Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

lunes, 30 de diciembre de 2013

Acabando el 2013

Mañana se acaba este 2013, no sé, el 13 siempre ha sido "mi número" pero este año no ha sido especialmente bueno...aunque repasando, ha habido más cosas buenas que malas, en general ha sido un año que podíamos llamar, de transición, básicamente hemos sobrevivido... 
...hemos sobrevivido a los pocos y cada vez peores trabajos que encontraba mi chico mayor.
...hemos sobrevivido a dar de comer a la princesa y a sus vómitos, a las pruebas en el hospital, a los percentiles.
...hemos sobrevivido a los mocos, las toses y a ver 39ºC en el termómetro.
...hemos sobrevivido manteniendo milagrosamente mi empleo reinventándome cada día en la oficina, sigo pensando que a mi jefe no le caigo bien, sólo me soporta porque tengo algún que otro angelito en el cielo que no le deja despedirme.

Y pasito a pasito ha llegado el final del año, el hito importante el año que viene será la boda de mi querido hermano a mediados de junio, y hasta entonces, quedan un montón de cosas que organizar, preparar, comprar...

A partir de ahora tengo unos días de vacaciones, hasta que los peques vuelvan al cole (o a la guarde), espero aprevecharlos bien y poder hacer todas o al menos la mayoria de cosas de mi lista...aunque creo que me conformo con hacer dos, reservar sitio para el cumple de mi niño y vaciar la habitación en la que dormirá la nena, espero, desde este verano y que a día de hoy es un cuarto lleno de trastos.

Por lo demás...entre comidas y cenas, regalos de Reyes y hacer planes con los niños, se me va a pasar volando esta semanita sin ir a la oficina.

Para el nuevo año...creo que me quedo con aquello de "...virgencita, virgencita, que me quede como estoy...". Aunque puestos a pedir...un trabajo para mi chico mayor, un poco de apetito para mis niños, mucha salud para mi gente...y ningún sobresalto de estos que te vuelve la vida del revés.

¡Hasta el año que viene!


viernes, 13 de diciembre de 2013

Empezando a comprender

Hoy he recibido un correo muy especial, el título a priori no me decía mucho "TDAH. Guías de consulta" pero podía dedicarle dos minutos y lo abrí, al leerlo parecía que el autor conocía a mi hijo.

En mi búsqueda al respecto del comportamiento de mi niño, encontré muchas cosas, un portal me llamó especialmente la atención y me suscribí, cada poco tiempo, casi cada día envían un correo con información interesante, el correo de hoy se refería a la entrada TDAH. Guías de consulta Incluia unas guías en PDF sobre este transtorno, las siglas TDHA se refieren a  "Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad", en ellas describía el comportamiento y las situaciones que nos comentó su profesora en la reunión y lo que nos han ido escribiendo los profesores de las diferentes asignaturas en este primer trimestre que está a punto de finalizar.

También indicaba las pautas a seguir con los niños que sufren este transtorno, lo que no se debe hacer:
  • Aislarlo de sus compañeros poniendo su pupitre a parte.
  • Sólo castigar sin resaltar ni alabar los logros, por pequeños que sean.
y así otras tantas acciones que son justamente las que han llevado a cabo en el colegio, sin éxito.

Casi me he echado a llorar...de pura rabia y frustración, porque sus profesores no habían sabido interpretar las señales, pero a la vez de alegría, había una salida al final del tunel y yo la había encontrado. Mi hijo no es malo, no es vago, no es distraido ... su cerebro es diferente, tan sólo eso y necesita que le tratemos de acuerdo a eso. Otros niños necesitan gafas, o no pueden tomar gluten, mi niño necesita que le traten y le valoren de otra manera.

Voy a aprovechar el fin de semana para imprimir las guias y estudiarmelas, el lunes trataré de hacerselas llegar a su profesora, tenemos un largo camino por recorrer, pero ya hemos dado el primer paso. ¡Lo vamos a conseguir!

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Reunión con la profe

Hoy hemos tenido la reunión con la profesora de mi niño...no sé, hemos salido con una sensación agridulce.

Espero haberla transmitido mi preocupación y mi pena, creo que está dejando de lado a mi hijo y no me gusta, no me parece justo, es un niño que tiene mucho potencial, simplemente necesita más atención y la pide de la forma que sabe que seguro la tiene, portándose mal.

La reunión empezó bastante mal, nos dijo que había hablado con la responsable del Plan de Convivencia en el cole, e incluso nos planteó pasar el tema de su comportamiento a Dirección, me parece que está fuera de lugar...a él el año pasado le patearon entre 5 niños y ¡no pasó nada!

Creo que le estamos fallando, que hay algo que le pasa, que le preocupa y que no sabe transmitirnos, me siento impotente de no poder leer lo que pasa por la cabeza de mi niño, pero sobre todo por su corazón. La profesora nos ha dicho que cree que no le afecta el estar sentado sólo, al final de la clase...¡cómo puede pensar eso! para ella toda su preocupación se centra en que pega en el recreo y en que habla en clase.

La hemos explicado que en Infantil era a él al que pegaban, al que le arrancaban la capucha del abrigo ... creo que es una forma de autodefensa, pega antes de que crea que le pueden pegar a él, los que le pegaban a él eran los líderes de la clase, este año no está con esos niños en clase, quizá crea que de esa forma será el líder.

Espero haber sido capaz de hacerla ver que necesita un poco de tiempo, un poco de paciencia, un poco de atención...no sé...he vivio esto antes, mi hermano también era "el travieso, el malo" de la clase, hace casi 30 años mis padres cortaron por lo sano y le cambiaron de colegio, sabia decisión, mi hermano se integró fenomenal, aún conserva amigos del colegio y hoy es un empresario de éxito. Desafortunadamente nosotros  no podemos elegir colegio, no tenemos alternativa en la localidad donde vivimos, y no podemos permitirnos uno privado.

La mayoría de las mamás de los niños de su clase no trabaja fuera de casa, yo no puedo tomar un café con ellas al dejar a los niños, creo que la mayoría ni siquiera me conoce y eso hace que mi hijo esté en cierta medida marginado en cuanto a planes, invitaciones a cumpleaños, ...

No tengo elección, no puedo ni plantearme reducir mi jornada, significaría no llegar holgadamente a final de mes y podría condicionar en un futuro cercano mi puesto de trabajo, algo que no puedo poner en peligro por nada del mundo, ya que mi familia depende de mi sueldo.

Pero creo que el hecho de no dedicar más tiempo a mi hijo le está afectando. Difícil dilema.

martes, 3 de diciembre de 2013

No sé que hacer con mi hijo

No ha terminado el primer trimestre y ya hemos tenido notas en la agenda escolar de todos los profesores del niño, siempre es lo mismo, da guerra, no atiende, molesta a los compañeros, interrumpe el rítmo de la clase...

Hoy nos hemos enterado de que le han puesto a él solo en una mesa al final de la clase, pero no ha sido él quien nos lo ha dicho, al ir a recogerle a la salida del cole, como no salía...mi madre ha ido a buscarlo a su clase y allí estaba, castigado...

Está en primero de Primaria, pero todo esto no es nuevo, ya en Infantil hemos tenido problemas con su comportamiento, nunca ha sido un niño fácil en clase, le gusta llamar la atención, que estén pendientes de él, su profesora de Infantil le acabó cogiendo las vueltas y logró llevárselo a su terreno, sabía magnificar sus éxitos, de tal manera que le compensara más portarse bien y atender en clase...que portarse mal.

Pero mucho me temo que la profe de este año no tiene la misma maña con mi niño, parece que al estar en Primaria debe estar atento siempre en clase, no pelearse nunca en el patio durante el recreo...

No sé, la verdad es que he probado todo, por las buenas, razonando, por las malas, dejándolo sin tv, sin hacer algo que le gusta...y sí, muy buenas palabras, parece que entiende que tiene que portarse bien, obedecer en clase, atender, no molestar...pero volvemos a las andadas.

Yo creo que está tratando de llamar nuestra atención, no sé que estoy haciendo mal, he buscado y rebuscado por internet...los consejos, yo creo que escritos por gente que no tiene hijos o al menos que no tiene hijos con este problema, son básicamente los mismos en todas las webs, dialogar con el niño, tener una vida con horarios ordenados en casa, fomentar el buen comportamiento ... todo muy bonito en teoría, pero en la práctica...

No puedo hacer más milagros para pasar más horas en casa, con un trabajo a jornada completa y horario partido, bastante complicado es ya ir a comer todos los días a casa, para pasar al menos una hora a mediodía con ellos. Por la mañana papá se encarga de llevarlos al cole al niño y a la guardería a la niña, nos levantamos juntos, desayunamos, nos arreglamos y salimos todos a la vez. 

