Mis tesoros

Lilypie Kids Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

miércoles, 10 de enero de 2018

Empezando 2018

2017 no fue un mal año, de hecho de los últimos 10, fue uno de los que se puede considerar tranquilo, con rutina, papi con trabajo y sin muchos sobresaltos, a pesar de que Diciembre fue una locura de mes y hasta tuvimos que comprar una lavadora nueva.

2018 empezó fenomenal, con unas vacaciones a Valencia, ya que este verano no pudimos escaparnos ni siquiera un fin de semana, porque papi trabajó todos los sábados y la mayoría de turno de tarde. 

Han sido poquitos días, pero los hemos disfrutado a tope y nos hemos quedado con ganas de conocer más cosas de Valencia, en este viaje nos hemos centrado sobre todo en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, la verdad es que cuestan una pasta las entradas, pero merece la pena, los peques lo han disfrutado un montón y justo cruzamos Madrid antes de la nevada que hubo. 

Yo necesitaba realmente desconectar, olvidarme por unos días de planificar horarios, comidas, cuadrar las actividades de los niños... porque las últimas semanas casi lo tuve que hacer todo sola por los horarios tan horrorosos que tuvo mi marido en el trabajo.

Pero me temo que fue volver a casa y se acabó lo fenomenal, al papi no le han renovado el contrato, así que vuelve a estar en la lista del paro y yo estoy otra vez atacada perdida por sentir sobre mis hombros el peso de la responsabilidad.

En mi trabajo las cosas al menos están tranquilas, aunque no lo quiero decir muy alto, no vaya a ser que se me complique todo también. Me han dado un plus a final de año, como premio a mi trabajo en el nuevo proyecto, nada del otro mundo, pero nos ha dado casi para pagar las vacaciones. Casi nadie en la empresa daba un duro por mí en el nuevo proyecto y ahora todos se quieren poner la medalla de que confiaban en mi valía para el puesto.

Tras la charla con la jefa que me comunicó lo del plus, en la que aproveché para tratar temas como el teletrabajo o el sueldo, he presentado un dossier con los proyectos, retos y responsabilidades que he asumido en los 16 años que llevo en la empresa, los conocimientos que tengo y algunos correos electrónicos de clientes en los que valoran y alaban mi trabajo; he llegado a la conclusión de que de vez en cuando hay que hacerse valer, así que he pedido aumento de sueldo y poder hacer teletrabajo alguna tarde, estoy harta de seguir perdiéndome tanto tiempo de la vida de mis hijos, cada día se me hace más cuesta arriba el salir de casa después de comer, sintiendo que no me estoy ocupando de ellos.

Ahora toca esperar una respuesta, a la jefa la ví receptiva, lo cual ya es un punto muy importante a favor, pero ella no tiene la útima palabra, así que veremos. Lo de la subida de sueldo, aunque me sobran merecimientos, lo veo muy difícil, me conformaria con poder hacer teletrabajo un par de tardes a la semana y poder salir los viernes a las 2, en lugar de a las 3, porque esa hora, me descoloca un montón la logística que tengo organizada en casa a diario.

Mañana cumple años mi niño, 11, han pasado muy rápido, o al menos yo lo siento así. Ya es casi tan alto como yo y usa el mismo nº de pie que yo. Afortunadamente aún sigue teniendo corazón de niño y acude a mí en busca de información, respuesta a sus dudas y consuelo a sus miedos. Tiene un carácter muy parecido al mío en muchos aspectos.

Aún no hemos planificado como celebrar su cumpleaños con sus amigos, otros años reservaba parque de bolas o bolera en diciembre, pero este año hasta en eso he estado superada. Él quiere ir al cine, así que es fácil y hay menos complicación de horarios y reservas, este finde lo resolvemos sin falta.

No quiere invitar a ninguna compañera del cole, dice que no quiere que piensen que es su novia, aún se pone colorado cuando se acuerda de la nota con un corazón que encontró en su agenda.

martes, 17 de octubre de 2017

Conversaciones con mis hijos

Hace tiempo que tengo ganas de escribir una entrada con retazos de conversaciones con mis hijos que no quiero que se me olviden, las suelo colgar en FB cuando suceden, aquí van unas cuantas:

Mi niño: "mamá, ¿la curiosidad es buena o mala?"
Yo trato de explicarle que el tener interés por aprender es bueno, pero que la curiosidad entendida como querer saber todo de otras personas, no es buena... 
Mi niña interviene: "eso es cotillear".

