Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

lunes, 30 de diciembre de 2013

Acabando el 2013

Mañana se acaba este 2013, no sé, el 13 siempre ha sido "mi número" pero este año no ha sido especialmente bueno...aunque repasando, ha habido más cosas buenas que malas, en general ha sido un año que podíamos llamar, de transición, básicamente hemos sobrevivido... 
...hemos sobrevivido a los pocos y cada vez peores trabajos que encontraba mi chico mayor.
...hemos sobrevivido a dar de comer a la princesa y a sus vómitos, a las pruebas en el hospital, a los percentiles.
...hemos sobrevivido a los mocos, las toses y a ver 39ºC en el termómetro.
...hemos sobrevivido manteniendo milagrosamente mi empleo reinventándome cada día en la oficina, sigo pensando que a mi jefe no le caigo bien, sólo me soporta porque tengo algún que otro angelito en el cielo que no le deja despedirme.

Y pasito a pasito ha llegado el final del año, el hito importante el año que viene será la boda de mi querido hermano a mediados de junio, y hasta entonces, quedan un montón de cosas que organizar, preparar, comprar...

A partir de ahora tengo unos días de vacaciones, hasta que los peques vuelvan al cole (o a la guarde), espero aprevecharlos bien y poder hacer todas o al menos la mayoria de cosas de mi lista...aunque creo que me conformo con hacer dos, reservar sitio para el cumple de mi niño y vaciar la habitación en la que dormirá la nena, espero, desde este verano y que a día de hoy es un cuarto lleno de trastos.

Por lo demás...entre comidas y cenas, regalos de Reyes y hacer planes con los niños, se me va a pasar volando esta semanita sin ir a la oficina.

Para el nuevo año...creo que me quedo con aquello de "...virgencita, virgencita, que me quede como estoy...". Aunque puestos a pedir...un trabajo para mi chico mayor, un poco de apetito para mis niños, mucha salud para mi gente...y ningún sobresalto de estos que te vuelve la vida del revés.

¡Hasta el año que viene!


viernes, 13 de diciembre de 2013

Empezando a comprender

Hoy he recibido un correo muy especial, el título a priori no me decía mucho "TDAH. Guías de consulta" pero podía dedicarle dos minutos y lo abrí, al leerlo parecía que el autor conocía a mi hijo.

En mi búsqueda al respecto del comportamiento de mi niño, encontré muchas cosas, un portal me llamó especialmente la atención y me suscribí, cada poco tiempo, casi cada día envían un correo con información interesante, el correo de hoy se refería a la entrada TDAH. Guías de consulta Incluia unas guías en PDF sobre este transtorno, las siglas TDHA se refieren a  "Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad", en ellas describía el comportamiento y las situaciones que nos comentó su profesora en la reunión y lo que nos han ido escribiendo los profesores de las diferentes asignaturas en este primer trimestre que está a punto de finalizar.

También indicaba las pautas a seguir con los niños que sufren este transtorno, lo que no se debe hacer:
  • Aislarlo de sus compañeros poniendo su pupitre a parte.
  • Sólo castigar sin resaltar ni alabar los logros, por pequeños que sean.
y así otras tantas acciones que son justamente las que han llevado a cabo en el colegio, sin éxito.

Casi me he echado a llorar...de pura rabia y frustración, porque sus profesores no habían sabido interpretar las señales, pero a la vez de alegría, había una salida al final del tunel y yo la había encontrado. Mi hijo no es malo, no es vago, no es distraido ... su cerebro es diferente, tan sólo eso y necesita que le tratemos de acuerdo a eso. Otros niños necesitan gafas, o no pueden tomar gluten, mi niño necesita que le traten y le valoren de otra manera.

Voy a aprovechar el fin de semana para imprimir las guias y estudiarmelas, el lunes trataré de hacerselas llegar a su profesora, tenemos un largo camino por recorrer, pero ya hemos dado el primer paso. ¡Lo vamos a conseguir!

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Reunión con la profe

Hoy hemos tenido la reunión con la profesora de mi niño...no sé, hemos salido con una sensación agridulce.