Los mediodías y las tardes varían si papá tiene o no trabajo...es lo que toca, si está papá, pues es el que los recoge y los lleva a casa, yo he llegado 5 minutos antes y tengo la comida lista, comemos los 3, la niña ha comido en la guardería, ha sido una decisión de este curso, porque ya no podía más, el año pasado me quedaba casi todos los días sin comer por darla a ella, para que la mayoría de los días vomitara...yo llegara tarde al trabajo...un horror! al menos este curso podemos relajarnos 15-20 minutos después de comer antes de tener que salir pitando a la oficina. A la niña la vienen a recoger mis padres y el niño va a las actividades extraescolares, sólo futbol e inglés, días alternos y hace los deberes en casa con papá.

Cuando papá tiene trabajo, como ahora ... son mis padres los que los recogen y los llevan a casa y se quedan a comer con los niños y conmigo, yo me voy tranquila, ellos se encargan de los niños, ahora también el yayo, mi suegro se ha apuntado y es el que le lleva a futbol, descargando un poco a mis padres.

A las 20h. aprox. llego a casa, más o menos a esa hora traen mis padres a los niños y empezamos la rutina, baños, cenas...a las 21.30h. es la hora de acostarse, un poco antes ha llegado papá, generalmente cuando llega estoy aún dando de cenar a la niña, a veces he podido cenar yo y otras no...a veces la nena vomita y me toca volver a empezar...y para cuando termino ya no tengo ni ganas de cenar. Afortunadamente el niño es de los que tiene botón de off y necesita irse pronto a dormir, con la nena ya es otro cantar...nos pueden dar las 12 intentando que se duerma.

Los fines de semana son 24h. para ellos, hacemos la compra todos juntos, comemos juntos, hacemos los deberes, vemos una peli juntos, cenamos juntos, nos organizamos para ir los dos al partido del niño, dejo a la niña con mis padres porque juegan al aire libre y la verdad es que se pasa mucho frio, aunque a él parece que le da igual el esfuerzo, también se ha quejado su entrenador de su indisciplina, de que no presta atención, si no está sentado quietecito en el banquillo, no lo saca...y claro...como no juega...se aburre y no para quieto.

Es un niño querido, siempre está arropado, por sus padres, por sus abuelos... llevamos unos horarios ordenados, dialogamos, mi marido y yo nos queremos y respetamos, tiene un buen ejemplo en casa. ¿Qué es lo que falla...?

La profesora de inglés extraescolar nos ha dicho que es un niño "con mucha vida interior" que no necesita nada para entretenerse, que se basta él solo en su mundo.

Yo estoy abrumada, agobiada, angustiada...siempre he sido de las niñas que se portaban bien en clase, que me daba vergüenza interrumpir aunque fuera para preguntar una duda, no entiendo su comportamiento, para mí siempre ha resultado más fácil portarme bien, obeceder, no desentonar, que mis padres estuvieran orgullosos de mi comportamiento.

No sé que hacer, la situación me tiene superada....¿serán celos de su hermana? ella no come, vomita, pide teta, no quiere dormir en su cuna...pero eso no quita para que yo siempre tenga un beso de buenas días y de buenas noches para mi niño, para preguntarle por el cole cuando llega a casa, consultar su agenda para ver los deberes...preguntarle que le pongo de almuerzo para el recreo.

Ya no sé que hacer...

sábado, 16 de noviembre de 2013

De anginas, teta y horas de sueño

Ha pasado más de un mes desde la última vez que tuve 5 minutos para escribir, desde mi cumple hemos tenido días de rutina, días de comer mal y dormir poco y una semanita de toses con el mayor y de anginas con 39 de fiebre con la pequeña. Fueron 3 días con sus 3 noches, en que mi nena en cuanto yo entraba en casa se enganchaba a mi teta y no se soltaba, ha dormido encima de mi pecho. Fue agotador, pero mereció la pena, al menos estaba hidratada y alimentada, porque no aceptaba casi nada más y la poquita papilla o puré que la consiguió dar mi madre, casi toda la devolvió, con muchos mocos, algo es algo, al menos echó fuera lo que la hacía daño. Un tema a parte es el antibiótico y los antitérmicos, ya hemos pillado los que acepta, una amoxicilina en genérico de Sandoz, que huele a fresa y los supositorios de paracetamol. Mi hija no quiere ni ver el apiretal o el dalsy, es arcada segura.

Vamos, de todo menos aburrirme,  incluso nos tocó la reunión trimestral con la profesora del niño. Creo que entendió la situación que vive mi hijo, al tener que compartirme demasiado tiempo con su hermana, me cayó mucho mejor que en la reunión común de principio de curso. Nos enseñó los controles, la verdad es que estamos muy contentos, aunque lo que le gustan son las mates, se ha esforzado mucho en lengua y Conocimiento del medio, "cono" para los amigos :-) lo que había fallado era porque no había sabido que era el dibujo de una ostra...he de reconocer que tuvimos que preguntarla que era, porque nosotros tampoco lo distinguíamos...se nota que en casa no somos mucho de comer ostras, verdad?

También hemos tenido la revisión en digestivo de la nena, la doctora nos ha dicho que está bien, que en seis meses la repite las analíticas, pero que tiene un desarrollo normal, de hecho ha pegado un buen estirón y el perímetro cefálico sigue en el percentil 50, lo que sigue es muy baja de peso, con 19 meses no llega a los 8,5 kgs. Pero lista es un rato, ya parla un montón, a parte de papá, mamá y tatá, "aba" es agua, "caca" cuando la vas a quitar el pañal o cuando coge cualquier cosa del suelo, ya sabe donde tiene los ojos, la boca y hasta lo señala en un dibujo de una cara...
 
En la oficina tenemos una época buena, de las que me gustan con un montón de cosas que hacer, odio el estar esperando tener tarea, el no saber lo que voy a hacer al llegar a mi mesa. ¡A ver si dura!

Ya hemos tenido todas las celebraciones de cumpleaños, con mis amigas, con mi familia política...eso como siempre es un tema a parte... cuando vinieron a comer a nuestra casa, pasamos un buen rato, mi suegro trajo un pendrive con un montón de fotos que había escaneado durante el verano de cuando eran pequeños mi marido y su hermana, fue divertido, para ellos recordar y para mí ver la infancia de mi marido. Después nos fuimos al parque...pero no todos, sólo mi suegro se quedó a pasar el resto de la tarde con los niños, mis suegra se  marchó a no-se-qué actuación con si hija y su yerno, luego dirá que"no ve casi nada a los niños" ... paciencia!! Y en la comida cuando fuimos a su casa, pues lo de siempre...langostinos, espárragos, pastel de gambas...vamos, todo lo que no le gusta a mi hijo para comer...y el plato principal un salmón en papillote así sin nada más... menos mal que la mahonesa hace milagros :-) eso...y que ese día habían hecho oficial mi hermano y mi cuñada que se casan este verano!!!!!!!!!!!!!!! y no se me quitaba la sonrisa de la cara, a mi hermano le adoro y creo que ella es una mujer que le hace muy feliz, estoy deseando salir a mirar vestidos para ir todos bien guapetones :-)

A ver si no pasa otro mes hasta que vuelva por aquí...

martes, 8 de octubre de 2013

Hoy es mi cumpleaños

Hoy cumplo treinta y todos, el año que viene estrenaré década...así que habrá que hacer algo especial, me encanta celebrar mi cumpleaños.

Ayer estuve preparando un par de bizcochos para mis compis de la oficina, este año facilitos, uno de limón y otro de chocolate...no sé yo si van a llegar a la hora del café, porque ya han venido varios a felicitarme a mi sitio ;-)

Llevo una temporada muy agobiada y el hecho de dormir poco y mal me tiene agotada y pierdo los nervios con mucha facilidad. Sigo muy preocupada por la salud de mi niña, sigue comiendo muy poco y vomitando casi cada día...y sigue dependiendo mucho de mi teta, yo estoy encantada de poder tener leche para ella, pero está pudiendo conmigo el no poder dormir más de 2-3 horas seguidas, no estoy segura de que sea normal que necesite 2-3 tomas por la noche como si fuera recién nacida.

Este año he pedido unos regalos muy especiales a mi gente...

A mi chico grande le he pedido que haga el esfuerzo de cuando llena el lavavajillas que deje el fregadero brillante...para él lo de limpiar el fregadero no es necesario...y yo me muero del asco :-( ya empezó a intentarlo el domingo...a ver si es un regalo que me hace a partir de ahora y no sólo hoy.

A mi chico pequeño le he pedido no tener que repetirle las cosas 40 veces...nunca escucha...me miró con cara de "mamá es que pides cada cosa!", le he dicho si me lo iba a regalar algún día más y me ha dicho que no está seguro si podrá...¡este niño!