Es la primera vez que se me bloquea el iphone después de más de un año de uso, me sorprendo y le enseño la pantalla a mi marido... mi hija lo ve e instantáneamente me dice: "mamá, apágalo y lo vuelves a encender"... ¡¡¡¡con 5 años!!!! Alucinada me dejó.

Estamos en el parque, mi niña ha traido su móvil de juguete y hace que habla con su amiga. Comentario de mi niño: "ojalá esta niña no se nos obsesione con el móvil como el resto de adolescentes". Él tiene 10 años y ella 5... no hay más que comentar, ¿no?

Hacía frio, mi niña a pesar de la chaqueta que llevaba tenía frío, así que saqué el polar que llevo siempre en el coche y se lo pongo, la queda enorme, pero ella está feliz con el polar de mamá, la quiero remangar las mangas y me dice: "¡¡no!! Que quiero llevar manos largas".

Vamos en el coche este verano a casa de la primita, el papi está trabajando, mi niña nos suelta de repente y sin venir a cuento de nada, que el ratoncito Perez no existe... y el hada de los dientes tampoco... de los regalitos se encarga un niño que su mamá es rica y tiene esclavos que se encargan de ayudarle.
No me he querido meter en un jardín preguntando por RRMM o Papá Noel... Mi niño ha zanjado la cuestión con un: "hay que creer en las tradiciones"... mi niño va para diplomático, no vaya a ser que dejando de creer, deje de haber regalos.

Palabra nueva según mi niña: pingüinetas, "no son aletas mamá, porque son como los pies de los pingüinos".

Estoy harta de Bob Esponja... "chicos, poned algo del botón rojo " (selección de dibus con la smart tv en Clan)... descubren David el gnomo, el abuelo les dice que esos dibujos tienen muchos años y los veía su mamá, razonamiento de mi niña: "claro, por eso el gnomo se ha hecho tan viejo".

"Mamá, ¿el mundo se vende? ¿Y cuánto vale?" - preguntas antes de dormir de mi niña.

"Papá, ¿tú por qué no haces pesas?" - le pregunta mi niña a su padre. Yo la pregunto que a quién conoce que haga pesas, respuesta: "pues los papas de todas las de mi clase"... esta niña como se empeñe, acaba consiguiendo que su papi tenga tableta de chocolate.

Situación: anuncian en la tv que van a poner Happy feet, comentarios de mis hijos:
- Mi niño: "en esta época no hacen más que poner películas antiguas".
- Mi niña: "hay que ver películas viejas para que cuando seamos mayores tener otras en la tele...".
Me quedé pensando de que año es esa peli para que la consideren "antigua".

"A ver xxxx (aquí el nombre de mi niño), que la vida no son todo arcoiris y unicornios rosa"... definitivamente mi hija se está haciendo mayor, ¡¡lo que me hubiera gustado es pillar la conversación completa entre mis hijos!! 

Un día del verano pasado, ha venido a la piscina la amiguísima de mi hija del cole, quería que hiciéramos fiesta de pijamas... ¡Ojo al plan! Ella dormía con su amiga y con su hermano en nuestra cama, a su padre y a mí nos mandaba a dormir a su cama y a la de su hermano. A mi niño no le ha interesado el plan, la ha dicho todo ofendido que él no dormía con una niña q casi no conocía.
Para rematar, el comentario que me puso mi hermano: "ya cambiará de idea". JAJAJAJA

Día de playa, mi niña: "mamá...no quiero volver a la playa, hay muchas olas...". 
- "Bueno cariño, otro día habrá menos...".
- "Será que hoy habían echado mucho agua, ¿verdad mamá?" ... Razonamiento de mi princesa...

Hora de cenar, - "¿os apetece tortilla para cenar?"
mi niña responde: "Vale pero de patata",
 - "No cariño, es tarde ... Hago tortilla francesa" 
Mi niña: "no mamá, ¡que sabe a huevo!

Excursión familiar a Segovia, vamos a ver el Alcázar, "mamá, ¡mira, el castillo de Frozen!.

Viendo la peli de El Rey León... Comentario de la nena. "La leona está con el chico guapo... Y no hace caso a su papá" ... Si eso es lo que está pillando de la peli...

Anuncio del chocolate Paladín... Y mi hijo dice: "Mamá, así erais el tío y tú de pequeños?" ... Hombre... El niño rubio con rizos y gafas puede darse un aire a mi hermano... Pero yo ¿rubia? 

