Mis tesoros

Lilypie Kids Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

lunes, 2 de diciembre de 2019

Un finde con mucho planes

Pues se acabó Noviembre con un finde en el que teníamos muchos planes, a la peque la habían invitado a un cumpleaños de una amiguita, una "beauty party" ... aluciné cuando ví la invitación, era para ir a un centro de belleza en el que organizaban la fiesta de cumpleaños para 6 niñas, cremitas, tatoos temporales, zumitos, relax... ¡me hubiera apuntado hasta yo! eché un vistazo a la web y también lo hacían para mayores, en plan cumpleaños o despedida de soltera, ¡quién lo hubiera pillado hace unos años!

La mañana del sábado además el mayor tenía competición, lo habitual es que nos organicemos, cada uno con un peque, pero esta vez el coche del papi tenía que pasar por el taller sí o sí, porque no tenía luces en uno de los faros, así que sólo teníamos un coche para repartir niños a todas las actividades que eran una bastante lejos de la otra. 

Si a eso le sumamos que llovía, fue una mañana agotadora:
- 11h - cumpleaños de la amiga de mi niña.
- 11.50h - comienzo de la competición de mi niño.
- 13h. - finalización del cumple
- 14h. - finalización de la competición.

La mañana se planteaba ya como un ir y venir con el coche y la realidad es que se complicó y retrasó todo, porque mi mayor no se levantó muy colaborador y cuando fuimos a salir no había preparado su botella de agua, ni su dorsal,... así que además de llegar tarde al cumple con su hermana, tuvimos que volver a casa a coger el dorsal olvidado.

Una vez los dos peques "colocados" los papis hicimos la compra, que nuestra nevera es de las que no se llena sola, luego yo me quedé en la competición del niño y el papi fue a recoger a la pequeña, le tocó esperar un rato, luego vino a recogernos a nosotros y todos juntos pasamos a buscar a la madrina.

Comimos más tarde de lo habitual y cada uno aprovechamos el tiempo hasta la hora de ir a ver Frozen II, que para eso había venido la madrina, la operan la semana que viene y tenía que llevar a su ahijda a ver la película antes...¡cómo no!

Como seguía lloviendo, el papi no había quedado con sus amigos para su sesión de deporte, así que se apuntó al cine, los peques entraron a ver Frozen II con la madrina y nosotros vimos Puñales por la espalda, ¡¡nos encantó!! parece que ya sabes el argumento desde el principio, pero no, mantiene la intriga hasta el final. Los actores muy bien, el que menos me gustó fue Daniel Craig, además le han doblado con una voz rara en esta película, no sé, no encaja. Ana de Armas está fabulosa y el reparto es muy bueno. A mi marido que no le terminan de convencer este tipo de argumentos, le gustó mucho y lo pasamos muy bien, mereció la pena, hacía casi 2 años que no íbamos juntos y solos al cine.

El domingo día tranquilo, seguía lloviendo y había mucho que estudiar para los exámenes de esta semana del cole.

martes, 19 de noviembre de 2019

Rutina, bendita rutina

Pues parece que hemos retomado la rutina, los días pasan unos tras otros según los horarios del cole de mis hijos, cuando suena el teléfono no hay que salir corriendo y el papi se ha cogido ya su típico catarro cuando ha llegado el frio de verdad.

Mi sobrinín pequeño ha cogido 400 gr en 11 días, está precioso, ¡qué voy a decir yo! y mi sobrino mayor fue a revisión con la neurocirujana y todo estaba bien, hay que seguir pendientes de él, obviamente, pero ya se nos está pasando el susto.

Mis peques están pensando en lo que piden por Navidad y esta madre previsora tiene ya casi todo encargado, porque se vive con mucha más tranquilidad no teniendo que correr a última hora, que todo son colas y agobios.

Mi jefe nuevo se fue de la empresa, ¡oh sorpresa! ha durado 2 meses...yo pensaba que iba a durar poco, pero al menos hasta Navidad, en fin, a ver como evoluciona el tema, por ahora ha asumido la jefatura la jefa intermedia, la duda es si buscarán a alguien nuevo, si ascenderán a alguien de la empresa, si seguirá esta jefa...

Pues eso, que siga la rutina, por favor...

viernes, 8 de noviembre de 2019

No salimos de una y nos metemos en otra

Después de unos días para olvidar, cuando ya mi cuñada y  mi sobrinín estaban en casa tranquilitos y yo había salido bien parada de la movida en la oficina, se presentaban unos días de tranquilidad con el puente de los Santos, viernes, sábado y domingo.

La noche del jueves al viernes había dormido un montón, como hacía tiempo que no dormía y me levanté relajada y sin dolor de cabeza, sin más preocupación que ordenar la casa, poner lavadoras y disfrutar con mis hijos, que me habían echado de menos.