A mi niña, la pediría que comiera...o que al menos no vomitara día sí, día también...

A mis padres, que se cuiden...que llevan una temporada un poco tontos, a mi padre que se preocupe de tomar sus pastillas del corazón. Y a mi madre que cuide su lumbago, que no es cosa de que se puedan comer sopas en el suelo de su casa, pero que luego no pueda levantarse un par de días de la cama.

A mi tato, que fume un cigarrillo menos cada día, que piense en mí y diga..."este no me lo fumo" y lo guarde.

Me apetece un montón pasar una tarde de compras con mis amigas.

Y aún tengo pendiente mi sesión de Spa y masaje que gané en un concurso de la radio el año pasado...que a este paso o saco un rato para mí o se me va a caducar :-(

Este año tengo que acordarme un poquito de cuidarme...aunque sea de vez en cuando.

lunes, 7 de octubre de 2013

50 cosas de mí (2ª parte)

26. Suelo soñar bastante pero no me suelo acordar de lo que he soñado.
27. Odio hablar en público, en general, salvo cuando sobre lo que tengo que hablar tiene que ver con mi trabajo, cuando he tenido que hacer presentaciones no he tenido problema, pero por ejemplo leer en misa, me supera...aunque lo hice por mi amiga M en su boda.
28. Estuve en Inglaterra el verano de COU, una especie de regalo por mis buenas notas, estuve haciendo un curso de inglés y lo disfruté a tope, era la más pequeña del grupo heterogéneo de personas con las que coincidí, pero fue fabuloso, salía todas las noches y la familia con la que estaba cocinaba cosas tan "inglesas" como tortilla de patatas o arroz con leche, tenía prohibido decir que había cenado cuando quedábamos porque la mayoría tenía que ir a recenar.
29. No me gusta la ropa interior de color carne, ni en general de colorines, yo soy de blanco o negro.
30. He empezado a teñirme hace 2 ó 3 años, odio las canas, aunque aún tengo pocas, eso sí, me tiño de mi color, no me gustan los colores de pelo raro y no me vería con otro color que no fuera el mío. Lo dejé de hacer durante el embarazo de mi princesa, porque todo me daba miedo, no fuera a pasarla algo.
31. Odio la ropa de bebé con muchos lazos o perifollos,  siempre he tratado de vestir a mis hijos guapos, pero cómodos y sobre todo no me gasto una pasta, no soy de esas madres que si el niño se mancha es un drama porque ha costado cara "y le tiene que durar". La ropa está para usarla.
32. Tengo fobia, miedo y asco a los ratones y a los reptiles. No puedo con ellos. Me pongo histérica cuando los veo. No podría tener en la vida un hámster o una serpiente o similar. Es pensarlo y entrarme ganas de chillar.
33. No me muerdo las uñas, pero si las pielecillas de los dedos...puedes saber mi estado de ánimo y mi nivel de estres sólo con mirarme los dedos..
34. No me gusta hacer deporte, la última vez que lo practiqué fue en las clases de aerobic cuando estaba soltera...de hecho el chandal lo dejé en casa de mis padres cuando me mudé a MI casa. Los partidos de futbol mamás-niños, no cuentan, ¡me lo paso en grande!
35. Me estoy empezando a agobiar con el tema de la habitación de la niña, que aún sigue siendo el cuarto de los tratos.
36. Si volviera a nacer, cambiaría pocas de las decisiones que he tomado a lo largo de mi vida.
37. Si fuera millonaria y me sobrase el dinero, adoptaría un montón de niños.
38. Nunca me ha gustado llevar el pelo corto, no me siento cómoda si no puedo ponerme el pelo detrás de la oreja. Ahora lo llevo más corto de lo que me gustaría porque no me da la vida para alisarme mi melena fosca. Cuando me corté la melena la dió tanta pena a la peluquera que me hizo una trenza para que la guardara y pudiera usarla de postizo.
39. Mi madre está empeñada en que concurse en "Ahora caigo" o "Atrapa un millón", pero yo antes me muero de la vergüenza que salir en la tele.
40. De pequeña para mí era un drama ser hija única, siempre llegaba a casa llorando cuando había que rellenar alguna cosa en el cole y tenía que poner "Nº de hermanos: 0". Fui feliz con el nacimiento de mi hermano cuando tenía 7 años, le adoro y nos llevamos de maravilla.
41. No suelo ser mal pensada, siempre trato de dar un margen de confianza a la gente.Pero cuando una persona me da repelús en la primera impresión, no me suelo equivocar
42. Tuve auténtico pánico a los perros hasta que mi hermano trajo a casa a Goe y lo alimentamos con un guante a modo de biberón.
43. Soy muy vaga para viajar...preparar, hacer las maletas...pero luego me encanta y disfruto como la que más. Estoy deseando poder viajar con los peques, pero hasta que la niña no coma "comida de mayores" no me veo con fuerzas.Estoy deseando ir a Eurodisney.
44. No he fumado nunca, oir como le pitaba el pecho a mi padre por el asma cuando era pequeña bastó para que no tuviera ni pizca de ganas de probarlo. Me duele en el alma cada vez que veo a mi hermano encender un cigarro.
45. Odio que todo el mundo de por supuesto que por el mero hecho de ser ingeniero en informática tengo que saber programar todo y configurar todo lo que tenga teclas o botones, NO, yo soy analista-programador Web, lo demás no es mi campo. En casa al que le encantan todas esas cosas es a mi marido y yo feliz por ello.
46. No suelo decir tacos, tan sólo conduciendo...aunque últimamente mis nervios me están traicionando y lo estoy empezando a hacer tambien cuando pierdo los nervios.
47. Mi color favorito es el azul, pero sin estridencias...azules suaves, relajantes. Para vestir, pantalones o blusas fresquitas en verano y en invierno jerseys de lana calentitos.
48. En un hombre me fijo en sus manos, en sus zapatos y en su olor...pero sobre todo en las manos. Te pueden decir muchas cosas, si es descuidado, nervioso...si las tiene calientes, frias, sudadas...puaggggg!
49. Mi actor favorito de adolescente fue Tom Cruise, hasta que empezó a salir con Penélope Cruz y perdió todo el glamour. Pierce Brosnam me parece un hombre maravilloso, como actor y como persona. ¿Sabíais que hizo la serie de Remington Steel para no tener que viajar a los diferentes rodajes de las películas y poder quedarse en casa a cuidar de sus hijos cuando su primera mujer murió de cáncer?
50. No suelo llorar, o más bien no me gusta que me vean llorar, además me sienta fatal, me embota la cabeza.

miércoles, 2 de octubre de 2013

50 cosas de mí (1ª parte)