Mi princesa, 2 años 9 meses: "no quiero ver Caillou, es para bebés, ¡quiero ver Peppa!"- no quiero pensar lo que me va a decir con 15 años.

Pregunta de mi niño antes de cenar: "mamá, por qué las manzanas cuando se suelta el rabito se caen del árbol y la luna que no tiene rabito no se cae?" ...

 Mi hijo con 5 años: "es que tú no entiendes la vida mamá... ".

-"Cariño, esta tarde tienes que hacer los deberes"
- ¿por qué siempre tengo que hacer yo los deberes?
- Porque yo ya hice los mios cuando era niña"
- "Jo! mamá, ser niño es un marrón que no veas... (esto me dijo mi hijo con 5 años!!! ... y lo que le queda, pobre!).





martes, 12 de septiembre de 2017

Se acabó el verano, un curso más

Este verano ha sido raro, diferente, sin poder llevar a cabo los planes que teníamos de ir a Eurodisney, porque papá encontró un trabajo para todo el verano en un supermercado, con unos horarios de lunes a sábado, que cambiaban cada semana y con los que no podíamos planificar nada, pero viendo el lado bueno, al menos, hemos hecho "hucha" y este invierno la cuenta del banco estará un poco menos triste.

De todas maneras, hemos aprovechado a tope el verano, todas las tardes a la piscina y los fines de semana aunque papá trabajaba todos los sábados, generalmente por la tarde, los domingo hemos ido a la playita, a un parque acuático con toboganes, al Acuario de Gijón, a la casa de la primita, ...

Mis hijos han disfrutado en la casa de la primita de juegos, piscina, concurso de disfraces...no sé cómo, acabé haciendo un disfraz de móvil para mi niño con una caja de cartón, pintando con témperas y con un bote de betún... ¡ver para creer! - para la niña no tuve que esforzarme tanto, ella con su disfraz de princesa, su trenza y sus zapatos de tacón, no necesita más para ser feliz.

Ha sido un verano en el que mi niño se ha quedado varios días en casa de su prima y mi niña ya nada con sus manguitos sin depender de nosotros y disfrutando de la piscina grande, incluso fue capaz de salir airosa una vez que su hermano la empujó a la piscina grande, mientras yo hinchaba los manguitos y supo sacar la cabeza incluso antes del medio segundo que tardó el padrino en tirarse a rescartarla.

Mis vacaciones se nos pasaron muy rápido, como siempre, no me ha dado tiempo a ordenar todo lo que había anotado en mi lista, pero bueno, lo principal, los armarios de mis hijos, ropa y libros, está perfectamente, a ver si puedo alguna mañana de sábado ponerme con mi armario y aún me queda recoger todo lo de la piscina, toallas, bañadores, juguetes...

El curso no ha podido comenzar mejor, mis hijos repiten tutor, mi niña en 3º de Infantil y mi niño en 5º de Primaria. La tutora de mi hija ya me lo había comentado en la reunión de final de curso, pero no sabíamos si el tutor de mi hijo, que se incorporó en el último trimestre, tras la jubilación de la tutora, seguiría con ellos o no. 

El primer día de cole lo había pedido de vacaciones, no sabíamos el horario que tendría papá y no quería tener que dejarlos deprisa y corriendo, al final, pudimos ir todos juntos y fue genial acompañarlos, saludar a sus compañeros, los abrazos de mi hija con sus amigas, mi hijo encantado con su pandilla. Mi niña me dió un beso y me abrazó cuando su fila comenzó a entrar, luego cogió a su amiga de la mano y entró tan feliz. Mi niño me había dado un beso al entrar y se fue corriendo a su fila a ver que amigos habían llegado ya, cuando su hermana entró, pasamos a su lado, uno de sus mejores amigos estaba al final de la fila, solo, no había visto a los demás, me acerqué y le indiqué donde estaba el resto de la pandilla, mi hijo pensaba que quería darle un beso y me dijo un rápido "mamá, pírate", parecerá una contradicción, pero a mí me sonó a música celestial, que diferente a otros años, cuando mi hijo no estaba seguro, no tenía amigos y me pedía por favor que lo acompañara y me quedara a su lado.

Mi marido y yo nos fuimos, solos, tranquilos, a aprovechar la mañana haciendo compras y recados, sintiéndonos raros al estar sin ellos. Deseando que llegara la hora de ir a buscarles y escuchar las novedades de profesores, amigos, con quien se habían sentado...