Mis tesoros

Lilypie Kids Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

viernes, 14 de mayo de 2021

La vida sigue

Han pasado 2 meses y la vida sigue, parece que le estoy pillando otra vez el truco a las nuevas (viejas) tareas y ya me agobio menos, además la opción de volver a un proyecto como en el que estaba antes cada vez es más remota, aunque la empresa se ha presentado al concurso que ha vuelto a sacar la administración pública, las posibilidades de que se lo adjudiquen son muy escasas.

Poco a poco voy asumiendo la nueva rutina, la compañera a la que estaba sustituyendo se ha marchado de la empresa, así que parece que lo que iba a ser temporal, va para largo; aunque como ha dicho mi marido, en el fondo la situación me beneficia, habrá que pensar en positivo, tengo trabajo.

El curso está casi acabando, toca estudiar con los peques para los últimos exámenes de la evaluación, los últimos trabajos del curso, parece mentira con lo preocupada que yo estaba a principio de curso, hay que agradecer a los profes y a los niños lo bien que han llevado todo lo relativo a mascarillas, gel, higiene, ventilar...no me imaginaba ni por lo más remoto que acabara el curso sin una cuarentena en alguna de las clases de mis hijos.

Aunque queda poco para el verano no tenemos planes, los papis no sabemos cuando tendremos vacaciones, si coincidiremos...así que habrá que tener paciencia, me conformo con poder disfrutar de unos días de camping cerquita de la playa como el verano pasado, bien pertrechados de gel, toallitas desinfectantes, ... pero al menos poder desconectar unos días de la rutina y disfrutar del mar y la playa.

miércoles, 17 de marzo de 2021

Vuelta a la casilla de salida

Hablando con una amiga le decía que en el trabajo me sentía así, como si después de 6 años, volviera a la casilla de salida, después de ponerme como se suele decir la miel en los labios con un proyecto chulo, al final no se va a realizar y me toca cubrir el puesto de una compañera que está de baja médica, no se sabe por cuanto tiempo, en un proyecto en el que estuve hace 6-7 años.

Mi jefa, en su línea, cuando la dije que me sentía decepcionada por tener que volver a este proyecto, que sentía que no valía de nada todo lo que me había esforzado en el último proyecto, que no se iban a aprovechar todos mis conocimientos y mi valía, en lugar de tratar de animarme y "venderme" el volver a este proyecto, me echó una bronca de 1 hora y me dijo q tenía 3 opciones, aceptar el proyecto, irme 3 semanas de vacaciones o pedir la cuenta e irme de la empresa.

Obviamente no tenía ninguna intención ni de desaprovechar vacaciones, ni mucho menos de irme de la empresa y perder una indemnización de 20 años, así que aquí estoy, otra vez sintiendo que desaprovechan mi talento en un proyecto aburrido y monótono, ¡que se le va a hacer! no son tiempos para aventurarse en un nuevo trabajo, más cuando yo no tengo "red" para hacer el salto, el trabajo estable en casa es el mío, así que me toca aguantarme y pensar que al menos sirve para pagar las facturas holgadamente.

Han sido 2 meses de incertidumbre, de no saber exactamente donde me iban a reubicar y todo para acabar así...en fin. Afortunadamente, en el tema de salud salió todo mejor de lo esperado, mi operación ambulatoria fue fenomenal, nunca me habían sedado y al despertar en la habitación me sentí vulnerable, lo último que recordaba era que me ponían una vía en la mano, había perdido la noción del tiempo y no me gustó la sensación. 

Ya queda muy poco para las vacaciones escolares, únicamente haremos alguna excursión a algún sitio cerca y al aire libre, para airearnos un poco y coger fuerzas para lo que queda de curso.



jueves, 14 de enero de 2021

Empezando 2021

Casi sin darme cuenta ya ha pasado la mitad de enero de este nuevo año 2021 que todos estaban deseando dar la bienvenida, en casa pocas novedades, la peque estrenó sus gafas, al final tiene miopía y está emocionada con lo bien que ve todo ahora, no hay que decirla que se las ponga y mi mayor cumplió 14 años, ya es más alto que yo y aunque tiene sus momentos "de adolescencia", es un chaval educado y estudioso, del que me siento muy orgullosa.

Este esperado 2021 no estoy tan segura que vaya a ser mejor que 2020, el año pasado nos trajo una situación totalmente impensable, pero que pasado el agobio inicial, no fue tan mala, al menos en lo que a mi familia se refiere, yo podía teletrabajar, el papi cobraba el ERTE y lo de estar en casa no lo hemos llevado nunca mal, así que realmente no fue una situación para quejarnos, sino para disfrutar de tiempos en familia.

Ahora no estamos confinados y yo tengo que venir a trabajar a la oficina, al menos sólo por las mañanas, las tardes son de teletrabajo, pero el papi se ha vuelto a quedar sin trabajo y yo tengo dos frentes abiertos, por un lado en marzo se acaba el proyecto de mi empresa con la AAPP para la que trabajo y estoy pendiente de un tema de salud, que aunque no es preocupante en sí mismo, sí que me está quitando el sueño el hecho de tener que pasar por el hospital.

Así que, en principio, el año 2021 ha empezado peor de lo que fue el 2020 en general. 

Respecto al trabajo, no pienso que vayan a prescindir de mí en la empresa, aunque se acabe el proyecto actual, puedo seguir haciendo muchas cosas, además me dieron un pequeño bonus a final de año por mi trabajo, no fue mucho, no da ni para 2 cuotas de la hipoteca...pero bueno, siempre se agradece que recompensen tu trabajo y tu esfuerzo. Aún así la incertidumbre está ahí como una espada de Damocles...

Prefiero no pensar, ir día a día viendo como avanza la situación, sobre todo teniendo en cuenta que poco o nada depende de mí, salvo capear el temporal lo mejor posible y estar ahí para los míos, siempre disponible, estudiando con mis hijos, haciendo bizcochos y tratando de manejar poco a poco mi angustia y mi preocupación.