1. Mi nombre es compuesto, como los de casi todas las chicas españolas de mi generación. María + algo,  además es de los que tiene un montón de formas de acortarlo, desde pequeña me llamaron igual que a mi madre, yo lo he odiado siempre y conseguí modificarlo al cambiar de cole para hacer BUP. Ahora a mi madre la llaman así y ella lo odia...lo peor de todo es que mi suegra se llama igual :-(
2. Nací hace casi 39 años en una ciudad de provincias, en la que viví hasta los 25, luego nos mudamos a un pueblo del alfoz y empecé a valorar lo que era vivir sin humo, sin tráfico, sin semáforos...no me gustaría volver a vivir a la ciudad.
3. Odio hacer las cosas en manada "porque sí", cada vez que en el grupo de whasap del cole o del futbol planean una actividad me echo a temblar. A ver, que yo ya tengo familia y amigos para hacer planes el finde...¡no necesito que me organicen la agenda!
4. Jamás he quedado en persona con gente que he conocido por Internet. 
5. Podría vivir a base de leche, pan y chocolate. Odio la Coca Cola y la sola idea de tener que comer cosas crudas como sushi me revuelve el estómago.
6. Cada día me alegro más de la carrera que elegí y me gusta mi trabajo, aunque a veces me pregunto que hubiera pasado si hubiera aceptado un trabajo de profesora que rechacé o si me hubiera ido a Madrid como la mayoría de mis compis de carrera. Seguramente ganaría mucho más...pero a costa de calidad de vida.
7. Soy un desastre recordando caras y nombres.
8. Siempre he sido muy dormilona, así que es la parte que peor llevo de la maternidad, el dormir poco y a ratos, hace siglos que no duermo 12 horas del tirón.... mmmmmmmmm!
9. Soy de las que como me proponga una cosa la consigo, sí o sí. Soy muy cabezota.
10. Desde que me tocó ser el gato con botas en una actuación en el cole decidí que no me gustaba eso de actuar, no se me da mal, pero lo odio.
11. Que yo sepa no he tenido motes, aunque mucha veces en el cole se han metido conmigo por ser chiquita, aunque he sabido sacarle partido y creo que es mejor ser pequeña que no grande.
12. Siempre he podido comer todo lo que he querido y en la cantidad que he querido porque no engordaba, ahora me está costando quitarme la barriguilla rara que se me ha quedado después de los 2 embarazos, pero ya la cosa no es tan fantástica como antes, tengo que cuidarme. 
13. No soporto dormir con las puertas cerradas, ni las persianas bajadas del todo, no ver ni siquiera un rayito de luz por la noche me da sensación de claustrofobia.
14. Tengo muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuucha paciencia, pero cuando se me acaba, ¡sálvese quien pueda!. 
15. Sigo echando de menos mucho a mis abuelos, sobre todo a mi abuela, mi madre está siendo una abuela fantástica para mis hijos y yo espero ser para mis nietos una abuela tan maravillosa como ellas.
16. Soy muy práctica, a veces demasiado.
17. No me creo eso de que la vida es justa y devuelve a cada uno lo que se merece, creo que cada uno debe de tratar de hacer lo que cree que debe hacer por su bien y el de los suyos.
18. Adoro las películas españolas de las décadas 60 y 70, sí me encantan las de Paco Martínz Soria, Alfredo Landa y compañía, no pretendían ser obras maestras, sino sólo entretener. 
19. Tengo un sentido de la moral y la conciencia que me impide hacer cosas que otros consideran normales porque me impedirían dormir por las noches.
20. No he ido nunca al psicólogo ni al psiquiatra, ni me molan las reuniones de matrimonios ni cosas parecidas. Tengo amigas a las que puedo contar mis cosas y con las que desahogarme. Creo que soy afortunada, las que son madres entenderán más mis cuitas con los peques, las que comparten profesión los problemas en el trabajo...
21. Me daba miedo sacarme el carnet de conducir, pero siempre que algo me asusta pienso en mis referentes, mi madre y mi abuela, si alguna de ellas ha sido capaz de hacerlo, ¡yo también!
22. Mi plan de vida ideal pasa por que mi marido encuentre un trabajo que me permita poder coger jornada reducida para poder dedicar más tiempo a mis niños y poder comprar un apartamento en el norte para poder ir a la playa a MI casa.
23. Mi sueño ha sido tener un dormitorio con un vestidor enorme y fabuloso de esos que salen en las películas con estantes para tener todo ordenado y perfecto Obviamente mi casa entera cabe en uno de esos, pero es bonito soñar. 
24. Necesito la rutina y cierto orden, el saber lo que voy a hacer cada día, lo que voy a comer, el trabajo que me espera en la oficina. Saber donde están las cosas, aquello de "un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio"...así que claro, en casa siempre es ¿mami, sabes dónde está mi....?, ¿cariño, has visto mis gafas-llaves-reloj.....? ¡nunca encuentran nada!
25. No me importa la soledad siempre y cuando la elija yo, nunca me ha molestado quedarme sola, al contrario, aprecio infinitamente esos ratos de soledad. ¡Ahora me parece un lujo!

jueves, 19 de septiembre de 2013

El verano se acabó

Los veranos con trabajo y pareja eran bastante previsibles, algún que otro fin de semana a la playa, una semanita en algún sitio chulo, Galicia, Gales... pero eso era antes de tener hijos, ahora los veranos son impredecibles.

Este verano mis planes para mis 3 semanas de vacaciones eran muy simples, una semana para organizar armarios y ropa de los peques, lo que les vale, lo que no... y sobre todo vaciar el caos que es ahora mismo la que será la habitación de la princesa, una semana para irnos a la casa del pueblo de mis suegros y una semana para estar en casa, sin hacer nada, simplemente descansando, sin horarios, piscinita y dormir.

Pero mis hijos, en concreto la nena, tenían otros planes, la primera semana se pilló unas anginas con 39 y pico de fiebre y se pasó tres días y tres noches sin que consiguiera que le bajara de 38ºC, sin despegarse de mí, comiendo casi exclusivamente de mi teta y sin querer estar en otro sitio que en mis brazos. Decir que acabé agotada es poco...el consuelo que me quedaba es que al menos podía estar con ella las 24 horas del día, cuidarla, mimarla y sobre todo tener para ella siempre disponible mi pecho, que era lo único que aceptaba como alimento.

Una vez recuperada, nos fuimos unos días a la casa del pueblo de mis suegros, yo no las tenía todas conmigo, la idea de las comidas en un lugar extraño con la nena, me daba sudores fríos, lo que tenía claro es que no iba a cocinar, comeríamos de restaurante, ya lo hemos hecho más veces, conocemos uno en el que el menú del día tiene un poco de todo en la oferta de platos y es casero de verdad. No sé si sería por el cambio de aires, por estar casi todo el tiempo por ahí, en el parque, en la piscina...el caso es que los dos comieron bastante bien y ¡la nena no vomitó ningún día! cosa que no esperaba yo ni en mis mejores sueños.

Pero como todo lo buenos se acaba, volvimos a la cruda realidad, al menos la primera semana de trabajo, aún tenía horario de verano, la nena podía tener teta por las tardes, para luego empezar de nuevo con la jornada partida ... y vuelta a comer a la carrera.

Dado el éxito de julio, decidimos dejarla a comer en la guardería, para poder comer con un poco más de tranquilidad y también poder dedicarle algo de tiempo a mi niño mayor. La cosa está funcionando, la nena come mejor y más cantidad e incluso tengo tiempo de sentarme un ratillo con ella a la teta después de terminar todos de comer. 

Hemos empezado ya con los mocos...a ver si no tiene fiebre y puede seguir yendo a la guardería, porque ya ha empezado a vomitar en la cena :-( con lo que ello lleva aparejado...dormir a trompicones y pedir teta cada como mucho 2 horas, así que las ojeras ya me llegan a los pies.

En fin, a ver si poco a poco pillamos rutina.


domingo, 1 de septiembre de 2013

6 años - 20 preguntas

En un blog (no recuerdo cual...fue hace un par de meses) he encontrado esta lista de preguntas y me gustó para ir viendo como cambian los gustos de mis hijos a medida que vayan creciendo... obviamente a la chiquitina no le he podido hacer el "interrogatorio", pero estas son las respuestas de mi niño, con 6 años y medio:
  1.  ¿Cuál es tu número favorito? 9
  2. ¿Cuál es tu color favorito? naranja
  3. ¿Cuál es tu animal favorito? guepardo
  4. ¿Cuál es tu peluche favorito?  Tom el dinosaurio
  5. ¿Cuál es tu juguete favorito?  el helicóptero que le trajeron los reyes en casa de los tetés.
  6. ¿Cuál es tu comida favorita?  pescado con patatas al horno
  7. ¿Cuál es tu bebida favorita?  zumo de naranja
  8. ¿Cuál es tu fruta favorita?  manzana
  9. ¿Cuál es tu postre favorito?  helado
  10. ¿Cuál es tu cuento favorito?  Dumbo
  11. ¿Cuál es tu libro favorito?  El camión de bomberos
  12. ¿Cuál es tu canción favorita?  la canción que cantaroon de despedida del cole
  13. ¿Cuál es tu película favorita?  Monstruos University (la última que vió en el cine).
  14. ¿Cual son tus dibujos animados favoritos? Monzuno
  15. ¿Cuál es tu lugar favorito para jugar?  el salón de casa
  16. ¿Cuál es tu juego favorito?  las contrucciones
  17. ¿Cuál es tu instrumento musical favorito?  la bateria
  18. Elige: playa - piscina - campo. Playa
  19. ¿Quién es tu mejor amigo? Yago
  20. ¿Qué quieres ser de mayor? policia (sorpresa, sorpresa...no hay ningún policia que conozcamos...no me lo esperaba...).

martes, 23 de julio de 2013

Cambiando la rutina del verano...día de playa!

Desde que empezó el horario de verano, madrugo más, duermo menos, pero el tiempo me cunde parecido...eso sí, casi todos los días tengo un ratito de siesta, por supuesto con mi pequeña en la teta cual pegatina y después cuando ya no pega tanto el sol, nos vamos a la piscina.

El mayor ha perdido el miedo a meter la cabeza en el agua y el papi le ha enseñado a bucear, ya se va defenciendo sólo, sin manguitos, ni nada (que son cosas de pequeños ;-) ) donde no hace pie, así que pasa más tiempo en la piscina grande que en la pequeña.

