Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

lunes, 27 de enero de 2014

Otro premio



Esta vez el premio tengo que agradecérselo a Dácil del Blog de una madre desesperada, me encanta con que paciencia y buen humor sale al paso de las trastadas de sus peques, ¡es mi heroína!

Bueno, aquí están las preguntas a contestar:
  1. ¿Cómo se te ocurrió crear un blog?
Pues fue algo que surgió poco a poco en una época en la que estaba bastante pof anímicamente, necesitaba desahogarme y sentía que no podía amargar con mis problemas a mis seres queridos, que ya bastante tenían con lo suyo…así que como seguía unos cuantos blogs, me pareció una buena forma de echar fuera lo que me abrumaba y funcionó! Jamás pensé que me llegara a leer nadie…pero bueno, ¡sorpresas te da la vida!
  1. ¿Qué clase de blogs sueles visitar?
Sobre todo de mujeres que comparten mis inquietudes, mamás que trabajan fuera y dentro de casa, de informáticas, pero bueno…un poco de todo.
  1. ¿Qué temas sueles tocar en tu blog?
Pues lo que me pasa en el día a día, no es una temática única, pero todo está relacionado con la maternidad o con mi visión personal de algún tema de actualidad que me toca de cerca.
  1. ¿Cuál ha sido el momento más bonito vivido con tu blog?
El día que me llegó el primer comentario, el saber que había alguien al otro lado que había leído lo que yo había escrito y además se había tomado la molestia de escribir un comentario.
  1. ¿Colores fuertes o tonos suaves?
Depende para que, pero soy más de tonos suaves.
  1. ¿Cada cuanto actualizas tu blog?
Bufff….tema espinoso, actualizo menos de lo que me gustaría, ya que ahora trato de apuntar en él todos los avances de mis niños, quiero que sea algo que puedan leer el día de mañana y les haga reír o les ayude a comprender el porqué en un momento dado su padre y yo actuamos de tal o cual manera.
  1. ¿Mañanas o noches?
Cuando tengo un minuto no ya libre…sino que puedo robarme a mi misma de hacer otras cosas.
  1. El blog que sigues a diario es...
Estar al día en los blogs que sigo es más fácil, los puedo leer desde el móvil, generalmente al final del día, cuando tengo a la nena en la teta antes de dormir. Lo malo es que desde el móvil no puedo comentar…así que al día siguiente trato de tener un momento para hacer ese comentario que se me ocurrió al leer el post.
  1. Explícanos un poco más de ti
Pues desde que empecé el blog he conseguido cumplir uno de mis sueños, que era tener otro bebé, aunque mi pequeña princesa nos está dando bastantes quebraderos de cabeza, me he vuelto a sentir madre primeriza en muchos aspectos, me costó mucho menos criar en los primeros tiempos a mi príncipe.
  1. ¿Te apoyan en casa cuando dedicas tiempo a tu blog?
Bueno, salvo mi marido, el resto de mi familia no sabe que tengo un blog…con lo cual…
  1. ¿A quién le dedicas el premio?
Últimamente he descubierto nuevos blogs, así que va para ellas en primer lugar:
Y también para otros blogs que me seguido desde hace tiempo, en los que he encontrado cosas en común:

viernes, 24 de enero de 2014

Vuelta a la guarde … vuelta a los mocos



Llevábamos demasiado tiempo sin hacer una visita a nuestro querido pediatra, así que aprovechando que tenía que ir al Centro de Salud a recoger mis análisis, pedí cita con los peques, el paleto derecho de mi niño se estaba resistiendo a salir y hacía tiempo que no pesábamos a la nena.

Tenía cita para el martes y el lunes la nena empezó con mocos, así que como se suele decir aprovechamos la cita. Al niño le dio cita para el dentista y la nena, pues un catarrillo de vías altas, nada preocupante. La sorpresa nos la dio al pesarla y medirla, yo ya sabía que había pegado un buen estirón, los leotardos no mienten, ja, ja, ja pero no me imaginé que hubiera pasado de un percentil 10-15 a un percentil 25 de altura y a estar ya alcanzando el percentil 3 de peso…el médico estaba más feliz si cabe que yo.

El finde parecía que la nena ya estaba mucho mejor de los mocos así que la llevamos a la celebración del cumple del hermano al parque de bolas, aunque no la disfrutó, se pasó casi todo el rato dormida en su sillita, que casi no me lo podía creer, con el barullo que había, el sábado teníamos café de chicas y tanta salida, el lunes nos pasó factura….la nena estaba con fiebre.

El martes otra vez al pediatra…pero al pedir cita, no nos daban hasta el viernes!!! Y la nena estaba casi con 39ºC para no variar… llamé al Centro de Salud y pedí que me pusieran con nuestro pediatra, “¡cómo van a esperar al viernes! … me la traen ahora mismo a la consulta”, da gusto tener un pediatra así, con vocación.

