Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

martes, 23 de diciembre de 2014

Sigo viva....¡aunque no lo parezca!

Pues eso, que llevo un montón sin tiempo ni ganas de escribir... noviembre ha sido un asco de mes, malo, malo...más disgustos, más preocupaciones, la princesa malita... diciembre está siendo un poco más tranquilo, pero el hecho de que mi niña siga sin levantar cabeza y pillando todo lo que hay en los alrededores, me tiene bastante agotada, física y psicológicamente.

Este año la navidad va a ser totalmente diferente, los padres de mi marido han huido, literalmente, a Canarias, para no pasarlas con nosotros. Las cosas con ellos lejos de arreglarse van a peor, resulta que son las pobres víctimas, nosotros somos malos malísimos y ellos pobrecitos, están sufriendo un montón. Tuvieron la absurda idea de ir a "llorarles" a mis padres...porque hacía "casi un año" que no veían a los nietos...que mala memoria ... en octubre pasaron por un partido de futbol del niño y a mi marido le dijeron que este año no iban a tener tiempo de ir a los entrenamientos....y un día que mi marido estaba sin coche, le pidió a su padre que le acercara para recoger al niño, que sino, con el autobus no llegaba a tiempo, que hasta eso les echaron en cara a mis padres, no se esperaban que mi madre les afeara su conducta y su actitud, ella tan educada como siempre, sin levantar la voz, pero les dijo ciertas cosas que no se esperaban, aunque no creo que sirva para abrirles los ojos, por lo menos que no piensen que mis padres son tontos, no hay peor ciego que el que no quiere ver... según ellos el cambio del carácter de mi marido no se debe a que esté en paro desde hace tanto tiempo, ni a los trabajos de mierda que encuentra, ni a que ellos le hayan dejado en la estacada confiando y avalando al novio de su hermana y no a él, su hijo, ... no, todo se debe a sus problemas de hígado graso...en fin...

Yo si he de ser sincera diré que estamos mucho más tranquilos sin saber de ellos, sin sus visitas a deshora los domingos por la noche y sus planes egoistas hechos a su medida pero no a la medida de mis hijos.

Mi niño mayor es muy consciente de la situación, ha madurado mucho en este último año y nos sigue sorprendiendo con comentarios que no me esperaba de él. No sé si tenía que madurar porque tocaba, o esto le ha hecho "despertar", yo no hubiera querido que supiera ciertas cosas, pero al ser testigo de la confrontación entre su padre y sus abuelos, no hubo más remedio que darle una explicación... una  vez más mi intuición no me falló y ese día no debió haber ido con su padre...pero mi marido jamás se imaginaba la respuesta que le dieron sus padres y pensó que no era mala idea que fuera el niño con él a ver a los abuelos. 

En fin,  no es cosa de lamentarse por lo que pudo haber sido, lo cierto es que por lo que se ve, ellos no van a asumir las consecuencias de sus actos, ni a pedir perdón, ni mucho menos a solucionar lo que han hecho. Con lo cual, lejos de arreglar la situación, la están complicando cada día más, porque en este caso el tiempo no cura todo, yo no me voy a levantar un día y me va a apetecer verles, ni mis hijos van a preguntar por ellos, todo lo contrario. 

Mis hijos no les necesitan, para ellos los abuelos son mis padres, que están presentes en su vida, siempre disponibles, para cuidarles, mimarles, darles de comer, contarles un cuento... en sus dibujos son ellos los que aparecen, alguien me dijo una vez que no se echa de menos lo que no se tiene y va a ser verdad. Los padres de mi marido quieren "disfrutar de la vida", son palabras textuales, nos las dijeron cuando se jubiló él, no hay viaje al que no se apunten, actuación a la que no vayan...que no me parece mal, que conste, pero luego que no me digan que no les dejo ver a sus nietos. Para ellos siempre hay alguna otra cosa que hacer antes que dedicarle tiempo a mis hijos. Luego, justo es que para los niños ellos no ocupen un lugar, con los niños no valen medias tintas, tienes que ganarte su cariño y ellos nunca lo hacen. 

Ya ni con regalos... se supone que "llegan justos a fin de mes", la verdad, me parece muy feo que digan eso y luego se vayan dos semanas a Canarias... nosotros vamos justos y hace 3 años que no podemos permitirnos una semana en un hotel de vacaciones. Pero a lo que iba, ni siquiera con regalos tratan de ganárselos, alguna cosa de los chinos o restos de lo que tenían en la tienda y no vendieron (no sé como pueden pensar que voy a poner a mi hija unas bragas que casi me valen a mí, de las que "pican" y que huelen a viejo - encima le dijo a mi madre que las había comprado... mi madre se calló claro, es más educada que todo eso), eso es con lo que se han presentado las últimas veces.

Bueno,  que me disperso... este año la Navidad vamos a celebrarla con LA FAMILIA, los que de verdad somos la familia, mis padres y nosotros, mi hermano y mi cuñada como siempre se irán con los padres de mi  cuñada, que para eso les tenemos con nosotros el resto del tiempo. Y en Año Nuevo ya vienen los primos y yo tengo vacaciones, así que disfrutaremos de planes y tiempo para jugar, dormir.... sólo pido que mi niña se recupere y vuelva a ser ella, que la pobre mía está pachuchina y me duele el alma de verla así.

Los RRMM no vendrán cargados de muchas cosas, pero al menos hemos encargado el juguete que cada uno quería y alguna cosilla más, mi niño cuando cogió el catálogo me preguntó que cuanto era el límite, (de precio), ¡pobre mío! en casa siempre hemos dicho que a los RRMM hay que pagarles, por eso hay niños que tienen más regalos y otros menos y él es muy consciente de que no puede pedirlo todo. Se me está haciendo mayor...creo que quedan ya pocas navidades en las que siga creyendo y me da mucha pena.

Aprovecharé mis vacaciones para celebrar su cumple, justo cuando empiezan el cole, en la bolera, que lo de los parques de bolas ya "es de pequeños mamá", parece que no, pero de celebrarlo un día de diario a un viernes o fin de semana, son unos euros de diferencia.

Y a los RRMM un año más les pido lo mismo...SALUD, que ver a mis niños malos es una de las peores cosas; PAZ, porque ha sido un año muy malo que casi nos ha costado el matrimonio y TRABAJO, un trabajo para mi marido, uno que no dure una semana y que nos permita irnos de vacaciones una semana a la playa este verano.

Se que hay gente que está mucho peor que nosotros, que tiene que mirar cada euro que gasta, nosotros con mi sueldo vivimos al día, pero podemos vivir sin estrecheces, sin permitirnos ciertas cosas, pero pagando sin problemas la hipoteca, la luz, el gas...se ahorra en otras cosas...en ropa para mamá y papá, en salir por ahí a tomar algo, en aprovechar ofertas, promociones para comprar la misma cosa a un precio mucho más asequible... en una palabra, lo que he visto hacer en mi casa a mi madre y mi abuela toda la vida.

No creo que tenga tiempo de pasarme por aquí antes del año que viene, así que Feliz Navidad y un año nuevo un poco más tranquilito...que este que se acaba ha venido con demasiados sobresaltos.