La princesa sigue sin controlar lo de caminar sola, pero se apaña de maravilla, me agarra un dedito con cada mano y se lanza a caminar, me fascina la capacidad que tiene para sentirse segura agarrada a mis manos, no tiene miedo a lanzarse a la piscina o a meterse en el mar, nos ha salido sirena y la encanta estar a remojo, ya sea en el agua calentita de la bañera o en el agua fria de la piscina o de la playa. Tenemos que tener mucho cuidado porque se mete directamente, ella no distingue si es la piscina pequeña o la grande y si ve a su hermano en la grande y va caminando cerca, allá que quiere ella meterse también. Cuando se cansa del agua o de recorrerse la piscina, lloriquea y al cogerla en brazos, me baja la parte de arriba del bikini, es su rato de "merienda" así que nos sentamos en la toalla, y ella se pone a merendar en mi teta, da gusto porque la gente es bastante respetuosa, alguno me ha mirado un poco así, pero los comentarios siempre han sido favorables... "ahí es donde mejor está", "mira que bien" o el mejor de todos, ayer, una vecina de mis padres, que me dijo "que recuerdos me trae veros así a las dos", ella dió teta a su hijo hasta los 4 años.

Está siendo un verano un poco raro, con rutinas diferentes a otros veranos, papá está en casa, así que cuando me levanto tengo la casa en silencio para mí sola, desayunar tranquilamente es algo que echaré probablemente de menos en invierno, cuando me marcho a trabajar aún no se han levantado, ni el papi ni los peques, dejo todo preparado para ellos, las tazas del desayuno, la mochila con el almuerzo para las horas de campamento de mi niño, la ropa para los niños...que al papi lo de combiar colores, camisetas, pantalones, bodys no se le da...hay días que hasta dejo puesta una lavadora o hago el segundo plato, parece mentira lo que cunde el tiempo cuando no tengo a la nena en brazos y al mayor con la cantinela: "mami, mira, mami, mira...".

La semana pasada decidimos que el sábado iríamos a la playa, al final salimos un poco más tarde de lo que teníamos planeado, pero bueno, lo normal con 2 peques. La nena aguantó tranquila en la sillita media hora...no había manera de entretenerla con nada, ni juguetes, ni muñecos, ni música, ni canciones, ni jugar con su hermano ... al final no sé ni como, me puse de tal manera que podía tomar teta en la sillita, acabé con dolor de espalda, pero por lo menos dejó de llorar. He descubierto que lo que no la gusta realemente es ir atada en la sillita, no el hecho de ir el coche, que paciencia

El día nos dió un poco de todo...los niños disfrutaron un montón, con el agua, la arena, las olas, el mayor comió muy bien, así que ganó un helado y dar de comer a la nena no fue tan malo como lo había imaginado, nos echamos una pequeña siestecita, pero la niña al despertarse, la dió la tos y ... vomitó :-( 

Por la tarde sólo se metieron los hombres de la casa, yo me quedé en la arena con la nena y de repente se puso a llover, así que recogimos rápidamente y un poco antes de lo previsto pusimos rumbo a casa. Esta vez los lloros empezaron casi al meterla en el coche...la puse en la teta y en 5 minutos se durmió, con lo que el viaje de regreso fue muy tranquilo con los 2 niños dormidos en sus sillas.

Creo que nos animaremos a ir otra vez a la playa este verano.






jueves, 11 de julio de 2013

Premios

A finales de Junio, la mamá de Daniel e Iván, una madre desesperada, se acordó de mí y me hizo un regalo, un montón de premios que me han hecho mucha ilusión y ya es hora de sacar un poquito de tiempo para agradecérselo y escribir un mega-post. ¡Ahí vamos!




Los dos primeros son dos versiones de Versatile blogger, Seven thing about me y el último, Liebster Award, todos piden que digas siete cosas sobre ti, así que siguiendo su ejemplo, los junto y vamos avanzando:

1- No puedo imaginar ya mi vida sin mis hijos.
2- Soy muy dormilona.
3- A veces me puede mi mal genio y dejo que me domine, aunque cada vez menos veces y menos tiempo.
4- Tengo muuuuuuuuuuuuuuuucha paciencia, la gente que me conoce dice que incluso demasiada.
5- Soy muy hormiguita, constante y trabajadora.
6- Saco mi fuerza de mi gente, el apoyo de mi marido, mis padres, mi hermano y mis amigas es fundamental para mí. En los momentos en que he necesitado a cada uno de ellos han estado ahí y me siento muy afortunada de tenerlos a mi lado.
7- Soy optimista por naturaleza, quizá en parte como consecuencia de lo pesimista que es mi madre, he decidido ver por encima de todo la parte de felicidad que hay siempre en todas las situaciones de la vida, la cantidad de cosas por las que dar gracias cada día y ser feliz. 


El cuarto premio es premio Dardos y es muy cortito, sólo pide que agradezcas que hayan pensado en ti, así que:

  ¡¡¡¡¡Muchas gracias!!!!!



El quinto premio Best Blog, viene acompañado de una serie de preguntas, vamos con ellas:
1- ¿Por qué tienes un blog?
Porque en un momento de mi vida sentía que tenía que sacar fuera unos sentimientos que no podía compartir ni siquiera con mi gente, fue y muchas veces sigue siendo mi válvula de escape.

2- ¿Qué o quién te inspiró para empezar en este mundo?
Algunos blogs de mamás que se sentían agobiadas como yo.

3- ¿Qué prefieres dulce o salado?
Salado.

4- ¿Qué te gusta mas, cocinar o que te cocinen?
Por regla general cocinar.

5- ¿Qué plato cocinas mejor?
No lo sé, trato de poner en todos ellos mucho cariño, supongo que depende a quien pregunte...pero quizá el bizcocho de limón o el capón relleno.

6- ¿Cuál ha sido tu mejor cumpleaños?
No lo sé...no recuerdo ninguno de forma especial por ser bueno, desafortunadamente sí recuerdo alguno por los malos recuerdos...quizá por eso me esfuerzo cada año en celebrarlo rodeada de mi gente, para borrar los malos.

7- ¿Qué es lo mejor que has hecho en tu vida?
Tener a mis dos hijos.

8- ¿Cuál es el lugar más bonito que has visitado?
Siempre tengo demasiadas espectativas cuando viajo y luego me llevo cada desilusión... estoy deseando poder viajar con mis hijos y mi marido (la peque es aún muy peque y odia ir en coche) y poder descubrir de nuevo todo visto a través de los ojos de los peques.

9- ¿Qué te gustaría hacer que aún no has hecho?
Desahogarme con mi suegra y decirle lo que pienso de ella y de su actitud para con su hijo, con mis hijos y conmigo, pero como sé que es un esfuerzo inútil...

10- ¿Cuál ha sido el mejor momento que has vivido en el blog?
El día en que llegó el primer comentario...yo pensé que nunca lo iba a leer nadie y oh, sorpresa!

El siguiente premio es Lovely Blog Award y viene con más preguntas:

1- ¿Qué es lo que más detestas de una persona?
La falsedad.
2- Tu mayor virtud
La paciencia.
3- Tu peor defecto
Mi mal genio
4- ¿Cual es esa canción que cada vez que la escuchas te da un vuelco el corazón?
Algunas canciones traen a mi mente recuerdos, bueno, malos o regulares...pero ninguna hace que me de un vuelco el corazón.
5- Si pudieras elegir ¿qué destino elegirías para tu viaje de ensueño?
En los viajes para mí es más importante con quién vas antes que el dónde vas ... estoy deseando ir a Disneyland París con mis hijos.
6- Tu mayor decepción
La actitud de determinadas personas.
7- Tu mayor ilusión
Tener salud y vivir lo suficiente para poder cuidar a mis nietos.

Tu blog mi inspira es el séptimo premio, viene cargado de preguntas y al final tengo que añadir yo otra más:

1- La serie más reciente que te haya enganchado: Casi no tengo tiempo de ver tv, no sé...Isabel o Castle.

2- Un capricho cumplido: 
Comprarme unas sandalias estas rebajas.

3- Mi prenda favorita del otoño:
Botas y jerseis de cuello alto.

4- Un objeto de deseo: 
Unos pendientes de oro blanco y oro amarillo a juego con la alianza de bodas, pero chiss es un secreto...ahora no es momento de hacer un gasto inútil como ese.

5- Un diseñador:
 Nunca he comprado ropa cara...mucho menos ahora...ni idea!

6- Un sabor:
 El de la tortilla de patata de mi madre...a mí nunca me saldrá igual.

7- Una fruta:
No me gusta la fruta :-(  desde que me quedé embarazada me obligo a comerla por el bien de mis hijos.

8- Un lugar para visitar:
Cualquiera siempre que vaya con mi familia.

9- Una ciudad:
Venecia. 

10- Un lugar para enamorarse:
El lugar es lo de menos...

11- Una isla:
Me encantó Tenerife.

12- Un complemento: 
Sólo uso dos: bolso y pendientes, puestos a elegir...pendientes!

