños, faltaron los hijos de mi amiga y la primita, pero aún así, lo disfrutamos mucho, vinieron 5 niños y sin querer se planteó un cumpleaños alternativo, porque todos menos uno fueron con sus hermanitos pequeños, de edad similar, mes arriba o abajo de la chiquitina, así que hubo más caos del que yo había previsto con los papás y los bebés.

Y la última tarta, para la familia...¡cómo estaría de cansada! que el chocolate y el café se quedaron en la cocina olvidados ...

Ahora andamos con mocos, empezó la nena y me lo ha pegado...Enero es un mes que siempre me ha caido fatal, ¡a ver si se acaba pronto! además febrero trae novedades, se acabó la sustitución en el otro proyecto y vuelvo a la oficina, para variar mi jefe no me ha dicho nada de nada...así que no sé a qué me voy a dedicar cuando vuelva, misterio, intriga...dolor de barriga!