Y así llevamos esta semana…ella con anginas y fiebre ahora sí, fiebre ahora no…comiendo fatal, devolviendo un montón por la tos, los mocos… y yo con un sueño crónico, que la otra tarde casi me dormí en la oficina.

La ha llevado papá otra vez al pediatra hoy, aprovechando la cita que nos dieron el martes…porque la tos que tenía no nos gustaba mucho, tiene un poco de bronquitis, así que de momento seguimos con la encerrona en casa, hasta el miércoles, que le ha dado cita a primera hora para volver a auscultarla el pecho.

Mis planes para el finde se reducen a uno: DORMIR…a parte de limpiar la casa, poner lavadoras, planchar y cocinar para la semana…

miércoles, 15 de enero de 2014

Navidad, Reyes y celebraciones de cumpleaños varias



Las navidades pasaron como siempre volando, con muchos planes, mucha familia y demasiados juguetes, aunque viendo el panorama, ¡ojalá las podamos celebrar así muchos años!

Este año en el trabajo me tenía que repartir las vacaciones con un compi que está separado, como tenía a su niña con él hasta año nuevo, no dudé ni un momento en dejarle a él esos días y yo coger mis días libres a partir del 1 de enero, que pudiera estar con su nena las 24 horas del día, ¡por mí no iba a quedar!, ese tipo de situaciones me apenan mucho, no sé, el que los niños no puedan disfrutar a la vez de papá y de mamá es algo que siempre me ha entristecido, (no entro en situaciones de violencia, maltrato, etc… cada pareja y cada familia es un mundo, simplemente es lo que siento).

El punto de partida de las navidades es la celebración de la Nochebuena en nuestra casa, este año varié un poco el menú y resultó todo muy rico, canapés, langostinos a la plancha, merluza rellena de champiñones, gambas y pimientos, pavita rellena de ciruelas, orejones, almendras y piñones, y de postre, naranjas confitadas con chocolate, turrones y dulces navideños.

A mi marido le agobia cada vez más el tema celebraciones, sobre todo si son en nuestra casa, tiene la sensación de que “nos invaden” y se pone de un humor de perros, gruñón y antipático…es la parte mala del previo, así que hago todo lo posible por encargarme del máximo de cosas, para que no se agobie, a mí me encanta organizar, preparar…con un poco de mimos y cariño, se le pasa y disfruta como el que más, aunque esté que se cae de sueño, porque nos dieron las 2 de la madrugada y allí no se movía nadie, hasta los peques estaban disfrutando y no se querían perder la fiesta…es como si nuestra casa atrapara a la gente y no la dejara irse :-) señal de que lo estábamos pasando de maravilla.

Mi niño disfrutó un montón con la compañía de la primita, da gusto ver lo bien que se lo pasan juntos, como se entienden y se entretienen, sin necesidad de que intervengamos los mayores, ni una pelea, ni una riña…una maravilla, ellos iban a su aire, a la hora de la despedida las lágrimas se evitaron con la promesa de que al día siguiente comíamos todos juntos, esta vez en casa de mis suegros.

La estrella de la fiesta fue mi pequeña princesa, está preciosa y con su sonrisa y su lengua de trapo se metió a todos en el bolsillo, lo más divertido fue cuando encontró las francesitas que había dejado abandonadas la primita y al ver que no podía ponérselas acudió a mi padre en busca de ayuda: “te-teeeeeeeeeeee” y le alargó los zapatitos…mi padre, que está perdidamente enamorado de mi hija, la sentó en sus rodillas y como pudo, se las puso, la prima está a punto de cumplir 6 años, así que a mi nena la sobraba medio zapato o más, aún así se las arregló para darse unos cuantos paseos sin tropezar siquiera, parecía que estaba haciendo un pase de modelos…el padrino se quedó con la boca abierta, dijo que se supone que es algo que hacen más mayores, no sé, pero mi nena lleva jugando a ponerse mis zapatillas un par de meses y la encanta mirarse en el espejo.

La comida de Navidad transcurrió sin nada destacable, aunque no pudimos salir a dar una vuelta porque no paró de llover, los niños mayores se conformaron con pintar con el regalo que trajo a cada uno Papá Noel…que desilusión se llevó mi nena cuando al darles mi suegro los paquetes no había uno para ella…definitivamente los yayos pensaban que era más pequeña… mi niña será pequeña, pero de tonta nada! ¡pobrecita mía!

