Mis tesoros

Lilypie Kids Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

jueves, 20 de septiembre de 2018

Trabajar por la tarde...esa tortura

He vuelto al trabajo después de la semana de vacaciones estivales que me quedaba por disfrutar y la vuelta ha sido ya con el horario de invierno, o sea, jornada partida, de 9 a 14h y de 16 a 19.30h, no sé si estoy pof, si estoy cabradada...lo que sí sé es que cada vez llevo peor lo de ir corriendo a casa a comer y salir corriendo otra vez para calentar la silla mientras hago la digestión.

Tenemos un jefe prehistórico, defensor acérrimo del presentismo y de que estemos con el culo en la silla el mayor tiempo posible, no entiende que con una jornada así no rindes todas las horas, es imposible mantener la concentración, te dispersas y claro, como sabes que acabes o no tu tarea, te toca quedarte sí o sí...pues divagas, procastinas...en una palabra, pierdes el tiempo.

La excusa es poder atender a los clientes en un horario amplio, lo cual no es así, porque casi todos nuestros "clientes" son administraciones públicas, o sea, funcionarios que a las 3 hace rato que han fichado y que por la tarde ni se acuerdan en que trabajan (sin ánimo de ofender a ningún funcionario que trabaje, que alguno he conocido); otra excusa es la de poder reunirnos, lo cual, tampoco cuela, porque en verano el horario es de 8 a 15h y los viernes de invierno de 9 a 15h y no hay ningún problema con el desarrollo de las tareas que se hacen conotros compañeros.

Hemos intentado convencerlo por aquello del ahorro de energía y por tanto de dinero, pero claro...no todos pueden hacer teletrabajo por la tarde desde casa, con lo cual, las luces y la calefacción/AC, tendría que seguir encendido, con lo cual por ahí tampoco hemos conseguido nada.

Hace algunos años desde la Dirección se hizo la concesión de flexibilizar el horario de comida, es decir, puedes comer en una hora y sales a las 18.30h, pero no parece que haya visos de poder flexibilizar la hora de entrada, permitiendo entrar antes para salir antes, ni siquiera hacer más horas unos días para salir antes otros, y eso a pesar de que el año pasado implantaron un sistema de fichaje mediante huella digital, con lo cual pueden controlar las horas que estás en la oficina, aunque nos lo vendieron como que no se iba a utilizar para eso, sino que por ley estaban obligados a tener un control de presencia, pero claro, no les sale a cuenta, aquí nunca se han pagado las horas extras, son como las meigas, no existen, pero haberlas haylas.

Yo planteé directamente lo del teletrabajo a finales del año pasado...pero simplemente dejaron pasar el tiempo...silencio adminstrativo...y cuando tuve ocasión de hablar con la jefa de mi jefa, en este caso por otro motivo, la situación derivó en una bronca monumental, porque se me ocurrió mencionar que la falta de formación y certificación nos hacía perder puntos frente a nuestros competidores....como decía mi abuelo "llámaselo, que te lo llaman...".

Al menos conseguí que el día que le toca la vacuna de la alergia a mi niño, me quedo en casa por la tarde haciendo teletrabajo, así vigilo que esté tranquilo y relajado, le pongo hielo en el brazo y no se le hincha. 

Pero me sabe a poco, a muy poco, veo que se me escapa la infancia de mis hijos y me estoy perdiendo muchas cosas, cuando llego a casa, la mayor parte de los días ya no me queda energía para ayudar con los deberes, repasar las lecciones... y aún me queda preparar cena y comida para el día siguiente. Las semanas se me hacen eternas y me da la sensación que soy una mamá-ogro que siempre está enfadada y regañando.

Todo esto para decir que odio Septiembre, odio la vuelta al cole y sobre todo odio el cambio de hora... a partir de ese momento salgo cuando ya es de noche del trabajo, buaaaaaahh.