13- Un plan para un domingo de otoño:
Disfrutar de los últimos rayos del sol dando un paseo tranquilo los 4 juntos.

14- Un cadena de TV:
Ninguna... últimamente grabo lo que me gusta de cada una y lo veo cuando puedo...o mejor dicho, cuando me dejan.

15- Lo mejor de la TV: 
Los canales infantiles con dibus a todas horas que me proporcionan un poco de tranquilidad con los peques.

16- La última canción que se instaló en tu cabeza: 
Cualquiera de las del Cd infantil del coche que la canto a la nena para que deje de llorar porque la pongo en la sillita y no la cojo en brazos.

17- Una actriz:
Meryl Streep.

18- Un actor:
Pierce Brosnan

19- Una musa: 
¿?

20- Una revista:
No suelo leer revistas..y ahora no tengo tiempo para leer libros.

21- Un sueño: 
Que mi marido encuentre un trabajo que me permita coger jornada reducida para poder dedicar más tiempo a mis hijos, es una carga cada vez más pesada que la economía familiar dependa de mi trabajo.

22- Último vicio:
Comer oleas viendo la tv un sábado o domingo después de comer con los peques dormidos.

23- Con que regalo siempre aciertas: 
Con el que haces con el corazón.

24- Mi postre favorito:
Mi tarta de manzana.

25- Lo que me molesta:
La gente que dice las cosas por decir, no porque las sienta de verdad.

26- Mi mascota favorita: 
Goe, el perro de mis padres.

27- Blanco o Negro: 
Depende... los pantalones negros...las paredes de mi casa blancas.

28- Tu mayor fobia:
Los insectos en general y las arañas en particular.

29- Actitud de todos los días: 
Estoy cansada, peeeeeeeeeeero hay que levantarse y ser feliz!

30- ¿Que es la perfección?
Un objetivo, sin llegar a ser una obsesión.

31- Color favorito: 
Azul

32- Animal favorito: 
Me fascina el vuelo de los pájaros, pero no me gusta tener animales en casa, no me da la vida para tanto.

33- Número favorito:
13

34- Perfume que estoy usando: 
Eau Jeane (creo q se escribe así...) no es nada caro y es muy suave, los perfumes fuertes me suelen producir asma.

35- Prefieres recibir o dar regalos: 
Dar, me encanta ver la cara que ponen...conmigo casi nunca acierta nadie, snif, snif, snif....

36- Último día que usaste sombra de ojos: 
El sábado pasado que teníamos cena con mis amigas..antes de eso...no me acuerdo!

37- Día de la semana favorito: 
Sábado

38- Tienes tus uñas pintadas ahora: 
No

39- Mi pasión: 
Leer.

40- Un libro: 
Hay muchos, pero el que más he releído, Flores en la sangre, admiro el coraje de la protagonista frente a la vida que le toca vivir, yo no sé si sería tan valiente como ella.

Mi pregunta:
41- Que cambiarías de tu vida

Su blog es muy tierno, este premio es muy fácil...sólo pide pasarlo a 8 blogs...
 


Y para acabar, se supone que tengo que pasar los premios a 40 blogs....bufff yo no creo que concozca tantos blogs, así que voy a elegir a unos cuantos, porque me identifico en alguna medida con sus autoras, porque me gustaría saber un poquito más de ellas o porque en algún momento me han llegado muy cerca del corazón, para vosotras con mucho cariño:


Y ahora a la piscina!!!


lunes, 24 de junio de 2013

Agotada

Así es como estoy, así es como me siento...ya no recuerdo la última vez que me lenvanté descansada, sin sueño, sin necesitar alguna hora más de estar en la cama. Me paso los días a la carrera para poder hacer todo y llegar a todo, mis siestas reparadoras estos últimos fines de semana han brillado por su ausencia y no puedo más.

El fin de semana fue un no parar, como cada viernes apareció mi hada madrina y la casa volvió a estar impoluta y ordenada, yo puse mil lavadoras mientras mis chicos se fueron al entranamiento, al acabar fui con la nena a buscarles, hicimos algo de compra y se acabó el día.

El sábado tocaba fiesta fin de la liga de futbol...tuve que preparar un montón de cosas a la carrera...la mochila de la nena para llevarla a casa de mis padres, ropa, papilla, comida, la mochila del niño, con un par de cambios de ropa, bañador y toalla para la espuma, la equipación de futbol, planchar las camisetas del "uniforme" de los papis...así que lo de hacer comida para llevar comida no pudo ser, ya compraríamos unos bocatas allí y listo, no fuimos los únicos que lo hicimos...no puedo llegar a todo...

Llegamos justos para el primer partido del niño, al menos encontramos sitio para aparcar a la sombra porque el dia se presentaba caluroso. Desde las 11 no paramos de tener actividades: primero partido, luego hinchables, luego espuma, picotear algo, otro partido, comer, entrega de medallas y de chuches (¡como no!) y luego un poco de descanso para los padres mientras los niños jugaban por la zona de pinar, balón, peonzas y ... ¡globos de agua! como tenía aún otro cambio de ropa en la mochila mi hijo no se mojó ... seguro que si no hubiera tenido más ropa hubiera acabado empapado ;-) nos fuimos de los primeros, porque aún teníamos que hacer alguna compra para llenar el frigorífico para la semana y como final del día, inauguramos la temporada de piscina donde mis padres...el primer baño de mi niña da para un post aparte, como avance decir que la encantó, que casi se nos tira ella sola si nos descuidamos y que se enfadó considerablemente cuando la sacamos...¡nos espera un verano a remojo!
 
El domingo el plan era relax y descanso, pero el viernes una amiga que vive fuera y a la que no veo desde hace años me dió la noticia de que venía a pasar el fin de semana aquí, a la ciudad donde estudió la carrera...por un lado encantadísima de poder verla, darla un abrazo, cotorrear con ella, como hace siglos que no hacemos...pero por otro...perdía mi ansiado día de descanso...pasamos la tarde en la piscina, su hijo y el mío lo pasaron fenemenal y los dos padres se las vieron y desearon para arrancarlos de la piscina cuando ya tenían ambos los labios morados...después nos fuimos a picotear algo de cenar y fin del domingo, antes de que nos dieramos cuenta volvían a ser otra vez las mil para irnos a descansar.

Esta semana es la última de horario de invierno, en la oficina ha vuelto a haber cambio de planes y ya no voy al proyecto donde estuve este invierno, al menos no este verano, así que supongo que tendré las vacaciones en Agosto, 3 semanitas para olvidarme del reloj, a ver si lo consigo y a partir de Julio y hasta después de ferias de Septiembre trabajaré de 8 a 3, como siempre esta semana se me hará eterna.

Aún no tengo cuadrados los horarios del mes de Julio, me toca madrugar más y ver como organizo las comidas de mis hijos, la idea es que el mayor se quede a comer con mis padres, que ya tienen ganas de estar en su casa y a la pequeña estamos pensando en dejarla a comer en la guardería, a ver si con el cambio se anima a comer un poquito mejor y a mí me sirve de relax, será algo así como el Valium que me "recetó" la Dra de Digestivo del hospital en la última revisión de mi niña.

El llegar a comer y pensar que tengo que ponerme a dar de comer a la nena me supera, necesito un respiro y no puedo abusar tanto de mis padres, se me están haciendo mayores y los necesito mucho, así que tengo que pensar alternativas para descargarlos de trabajo y dar de comer a la niña es una situación estresante que trato de evitarles en la medida en que puedo.


miércoles, 19 de junio de 2013

Peazo finde

Después de sobrevivir a la semana sin poder hablar y casi sin poder comer, con mi garganta malita, llegó el finde, esta vez empezaba en viernes, como la graduación de mi niño en el cole era a las 10h. no me había quedado más remedio que pedirme el día de vacaciones, con lo mal que me sienta tener que pedir un viernes, que sólo trabajo por la mañana...en fin, todo sea por lo feliz que estaba mi niño.

Las mamás en manada habían previsto tomarse un café al dejar a los niños a las 9, hasta la hora de volver al cole, mal empezaba el tema, yo no estaba por la labor, afortunadamente me salió un plan alternativo, la mamá del amiguísimo de mi hijo me invitó a tomar café a su casa, así que la mañana empezó bien, cotorrear con ella es como hacerlo con una vieja amiga, pero con el aliciente de que como nos acabamos de conocer...hay mucho de lo que ponernos al día :-)

La graduación fue lo que se esperaba, los niños cantando, bailando, recitando y los papás tratando de hacer fotos a los retoños, después había un pica-pica en el que casi muero de vergüenza ajena, por dios como comía el personal...a dos carrillos, como si no hubieran comido en un par de días.

