Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

miércoles, 16 de julio de 2014

Nominada a The best blog



El lunes mientras desayunaba temprano, en soledad, como hago desde que empezó el horario de verano en mi trabajo, tuve una grata sorpresa, Dácil, me había dejado un premio en su blog de una madre desesperada y la verdad eso anima mucho una mañana y más si es de lunes.

Estas son las preguntas a responder:
1.- Tu lema para ir por la vida
Siempre hay tiempo para decir las cosas, pero una vez dicho algo...ya no hay vuelta atrás.

2.- ¿A quien dedicas tu último pensamiento del día?
Generalmente a mis peques.

3.- ¿Cuál fue el tema de tu primer post?
El lio que tenía en la cabeza en aquel momento.

4.- Un pros y un contra de ser bloguera
Es genial poder plasmar tus pensamientos por escrito y que haya alguien al otro lado que unas veces te de un consejo, otras una frase de ánimo o simplemente te trasmita que ha vivido algo parecido y te entiende. Por contra, nunca tengo tiempo suficiente para poder actualizar todo lo que me gustaría.

5.- Frío o calor?
Calor!!! Con el frío mi neurona se congela y a parte de no dar pie con bola, me pongo de bastante mal humor.

6.- ¿Cuál es tu principal objetivo al ser bloguera?
La verdad es que no empecé el blog con un objetivo, simplemente necesitaba desahogarme y me sirvió…aún me sirve, quizá ahora con el tiempo creo que el objetivo es dejar escrita esta parte de mi vida para que mis hijos, principalmente, entiendan decisiones que tomé en su momento o circunstancias que hayan podido condicionar sus vida.

7.- ¿Has conocido en persona a otras blogueras?
No…me da mucha vergüenza, la verdad.

8.- ¿Cómo te conectas más con ordenador o móvil?
Para actualizar, con el ordenador…mi móvil no da para tanto como para eso, pero leer otros blogs lo suelo hacer desde el móvil..antes, mientras daba teta a mi pequeñina, bueno…y ahora hay veces que también, pero sobre todo desayunando con todos en casa dormidos.

9.- ¿Has necesitado ayuda para diseñar tu blog?
Dicen que en casa del herrero, cuchillo de palo… a pesar de mi profesión como informática, he de reconocer que no me va mucho lo de maquetar webs…así que elegí algo sencillito para no complicarme mucho la vida.

10.- ¿Cuánto llevas en el mundo blogger?
Cuatro años!! No me lo puedo creer, es que no suelo hacer una entrada del tipo cumple-blog.

Ahora tengo que decir once curiosidades sobre mí misma:

1.- Soy informática, pero no me gustan los videojuegos, ni nada de eso. Odio llegar a casa y tener que sentarme en el ordenador, aunque sea para mirar los horarios de algo…me encanta mi profesión, pero es eso, trabajo.

2.- Necesito tener la nevera llena de comida, me entristece verla vacía. Quizá porque mi abuela iba a la compra todos los días, no hacíamos “compra-semanal” y yo me agobiaba mucho.

3.- Necesito más dormir que comer. Pero hace siglos que no me doy un homenaje en forma de 12 horas seguidas, de sueño…ni siquiera 10 :-(

4.- No soporto las apariencias, el fingir, yo soy “al pan, pan y al vino vino” si hay algo que no me gusta, soy de las que prefiero decirlo y que me lo digan, educada y correctamente, que lo uno no quita lo otro. Desgraciadamente con la familia política no hay manera.

5.- Si ofrezco algo lo hago de corazón y me agradaría mucho que lo aceptara la persona a la que se lo ofrezco. Ya sea ayuda, tiempo, una invitación... Sigo sin acostumbrarme a que la familia de mi marido se ofrezca a algo y cuando dices que sí, no pueden….en fin! me desesperan!!!!!

6.- Soy muy gallina con los míos, soy feliz teniendo a toda mi gente alrededor, a ser posible comiendo lo que yo he cocinado. En un plis organizo una cena con amigas o una comida familiar.

7.- No soy “muy católica” al uso, pero rezar a mi Virgencita me ha ayudado mucho en momentos de tristeza y angustia.

8.- Desde que soy madre, comprendo a mi madre, es más, no estoy muy segura de si yo “me hubiera dejado” hacer algunas de las cosas que mi madre sí me ha dado libertad para hacer. Yo veo demasiados peligros a todo. Tengo que relajarme un poco y conseguir que mis hijos sean conscientes y responsables. No sé, yo siempre fui “una niña muy responsable” (ufff, que repelente suena eso, no?).

9.- No me gusta tener plantas ni animales en casa. Las plantas se me mueren siempre, no tengo mano, o las riego mucho o las riego poco. Los animales me parecen una responsabilidad.