jueves, 6 de septiembre de 2018

11 y 6 años - 20 preguntas

Como ya es tradición, cada verano, pregunto a mis hijos una serie de cuestiones para ver como año a año van cambiando, a ver que sorpresas me deparan sus respuestas respecto al año pasado, ¡allá vamos!
(en primer lugar la respuesta del mayor y después las de la pequeña)
  1. ¿Cuál es tu número favorito? 11 - 15.
  2. ¿Cuál es tu color favorito? Naranja - Rosa.
  3. ¿Cuál es tu animal favorito? Guepardo - Cerdito.
  4. ¿Cuál es tu peluche favorito? Tom - Perrito.
  5. ¿Cuál es tu juguete favorito? Consola nintendo switch - Parejas de princesas.
  6. ¿Cuál es tu comida favorita? Pasta con jijas - Sopa.
  7. ¿Cuál es tu bebida favorita? Fanta de naranja - Aquarius.
  8. Cuál es tu fruta favorita? Melón - Fresa.
  9. ¿Cuál es tu postre favorito? Gelatina - Helado de limón.
  10. ¿Cuál es tu cuento favorito? Los 3 cerditos - Los colores de Minnie.
  11. ¿Cuál es tu libro favorito? 20000 leguas de viaje submarino - La moneda de 5 marcos (lo compramos este verano en un mercadillo y la hizo sentirse mayor). 
  12. ¿Cuál es tu canción favorita? Scooby doo pa-pa - El anillo pa'cuando (a mí ni me sonaba...pero la ha bailado este verano con su madrina, ¡vaya par!).
  13. ¿Cuál es tu película favorita? Monster Trucks (la vimos hace un par de años por su cumple y este verano la han vuelto a ver) - Frozen.
  14. ¿Cual son tus dibujos animados favoritos? Patoaventuras - Gumble
  15. ¿Cuál es tu lugar favorito para jugar? Su habitación - Su habitación.
  16. ¿Cuál es tu juego favorito? Mario odyssey - Twister (el de los pies y manos en los colores).
  17. ¿Cuál es tu instrumento musical favorito? Flauta - Trompeta.
  18. Elige: playa - piscina - campo. Playa - Piscina.
  19. ¿Quién es tu mejor amigo? Yago - Olalla.
  20. ¿Qué quieres ser de mayor? Informático, programador de videojuegos - Policía.

Ha habido preguntas, como la de los dibujos animados o el cuento, que para mi mayor, ya no le pegaban... las respuestas de mi peque están condicionadas por sus amigas, como por ejemplo lo de ser policía, los papás de una de sus amigas lo son y se han hecho una casa, cuando hemos estado este verano la ha encantado... ella cree que son ricos, porque tienen jardín, piscina, un lavabo con cascada para lavarse las manos... y ella quiere tener todo eso, me preguntó que si nosotros no podíamos tener algo igual...espero que poco a poco vaya valorando lo que tiene y no sólo vea todo lo que tienen los demás y ella no.

Ambos han elegido su habitación como sitio de juegos, me alegra y me hace pensar que se sienten a gusto, sobre todo la peque, este verano la hemos puesto muebles "de mayor", una bicama, una estantería y una mesa de estudio, que este curso ya tiene que estudiar ;-) y ella está feliz. Han sido días de ordenar todo, pero la verdad es que ha quedado muy bonito y acogedor.

martes, 17 de julio de 2018

Avanza el verano

Yo me había propuesto escribir al menos un post al mes, pero nada, se me pasó Junio y no encontré momento. La verdad es que casi desde que acabaron las vacaciones de Semana Santa de los peques, no hemos tenido mucho tiempo libre, con decir que preparé un correo con un calendario de todas las actividades para enviármelo a mí misma y a mi marido, para que no se nos pasara nada... y aún así ha habido días que hemos tenido que elegir entre un par de opciones o bien nos hemos repartido para asistir cada uno con un niño a su correspondiente actividad.

Hemos disfrutado un montón: cumpleaños, talleres de cocina, noche de los museos en el planetario, competiciones deportivas, actuación de baile, fiestas del cole, graduación, gynkanas, excursiones con chaparrón incluido, conciertos... ha sido un fin de curso ajetreado, pero la verdad es que ha merecido la pena, ha habido fines de semana que casi no hemos parado por casa, ya habrá tiempo en invierno, no?

También tuvimos la revisión en alergología de mi niño, ha mejorado mucho, aunque eso no hacía falta que me lo dijera la dra. ya lo venía yo observando esta primavera, los síntomas eran más leves, no necesitaba el antihistamínico y sólo con el inhalador nasal podía controlar los mocos. En vista de los buenos resultados, vamos a continuar un año más con la vacuna.

En fin, ahora ya estamos a mitad de Julio y tenemos la rutina de la piscina todas las tardes, aunque los planes iniciales de verano que habíamos hecho para organizarnos se cambiaron en un par de horas el 2/julio, llamaron para contratar a mi marido para un muy buen trabajo, con buen horario, sin tener que trabajar los fines de semana, buen sueldo, sólo a media hora de coche de casa...el único pero es que sólo es una sustitución por 2 meses, julio y agosto.

Para bien o para mal, ya estamos acostumbrados a que la situación cambie de la noche a la mañana por el trabajo del papi, como dice mi jefa, yo tengo siempre en la manga plan B y plan C, jajajaja. El plan A era que papá se encargara este verano de los peques, pero no era cosa de desaprovechar esta oportunidad, así que pasamos al plan B, contratar una ludoteca que tenemos cerca de casa, ya estuvieron el verano pasado y les gustó, el horario es amplio, hacen actividades toda la mañana y puedes llevar el tupper para que los niños coman allí, el precio no es caro y por el segundo hermano te hacen el 50% de descuento si lo contratas por semanas o meses completos, con lo cual, una preocupación menos.