Luego tocaba que los niños recitaran la poesía a la profe y la entrega de los regalitos, las mamás en manada nos organizaron a niños y grandes y empezó el festival de lloros, yo debo de ser de piedra, entiendo que la profe se emocionara, entre la poesía, el libro con un dibujo de cada niño, una muñeca fofucha (que cuando lo dijeron en el whasap para no hacer el ridículo lo busqué en san google) y un reloj con la inscripción "Chiquitines del B 2010 -2013", en fin... era su primera graduación, pues lloró a moco tendido y todos los peques preocupados, vale...pero las mamás??? a ver, simplemente pasan a primaria y van a estar en el mismo cole, no los mandamos a la guerra, ¿a qué vienen esos lloros? por fin se acabó la tortura y me fui a casa, para volver media hora depués a recoger al niño.

Por la tarde me había escaqueado del cumpleaños comunitario, el amiguísimo no iba así que no estaba dispuesta a pasar una tarde de tortura...mucho mejor un paseo tranquilo con papá y los peques al parque.

El sábado tocaba cumpleaños y fiesta del equipo de futbol, con el partido mamás-niños y la sorpresa que teníamos preparada las mamás. La fiesta de cumpleaños fue muy tranquila, era en casa de los vecinos de arriba y el resto de papás eran muy agradables, así que nos quedamos más de lo que habíamos previsto en un principio, es lo que tiene estar a gusto. Llegó mi padre a quedarse con la princesa y nosotros todavía estábamos en el piso de arriba...

En la fiesta del equipo lo pasamos todos fenomenal, mi niño cenó una peazo hamburguesa casera de pollo que me dejó alucinada y le dejamos tomar un poco de Coca-cola, así que estaba feliz. La sorpresa de las mamás, era entre otras cosas que habíamos hecho camisetas y salimos todas las mamás al partido "uniformadas", quedamos empate a uno y los niños querían ganar a toda costa, esta vez dosifiqué mis fuerzas...no era cosa de quedarse sin aliento tras la primera carrera y hasta casi metí un gol...¡si me ve mi padre! tengo que pasarle el video que nos hicieron...a ver si tengo un rato para verle entero, lo han colgado en youtube...¡miedo me da! luego cenamos los mayores mientras los peques seguían jugando, les dimos las camisetas a los papás y a los entrenadores, las chuches a los niños...y la foto del equipo enmarcada al entrenador...otro que casi se nos echa a llorar!!! 

A las 12 como Ceniciente pusimos rumbo a casa, que ya habíamos abusado demasiado de mis padres cuidando a la niña...que por supuesto no había querido dormirse, ¡nos ha salido de un trasnochador! así que me puse el pijama, me la puse en la teta y a dormir todo el mundo.

Al día siguiente no se podía uno quedar mucho en la cama, había torneo de futbol, dejamos a la niña de nuevo con mis padres y nos fuimos al campo, tocaba partido, hinchables y entrega de medallas...los niños lo pasaron de maravilla, mi hijo estaba emocionado porque el entrenador le felicitó, después de unos meses en los que no obedecía y parecía que no quería ir al futbol, ahora nos ha salido un peazo de futbolista. Tuve una charla con el entranador y me dijo que los días que yo iba a los partidos el niño se esforzaba y jugaba muy bien, pero que cuando yo no iba él estaba ausente...así que esta mamá ha hecho todos los esfuerzos del mundo y gracias a la ayuda de mis padres que se han quedado con la princesa, he ido a todos los partidos, he madrugado, he pasado frio, me he mojado...pero no le he fallado a mi hijo. Yo que pensaba que el futbol iba a ser una actividad para que compartiera tiempo con su padre, resulta que para mi niño lo importante es que yo le viera y le animara, ¡qué cosas!

Llegamos a las mil a casa a comer, menos mal que había dejado una ensalada de pasta preparada, porque ¡menudo calor! no apetecía comer y mucho menos cocinar...el resto de la tarde lo pasamos amodorrados en el sofá...recuperándonos del finde y viendo dibus.

El finde que viene más...toca torneo-fiesta de fin de temporada de la liga chupetines...nos han avisado que llevemos ropa de cambio porque hay espuma...¡van a acabar conmigo!

jueves, 13 de junio de 2013

Cuando la que está malita es mamá...

El jueves pasado empezó a cambiar el tiempo, unos nubarrones grises tirando a negros aparecieron y descargaron tormenta, al día siguiente fue aún peor y mi cabeza como otras ocasiones empezó a dolerme un montón, al menos como era viernes salía a las 3 y ya  no trabajaba por la tarde, llegué a casa fatal, me tome un par de empanadillas que había preparado mi madre, un par de analgésicos y me tumbé con un paño frio en la frente, porque literalmente estaba derrotada. Mi queridísima madre se había encargado de dar de comer a mis dos polluelos.

Según avanzó la tarde se me fue pasando y pude aprovechar para recoger, organizar un poco, poner lavadoras...pero lo peor aún estaba por llegar.

El sábado cuando me levanté me dolía terriblemente la garganta, tanto que era una tortura el hecho de tragar incluso saliva, decidí ir a urgencias, porque aquello sólo podía empeorar y no podía esperar hasta el lunes para ir al médico, cuanto antes me dieran medicación mejor. La dra de urgencias se asombró que con las placas que tenía no tuviera fiebre, insistió en ponerme el temómetro...36,6ºC, no soy de tener fiebre...medio en broma medio en serio la dije que con una bebita no me podía permitir el lujo de tener fiebre.

Comí muy poco, tragar era imposible...la nena no comió demasiado mal, parecía que comprendía que mamá no estaba ni al 50%, nos echamos la siesta, había que coger fuerzas, después había hinchables y música en la fiesta del club de fútbol del niño. Como no hacía muy bueno, mi padre dijo que él se encargaba de la niña, así que vino a nuestra casa y se quedó con ella mientras nosotros fuimos al campo. Aguanté un ratín, por no dejar a mi niño sólo con su padre como el resto de la semana cuando estoy trabajando...no sé, a veces me da la impresión que en las actividades del día a día parece que mi hijo no tiene mamá y eso me apena, así que siempre que no estoy trabajando dejo todo lo demás para estar con él.

Empezó a levantarse aire y ya no aguanté más y me fui para casa, mi padre tenía a la nena dormidita encima suyo y estaba viendo una pelicula...yo no me encontraba bien, no conseguía entrar en calor ni tapada con una manta, me puse el termómetro... 36,5ºC, (una mamá no tiene fiebre por muy mal que se sienta), así que se quedó conmigo, me ayudó a bañarla, a darla la papilla y no se marchó hasta que no llegaron mis chicos...me tomé un vaso de leche para tragar la pastilla y metí en la cama directamente, no podía más.

El domingo salimos un ratín por la mañana, para aprovechar el rayito de sol que salió, pero por la tarde me tuve que rendir a la evidencia, no podía ir al partido de mi niño, no me tenía de pie...menos mal que había dejado hecha la comida el día enterior, vinieron mis padres y se encargaron de dar de comer a la nena. Mi cuerpo sólo pedía dormir y dormir...tragar era si cabe aún más doloroso que el día anterior.

El lunes aguanté como pude en el trabajo, mis compañeros entendieron perfectamente que no hablara y el martes fui al médico. La cara que puso cuando me vió la garganta fue un poema, no podía creerse que llevara así desde el sábado y que no me hubiera hecho efecto la amoxicilina que me habían dado en urgencias. Tampoco se creyó que no tuviera fiebre e incluso hizo que me pusiera el termómetro ¡dos veces!

Todo este rollo para decir que a pesar de la mala semana que he pasado, que casi no he podido comer del dolor que me producía tragar, hoy ya puedo tragar y hablar casi con normalidad...pero en casa las cosas no han cambiado sustancialmente estos días, mamá no hablaba...pero nada más, he cocinado, planchado, puesto lavadoras, dado de comer, ... y me he levantado a dar teta a mi nena por la noche las veces que me ha reclamado...y por supuesto he acudido a mi puesto de trabajo con normalidad ... las mamás no nos podemos poner malas.

viernes, 7 de junio de 2013

Agenda petada

Este mes de junio se presenta complicadín en lo que a eventos se refiere...ayer fue el ensayo final de la poesía para la graduación del niño, como era en día de diario y a un horario de conciliación, me pude escaquear y fue el papi...aunque tampoco tenía muchas ganas de ir y llegó tarde, con la excusa de que llevaba también a la pequeña. 

Hoy toca revisión anual de la caldera, así que como mis chicos se irán al entrenamiento, me toca lidiar con el técnico y con mi princesa...y tengo un dolor de cabeza que me pide cama, oscuridad y un paño húmedo y frio en la frente, a ver como lo hago.