Salgo de la ducha y suena el móvil, es mi hermano...está de nuevo en el hospital, esta vez con mi sobrino mayor (3 años), se cayó ayer por la tarde del carro en el supermercado, no tenía ni brecha ni nada, le puso hielo enseguida en el super, es un pueblo y les conocen, el niño parecia que estaba bien, pero aún así le llevó a urgencias al centro de salud y le dijeron lo típico, que observara si vomitaba, si estaba adormecido. 
 
Luego por la noche vomitó y le llevó al hospital directamente, le tuvieron en observación, le empezaron a dar líquido y como lo toleraba, sobre la 1 y pico de la noche les mandaron para casa, pasó bien la noche...pero al día siguiente al desayunar, otra vez vomitó, así que otra vez al hospital y ya le hicieron un escáner, vieron la fractura de cráneo, por detrás, sin hematoma, ni desplazamiento y le ingresaron...
 
Se acabaron los planes para el finde tranquilo, comienzo a preparar cosas  para llevarme al hospital y ayudar a mi hermano, vasos de piratas, pajitas, un libro de pintar y por supuesto la moto del primo para animar al pequeñín.
 
Mi hermano ha estado en el hospital el mismo tiempo que el peque, ha salido para comer y ya, yo he estado yendo estos días por la mañana, para que saliera a desayunar y airearse un poco, luego me iba a comer con mis hijos, me echaba un poquitín, se quedaba mi madre con mi hermano y por la tarde iba mi cuñada y yo me quedaba con el otro pequeñín en una cafetería en frente del hospital, cuando lloraba la llamaba...bajaba, le daba teta y subía otro rato con el mayor...ese ha sido mi puente.
   😞
 
Mi hermano tiene un sentimiento de culpa horrible...ya le he dicho, este niño es aún más movido de lo que era él de pequeño, nos podía haber pasado a cualquiera, de todas maneras los médicos le han dicho que no es tan raro en niños lo de fracturarse el cráneo. 
 

El viernes por la tarde estaba muy atontado y paradín, el sábado ya estaba más animado, pero aún así no aguantaba ni un capítulo de Peppa Pig que le puse en el móvil, que duran 5 minutos, además con la vía, ahora lo ponen con un sistema de estos de bombeo, yo lo recuerdo de cuando me pusieron la epidural, ¡no hacía más que pitar! que sufrimiento de cacharro. El domingo ya comió normal y le quitaron el suero, ¡estaba como una moto! yo tengo miedo de que se caiga otra vez.
 
Mis hijos lo han llevado cada uno a su manera, mi mayor como tenía bastante tarea, se ha pasado el finde estudiando, pero la pequeña ha estado más ñoñina, he hablado con ella, explicándola que me necesitaban en el hospital, que yo la quería mucho, pero que ahora tenía que ayudar a cuidar a los primos y me dice: "Ya mamá, yo ya sé que me quieres más a mí que a xxx y a yyyy".
 
El lunes le volvió a ver la nuerocirujana y le han dado el alta, con revisión para dentro de 10 días, respondía bien a todos los estímulos, no se mareaba, en definitiva, tenía todo el aspecto de un niño normal. Eso sí, ahora hay que tener mucho cuidado, que no se caiga o se de un golpe.

Yo no he dicho nada en la oficina, no quiero que mi nuevo jefe me bautice como "la pupas", así que ha sido un día normal, aclimatándome a mi nuevo sitio, hasta que por la tarde me llama por tfno, que por la mañana él no había estado en la oficina,  resulta que había un problema con la ubicación...que no me podía seguir sentando donde estaba...porque en esa zona de mesas iban a poner a un grupo nuevo de gente que iban a contratar.... vamos, que es tan torpe que ni excusas sabe inventar...así que me toca volver a cambiarme de sitio.
 
Me toca al lado de un compañero con el que tenía que repartirme las vacaciones hace unos años que me hizo pasar también las de Caín, al menos no estoy de espaldas al mundo...sino de espaldas a la pared.
 
Yo estoy con el cerebro en stand-by, voy a cámara lenta...no salgo de una y ya tengo otro problema encima, así que con  haber sobrevivido a la semana me conformo, a ver si el finde puedo por fin recuperar horas de sueño... porque entre lo que no he dormido al estar en el hospital con mi cuñada y luego este puente, que aunque estaba en mi cama, no conseguía dormirme de la preocupación. A ver si va desapareciendo la sensación que tengo... no sé, de estar alerta, como esperando el siguiente problema... que ya me estoy temiendo que va a haber que "pelear" por las vacaciones de Navidad.