Pero justo antes de contratarlo, hablando ese mismo día con la madrina, ella no trabaja este verano, así que me propuso ocuparse ella de los niños, ni que decir tiene que el plan C era el que más nos gustaba y a ella la vendría bien el dinero, sin contar que los dejábamos en las mejores manos, además los niños no tendrían que madrugar, ni yo estar estresada por las mañanas preparando tuppers, mochilas, dando el desayuno a la peque para no llegar tarde al trabajo...todo eran ventajas y así los niños no se pasaban todo el día "encerrados" en un sitio, sino que saldrian al parque con ella.

Eso sí, otro verano que nos quedamos sin posibilidad de pasar una semanita en la playa todos, a no ser que lo dejemos para la primera semana de septiembre, que yo tengo todavía vacaciones, ya veremos. Porque aún había otro conejo en la chistera... otra buena amiga que vive en Madrid, si de algo puedo presumir es de que mis amigas, son amigas de verdad...me llama y me dice que la han trasladado hasta fin de año a un proyecto a Alicante, que la ponen casa y que espera que vayamos allí a pasar unos días este verano, así que estamos valorando esta opción, o bien estar todos con ella unos días a primeros de Septiembre, o bien, vamos un finde de Agosto cuando yo tengo vacaciones, el papi se vuelve para trabajar, me quedo yo durante la semana con los niños y papi vuelve el siguiente finde para recogernos, así también él disfruta del Mediterraneo.

No hay prisa por hacer planes...cuando llegue Agosto vemos, mientras tanto, disfrutamos a diario de un rato de siesta, luego piscina, algunos días han venido amigos de mis hijos del cole, otros ha venido la prima, también hemos ido a pasar el sábado a unas piscinas con toboganes que descubrió el papi el verano pasado por internet, están en Castronuño, un pueblo cerca de Valladolid, no tengo comisión, ni nada parecido, es un sitio sencillo, con mucha sombra y sobre todo limpio, los socorristas están muy atentos y no hay normas absurdas, incluso yo he disfrutado de lanzarme de los toboganes para sorpresa de mi hijo. A ver si deja ya de llover por el norte y podemos hacer también una escapada a la playa.

Por lo demás, sigo disfrutando de la lectura con ebiblio, he leido unos cuantos libros:
  • La carne de Rosa Montero, no me terminó de convencer, aunque al menos tiene final feliz o a mí me lo parece.
  • El tiempo entre costuras de María Dueñas simplemente me encantó, no sé si ver la serie o me va a desilusionar.
  • Después del amor de Sonsoles Ónega, me lo recomendó una amiga que la había encantado, pero a mí no me gustó, a ver, está bien escrito, pero no es mi estilo de libro, ¡qué pena, madre! todo son tristezas ... es como si nada le saliera bien a la protagonista, ya es bastante complicada la vida como para leer tristezas ajenas, con las propias me sobran.
  • Nosotros en la noche de Kent Haruf, no conocía a este autor, pero me sonaba el libro por la película de Robert Redford, que es uno de mis actores favoritos. Me gustó mucho, en algunos momentos puede parecer lento, pero eso precisamente es lo que le da el encanto, el poder leerlo sin prisas, además me imaginaba a los actores de la película, aunque no la he visto.
  • La canción de la llanura de Kent Haruf, en la línea del otro libro, aunque con otros personajes y otra historia, también me gustó mucho.
  • Historia de un canalla de Julia Navarro, he de decir que buscaba otro libro suyo, "Dispara, yo ya estoy muerto", pero no estaba disponible, así que leí este. En conjunto, me ha gustado, aunque por momentos estuve tentada de dejarlo, había capítulos con mucha maldad.
  • Las hijas del capitán de María Dueñas no puedo decidirme cual me gustó más, si este o el de El tiempo entre costuras, merece la pena.
  • Sucedió en Larkswood de Valerie Mendes, una historia un poco enrevesada que luego se resuelve en pocas páginas, no está mal.
  • El juego de la luz de Louise Penny, otra novela policiaca interesante, con una trama realista y que no se saca cosas de la manga, me ha gustado tanto que tengo esperando otro de la misma autora: Un bello misterio.
  •  Donde los escorpiones de Lorenzo Silva, lo he terminado ayer y me ha gustado, no he sido capaz de averiguar quien era el asesino, aunque el autor se reserva datos para acabar la trama sorprendiendo al lector, quiero repetir con más libros de estos protagonistas.
Para lo que llevamos de verano no está mal, he leido en este último mes más que en todos los años juntos desde que soy madre.