10.- Me dolió el día que mi hijo comentó que su padre era más graciosillo y mamá era más seria. Desgraciadamente soy yo la que mando a la cama, a lavar los dientes, las manos … a veces tengo la sensación que el poco tiempo que paso con ellos me lo paso sólo dando órdenes. Espero cumplir mi sueño de poder trabajar sólo por la mañana y pasar las tardes con mis niños, ahora sigue siendo algo implanteable desgraciadamente.

11.-  Me gusta la rutina, quizá porque en mi vida ya he tenido demasiados sobresaltos.

Y mis nominadas son:

Violetaazul – su blog me da serenidad, no sé…me encanta leer sus post con una prosa tan cuidada, sin faltas de ortografía que da gusto leer y sobre todo ver esas fotos de las maravillas que salen de sus manos, en forma de labores de punto, comidas, dulces…

Mi querido tdah – descubrir su blog me hizo ver que había luz al final del túnel

Mamá de Parrulín y Xoubiña – aunque trata de dar un toque de risa en sus post, noto que aún tiene mucha tristeza en su corazón

Visitante4576 – leer sus post, a veces, me hace pensar en como sería mi vida si no me hubiera casado, ni hubiera tenido hijos.

jueves, 10 de julio de 2014

¿Qué hubiera pasado si…?



El otro día leí en un blog que comparaban unos libros que no me gustaban de pequeña, estos de multiaventura, que tenías que ir eligiendo y según las opciones había varios finales, con nuestra vida, planteaba que hubiera sido de su vida si en cada momento la decisión hubiera sido otra.
Me hizo pensar…trasladar esto a mi propia vida…
- ¿Qué hubiera pasado si al pasar a BUP hubiera ido al instituto que me tocó en lugar de al colegio de monjas que mis padres me pagaron? Esta pregunta es a priori fácil de responder, no hubiera conocido a una de mis mejores amigas, que hoy en día es la madrina de mi hija.
- ¿Qué hubiera pasado si en lugar de optar por quedarme en casa estudiando las vacaciones de Semana Santa en COU me hubiera ido a Taizé con el viaje que organizó el colegio? Esta también es fácil, lo más seguro es que no hubiera sacado la nota suficiente para entrar en la carrera que yo quería.
- ¿Qué hubiera pasado si no le hubiera dado una oportunidad a ese primer chico que me ”pidió salir” y del que no estaba enamorada, pero que me caía tan bien? Pues probablemente me habría quedado siempre la espinita clavada de si hubiera salido bien…aunque después de una segunda oportunidad no salió bien.
- ¿Qué hubiera pasado si no hubiera dejado de salir con él? Pues no sé…me “encontró” por Facebook mil años después, que miedito me dio a partir de entonces FB, resulta que es funcionario…pero sigue viviendo con su madre…
- ¿Qué hubiera pasado si le hubiera dicho que sí a aquel compañero de carrera que estuvo dos cursos pegado a mí diciéndome que estaba loquito por mí? Pues no sé…pero seguro que ahora no tendría problemas de dinero, porque o trabajaba en Madrid o tenía jornada reducida, el susodicho tiene un peazo curro en Telefónica, eso sí…sigue igual de feo, con el pelo aún más sucio si cabe y soltero!
- ¿Qué hubiera pasado si no hubiera tonteado aquel verano con mi compañero de prácticas? Pues que seguro que hubiera aprobado alguna asignatura más y hubiera acabado antes la carrera, aunque no habría aprendido una importante lección en cuestión de amores...
- ¿Qué hubiera pasado si no hubiera ido a la fiesta de la universidad con mi amiga? Pues que no habría conocido al que hoy es mi marido y quizá no tendría estos dos hijos tan maravillosos.
- ¿Qué hubiera pasado si no me hubiera presentado a aquella entrevista concertada por mi tutor del proyecto fin de carrera? Pues que no hubiera pasado por mi etapa de becaria en la que tanto aprendí y quizá me hubiera tocado irme a Madrid a buscar un trabajo al no tener experiencia.
- ¿Qué hubiera pasado si en lugar de echarle un par de … no me hubiera ido de mi puesto de becaria? Pues que seguramente ahora no tendría este puesto de trabajo, y tal y como está la cosa…igual hasta estaba sin trabajo.
- ¿Qué hubiera pasado si hubiera aceptado la oferta de profesora de informática en un colegio concertado? Esta es una espinita que tengo clavada, la verdad es que no me gusta dar clase, cuando he tenido que dar alguna jornada de formación en algún cliente he acabado agotada, eso sí, la gente a la que he enseñado me ha apreciado mucho. No lo sé…ahora me arrepiento, porque tendría muchos más días y horas para estar con mis hijos. Pero en aquel momento justo empezaba en el que ahora es mi trabajo y no quería dejarlo, tampoco era una oferta excesivamente segura lo de dar clase.
Bufff, cuantas decisiones que hubieran cambiado claramente el rumbo de mi vida.