Espero haberla transmitido mi preocupación y mi pena, creo que está dejando de lado a mi hijo y no me gusta, no me parece justo, es un niño que tiene mucho potencial, simplemente necesita más atención y la pide de la forma que sabe que seguro la tiene, portándose mal.

La reunión empezó bastante mal, nos dijo que había hablado con la responsable del Plan de Convivencia en el cole, e incluso nos planteó pasar el tema de su comportamiento a Dirección, me parece que está fuera de lugar...a él el año pasado le patearon entre 5 niños y ¡no pasó nada!

Creo que le estamos fallando, que hay algo que le pasa, que le preocupa y que no sabe transmitirnos, me siento impotente de no poder leer lo que pasa por la cabeza de mi niño, pero sobre todo por su corazón. La profesora nos ha dicho que cree que no le afecta el estar sentado sólo, al final de la clase...¡cómo puede pensar eso! para ella toda su preocupación se centra en que pega en el recreo y en que habla en clase.

La hemos explicado que en Infantil era a él al que pegaban, al que le arrancaban la capucha del abrigo ... creo que es una forma de autodefensa, pega antes de que crea que le pueden pegar a él, los que le pegaban a él eran los líderes de la clase, este año no está con esos niños en clase, quizá crea que de esa forma será el líder.

Espero haber sido capaz de hacerla ver que necesita un poco de tiempo, un poco de paciencia, un poco de atención...no sé...he vivio esto antes, mi hermano también era "el travieso, el malo" de la clase, hace casi 30 años mis padres cortaron por lo sano y le cambiaron de colegio, sabia decisión, mi hermano se integró fenomenal, aún conserva amigos del colegio y hoy es un empresario de éxito. Desafortunadamente nosotros  no podemos elegir colegio, no tenemos alternativa en la localidad donde vivimos, y no podemos permitirnos uno privado.

La mayoría de las mamás de los niños de su clase no trabaja fuera de casa, yo no puedo tomar un café con ellas al dejar a los niños, creo que la mayoría ni siquiera me conoce y eso hace que mi hijo esté en cierta medida marginado en cuanto a planes, invitaciones a cumpleaños, ...

No tengo elección, no puedo ni plantearme reducir mi jornada, significaría no llegar holgadamente a final de mes y podría condicionar en un futuro cercano mi puesto de trabajo, algo que no puedo poner en peligro por nada del mundo, ya que mi familia depende de mi sueldo.

Pero creo que el hecho de no dedicar más tiempo a mi hijo le está afectando. Difícil dilema.

martes, 3 de diciembre de 2013

No sé que hacer con mi hijo

No ha terminado el primer trimestre y ya hemos tenido notas en la agenda escolar de todos los profesores del niño, siempre es lo mismo, da guerra, no atiende, molesta a los compañeros, interrumpe el rítmo de la clase...

Hoy nos hemos enterado de que le han puesto a él solo en una mesa al final de la clase, pero no ha sido él quien nos lo ha dicho, al ir a recogerle a la salida del cole, como no salía...mi madre ha ido a buscarlo a su clase y allí estaba, castigado...

Está en primero de Primaria, pero todo esto no es nuevo, ya en Infantil hemos tenido problemas con su comportamiento, nunca ha sido un niño fácil en clase, le gusta llamar la atención, que estén pendientes de él, su profesora de Infantil le acabó cogiendo las vueltas y logró llevárselo a su terreno, sabía magnificar sus éxitos, de tal manera que le compensara más portarse bien y atender en clase...que portarse mal.

Pero mucho me temo que la profe de este año no tiene la misma maña con mi niño, parece que al estar en Primaria debe estar atento siempre en clase, no pelearse nunca en el patio durante el recreo...

No sé, la verdad es que he probado todo, por las buenas, razonando, por las malas, dejándolo sin tv, sin hacer algo que le gusta...y sí, muy buenas palabras, parece que entiende que tiene que portarse bien, obedecer en clase, atender, no molestar...pero volvemos a las andadas.