La Nochevieja también la celebramos en casa de mi suegra, como los peques no habían comido mucho en Navidad, en lugar de ponerles en una mesa a ellos solos como había hecho yo, decidió ponernos a las mamás, es decir, la mujer del primo de mi marido y yo, estuvimos “castigadas” en otra mesa a parte, con los peques, la verdad es que me sentó fatal, los niños no cenaron prácticamente nada, porque el menú de mi suegra era “para mayores” y como siempre, no había tenido en cuenta los gustos de los pequeños. Además con la colocación de esta mesa extra, los niños casi no podían ver la tv, con lo cual, nos dieron la cena…bueno, nos la dieron a las mamás…el resto tuvo su cena tranquila con conversación…en fin…creo que el resumen de la nochevieja puede ser que estábamos ya en nuestra casa, acostados y con los niños dormidos a la misma hora que en Nochebuena empezaban a decir que era hora de marcharse…sobran más comentarios.

La comida de Año nuevo pasó tranquila en casa de mis padres, sólo nosotros disfrutando de la paella de mi padre y de un vino francés que le había regalado un amigo y que estaba buenísimo.

El resto de días pasaron rápido, ir con los peques a dos funciones de teatro que había en la Casa de Cultura de nuestro pueblo, llevar la carta al paje real, ir a un parque de bolas y poco más, que tanta lluvia no ha permitido disfrutar mucho de puertas para fuera.

Y llegaron los Reyes Magos… cargados de cuentos, lápices de colores y una pista de coches que esta mamá tardó media hora en montar y llegó también el último día que pasaban juntos los primos, esta vez en casa de la abuela de la primita…abrir más regalos, comer rápido para seguir jugando, se organizaron ellos solos una búsqueda del tesoro por toda la casa con un plano que hizo mi niño, definitivamente no ha heredado mi despiste, menos mal! Hasta que ya cansados acabaron los dos hechos un ovillo en el mismo sofá viendo dibus. Aquí surgió una conversación que me sacó una sonrisa…ellos no eran conscientes de que yo estaba allí, quizá porque tenía a la pequeña dormida en mi regazo…la prima llevó un estuche de maquillaje para enseñárselo a mi niño:
- “¿Jugamos a maquillarnos?”.
- “No, eso es de niñas…yo te ayudo si quieres”.
- “No, yo se hacerlo sola, mira…”.
- “Pero necesitarás agua, no? Esto está seco…¿cómo vas a pintarte?”.
Mi hijo en su inocencia pensaba que la sombra de ojos es como las acuarelas, que hay que mojarlas ;-)

Las fiestas habían acabado, pero en nuestra casa tenemos una fiesta más, el cumpleaños de mi niño, 7 años…no me puedo creer que tenga ya un hijo de esa edad, se me ha pasado volando, aunque le miro y le veo infantil, grande de tamaño, pero maravillosamente inocente, con su sonrisa de medio diente, porque uno de los paletos se resiste a salir.

Este año mi niño no quería una tarta tren, sino una tarta coche…así que me puse a investigar webs y me atreví con el fondant, comprado eso sí…que una no da para más, al menos por el momento. El resultado no estuvo mal del todo, la cara de mi niño cuando se coló en la cocina y la vio mereció totalmente la pena.
 
El color elegido fue el naranja, por suspuesto, es su color favorito, entre los comensales, abuelos y tíos, diferencia de opiniones ... "está más rica la locomotora forrada de chocolate que esta cosa naranja tan rara" me dijo mi madre.
 
Para llevar al cole pretendía que le hiciera al día siguiente una tarta avión...buf...va a ser que no... "yo te ayudo mamá", le dije que no me daba tiempo, que por este año ya había tenido bastante, preparé un bizcocho de limón con perlitas de colores por encima y listo.

Ahora nos queda la celebración en el parque de bolas con los amiguitos...¡a ver si sobrevivo!



lunes, 13 de enero de 2014

La primera frase



Tengo muchas cosas pendientes que contar, la navidad, los reyes, el cumple de mi niño… ahora mismo no tengo tiempo, pero no quiero que se me olvide que la pequeña princesa dijo ayer, 12 de enero de 2014, es decir con casi 21 meses, su primera frase completa, con su lengua de trapo, pero la dijo: “Mamá no está”.

Ya estaban  bañados y el niño estaba terminando de cenar, papá estaba con ellos en el salón mientras yo me duchaba y me lavaba el pelo…la nena fue a buscarme a la cocina y al ver que no estaba allí, volvió al salón y le dijo a papi, “mamá no tá” acompañando a sus palabras con ese gesto que nos gusta tanto encogiendo los hombros y levantando las palmas hacia arriba.

Está dejando de ser un bebé para ser una niña preciosa, espabilada y muy pícara, que sabe conquistarnos y conseguir lo que quiere de cada uno de nosotros.

También mi niño ha dicho una frase tras cumplir los 7 años que no quiero que se me olvide, tras la fiesta de cumple, cuando ya se habían ido los abuelos y los tíos, papá le dice que ahora ya con 7 años es mayor...él se queda pensativo y al final nos dice: "ya, pero es que no sé como se hace con 7", vamos, que él no se sentía diferente de cuando tenía 6 :-) y no sabía que tenía que hacer, mi niño es un cielo.