Yo creo que está tratando de llamar nuestra atención, no sé que estoy haciendo mal, he buscado y rebuscado por internet...los consejos, yo creo que escritos por gente que no tiene hijos o al menos que no tiene hijos con este problema, son básicamente los mismos en todas las webs, dialogar con el niño, tener una vida con horarios ordenados en casa, fomentar el buen comportamiento ... todo muy bonito en teoría, pero en la práctica...

No puedo hacer más milagros para pasar más horas en casa, con un trabajo a jornada completa y horario partido, bastante complicado es ya ir a comer todos los días a casa, para pasar al menos una hora a mediodía con ellos. Por la mañana papá se encarga de llevarlos al cole al niño y a la guardería a la niña, nos levantamos juntos, desayunamos, nos arreglamos y salimos todos a la vez. 

Los mediodías y las tardes varían si papá tiene o no trabajo...es lo que toca, si está papá, pues es el que los recoge y los lleva a casa, yo he llegado 5 minutos antes y tengo la comida lista, comemos los 3, la niña ha comido en la guardería, ha sido una decisión de este curso, porque ya no podía más, el año pasado me quedaba casi todos los días sin comer por darla a ella, para que la mayoría de los días vomitara...yo llegara tarde al trabajo...un horror! al menos este curso podemos relajarnos 15-20 minutos después de comer antes de tener que salir pitando a la oficina. A la niña la vienen a recoger mis padres y el niño va a las actividades extraescolares, sólo futbol e inglés, días alternos y hace los deberes en casa con papá.

Cuando papá tiene trabajo, como ahora ... son mis padres los que los recogen y los llevan a casa y se quedan a comer con los niños y conmigo, yo me voy tranquila, ellos se encargan de los niños, ahora también el yayo, mi suegro se ha apuntado y es el que le lleva a futbol, descargando un poco a mis padres.

A las 20h. aprox. llego a casa, más o menos a esa hora traen mis padres a los niños y empezamos la rutina, baños, cenas...a las 21.30h. es la hora de acostarse, un poco antes ha llegado papá, generalmente cuando llega estoy aún dando de cenar a la niña, a veces he podido cenar yo y otras no...a veces la nena vomita y me toca volver a empezar...y para cuando termino ya no tengo ni ganas de cenar. Afortunadamente el niño es de los que tiene botón de off y necesita irse pronto a dormir, con la nena ya es otro cantar...nos pueden dar las 12 intentando que se duerma.

Los fines de semana son 24h. para ellos, hacemos la compra todos juntos, comemos juntos, hacemos los deberes, vemos una peli juntos, cenamos juntos, nos organizamos para ir los dos al partido del niño, dejo a la niña con mis padres porque juegan al aire libre y la verdad es que se pasa mucho frio, aunque a él parece que le da igual el esfuerzo, también se ha quejado su entrenador de su indisciplina, de que no presta atención, si no está sentado quietecito en el banquillo, no lo saca...y claro...como no juega...se aburre y no para quieto.

Es un niño querido, siempre está arropado, por sus padres, por sus abuelos... llevamos unos horarios ordenados, dialogamos, mi marido y yo nos queremos y respetamos, tiene un buen ejemplo en casa. ¿Qué es lo que falla...?

La profesora de inglés extraescolar nos ha dicho que es un niño "con mucha vida interior" que no necesita nada para entretenerse, que se basta él solo en su mundo.

Yo estoy abrumada, agobiada, angustiada...siempre he sido de las niñas que se portaban bien en clase, que me daba vergüenza interrumpir aunque fuera para preguntar una duda, no entiendo su comportamiento, para mí siempre ha resultado más fácil portarme bien, obeceder, no desentonar, que mis padres estuvieran orgullosos de mi comportamiento.

No sé que hacer, la situación me tiene superada....¿serán celos de su hermana? ella no come, vomita, pide teta, no quiere dormir en su cuna...pero eso no quita para que yo siempre tenga un beso de buenas días y de buenas noches para mi niño, para preguntarle por el cole cuando llega a casa, consultar su agenda para ver los deberes...preguntarle que le pongo de almuerzo para el recreo.

Ya no sé que hacer...