Para el finde tenemos, el sábado la fiesta del club de futbol, o sea hinchables, discomovida y juegos varios...lo malo es que han anunciado lluvias y bajada de temperaturas, como el macroevento comienza sobre las 5 de la tarde, pues según haga,  igual tenemos que dejar a la niña con mis padres, la verdad es que me apetece poco poco lo de ir, habrá mogollón de gente y con este cambio de tiempo tengo la cabeza fatal. Luego el domingo tenemos partido, pero eso ya no me extresa.

La siguiente semana empezamos los eventos el viernes, aún tengo que pedirme el día de vacaciones, porque la graduación empieza a las 10 de la mañana, como siempre un horario muy de conciliar,  el nombrecito me suena fatal, parece que tengo ya un señor universitario en casa y no a mi dulce pequeño de 6 años...las manada-mamás quieren empezar con un café al dejar a los niños ... así que me tengo que inventar algo para no ir. Para rematar el día está la segunda y última celebración comunitaria de cumpleaños, no sé si ya han decidido donde, pero supongo que en el parque de bolas de la otra vez...decir que no me apetece nada ir es decir poco... ya veremos cuando llegue el día, para eso no hay que confirmar nada, así que sobre la marcha.

El sábado doble sesión, cumpleaños de un vecinito y fiesta del equipo de futbol, partido mamás-peques, cena...sólo de pensarlo me estoy agobiando a ver como cuadramos horarios, porque para variar se solapan, total, que quedaremos mal con todos. Upssss! aún no he comprado el regalo...su madre me ha dicho que un libro...que no se me olvide. 

Me apetece lo de la fiesta, las mamás hemos encargado unas camisetas, para ir todas uniformadas :-) y me temo que me voy a perder el momento en que íbamos a salir todas del vestuario, snif, snif, snif...igual llegamos un poco más tarde al cumpleaños, ya veremos. También tengo que ver como cuadro horarios para cenar y dar de cenar a mi pequeña...la opción de hacerlo en público está obviamente descartada ... otra cosa más que pensar.

El siguiente fin de semana toca final de la liga, ¡otra fiesta! ... multipartidos desde por la mañana tempranito el sábado hasta casi las 3 de la tarde...y luego entrega de medallas, habrá que llevarse el bocata o el tupper para no morir de inanición y por supuesto, no quiero pensar si mis padres no pueden quedarse con la niña, ¡a ver como me lo monto!

¡A este paso me toca hacerme una hoja excel para poner en la nevera y que no se nos pase ningún evento!


martes, 4 de junio de 2013

Retomando la rutina

Pues sí, para no perder la costumbre después del estrés por la consulta en digestivo, la nena decidió que no era cosa de no ver a su querido pediatra hasta julio, ya que al haber cogido 470 gr. en el último mes, nos habíamos dado tregua en Junio, así que se pilló unas anginas con casi 40ºC de fiebre para volvernos a todos locos.

Excusión a urgencias de por medio, nos hemos pasado a los supositorios de paracetamol, ¡¡menuda diferencia!! 2 segundos de lloriqueo en lugar de los mínimo 10 minutos para darla los 2,5ml. de ibuprofeno, para encima que al acabar la señorita decidiera dar una arcada y ¡todo para fuera!

Todavía seguimos sufriendo la tortura de tener que darla el antibiótico, arcada va, arcada viene ... así que la próxima vez, esperemos sea ya el invierno próximo, como no haya amoxicilina o similar en supositorios, le voy a decir al pediatra que como en mi época, una inyección y punto pelota, que prefiero tener que ir todos los días y pasar dos minutos malos, a estar dos veces al día o tres, sufriendo y haciendola sufrir para darla el jarabe, gotita a gotita, cucharada a cucharada de agua.

Esta semana ya ha vuelto a la guardería y en casa estamos tratando de recomponer la rutina, con cambio de horarios, eso sí, que ha llegado Junio y el niño sale del cole a la 1, en lugar de las 2, así que hemos tirado del yayo, porque mis padres no dan más de sí y el papi se ha empeñado en hacer una mierda de curso de esos del inem, que aunque no le va a servir para encontrar trabajo, pues le sirve de excusa para cambiar de aires....aunque sea a costa de tener una bronca en casa, ¡que se le va a hacer!

Por mi parte sigo sin saber si al final voy a estar este verano en el proyecto en el que estuve tan a gusto este invierno y con que horario...misterio, misterioso... las cosas en mi oficina siempre son así, de hoy para ayer, ¡paciencia!

Por el momento lo que tenemos en agenda son un montón de celebraciones, que si la fiesta del club de fútbol del niño, que si la fiesta que estamos organizando los padres del equipo del niño, repetimos partido mamás-niños (¡que ganas!), que si la graduación en el cole, que si la celebración comunitaria de más cumples en el cole, que si la última jornada de la liga de fútbol con entrega de medallas... aún no sabemos cual es el plan de ninguna de las celebraciones, así que sobre la marcha... a lo que no sé si iré es al paque de bolas para el cumpleaños comunitario, según me pille de humor, porque ¡no estoy dispuesta a pasar la tardecita que pasé la otra vez! aunque pensando, pensando...igual me animo y que vaya el papi con él, la nena que se quede con mis padres y yo utilizo por fin el bono-spa que gané en el concurso de la radio en octubre del año pasado, ¡que ya me vale! tengo que pensarlo...

miércoles, 22 de mayo de 2013

Cosa de paciencia

Bueno, pues se pasaron los nervios por la consulta en digestivo, la nena está bien, sigue un desarrollo normal, está delgada pero tiene buen tono muscular, buen desarrollo y tanto o más genio que su madre...en la consulta se lo ha demostrado a la dra.  como ha visto que sólo con llorar no la valía para que la dejara de tocar, que si la barriguita, que si auscultarla, que si medirla, pesarla, pues ha empezado a toser y a hacer arcadas...afortunadamente ya había digerido la leche de mami que había tomado de desayuno y no ha podido vomitar.

Resumiendo, hay que seguir teniendo paciencia, muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuunnnnnnuuuuucha paciencia para que coma, nos ve en unos meses y cuando haga los 2 añitos, si sigue empeñada en no comer....nos ha dicho que nos dará unas pautas a seguir. En fin, que parece que no soy tan mala madre :-( es que la nena ha salido difícil! 

A pesar de los meses que llevamos con virus, fiebre, mocos en cantidad y vomitando casi todos los días, hasta ha cogido peso!! la he dicho que no hay manera de que pruebe nada nuevo, parece que la tratamos de envenenar, se lo saca de la boca con las manos y hace arcadas hasta que vomita todo lo que tenga en la boca y en el estómago. He llevado las etiquetas de los 2 potitos que acepta, el de merluza con arroz y verduras y el de pollo con verduras, me ha dicho que sin problema, si con eso conseguimos que coma, pues ya está, que lo ideal es que fuera comiendo más cosas, pero bueno...no pasa nada.

En el informe ha puesto que está bien alimentada!!! no me lo puedo creer....yo que pensaba que me iba a echar la bronca o algo parecido por lo delgaducha que está :-( llevo unos días bastante preocupada según se acercaba la fecha de la consulta. La dra es encantadora, con mucho sentido del humos me ha dicho que me tome un Valium, que es una niña de armas tomar, pero que son las más listas.

No la habían llevado la historia clínica, así que menos mal que yo llevaba impresa mi hoja excel con todos los pesos, medidas, consultas, ... y las gráficas de peso, talla y perímetro cefálico que me dió el pediatra, ¡ha quedado encantada! porque no sabía ni cuando había sido la última vez que había visto a la nena.

Lo que la ha importado desde el principio es el perímetro cefálico, que indica el desarrollo del cerebro, ahí sigue en el percentil 50, de altura sigue en un percentil 10-15, ha crecido mucho estos meses con tanta fiebre y en el peso...pues van a poner en las tablas un percentil con el nombre de mi niña, paralelo al percentil más bajo...vamos, que ella sigue su propio percentil, a su ritmo.

Así que si tiene que ser así, pues nada...nos armaremos de paciencia, de dibujos animados, de jueguitos... y unos días comerá mejor y otros peor. Ah! y que siga con la teta :-)

miércoles, 15 de mayo de 2013

Lógica infantil

No tengo tiempo para escribir una entrada, pero no quiero que se me olvide la conversación que tuve con mi niño el otro día después del baño, mientras vestía a la nena y le ayudaba a secarse a él.

- "Mamá, la hermanita todavía no sabe decir si es nene o nena, a lo mejor es niño"
- "No cariño, la hermanita es niña, lo sabemos desde que nació, no tiene colita como tú".
- "Bueno mamá, pero como la hermanita es aún muy pequeña puede que todavía no le haya salido la colita".

miércoles, 8 de mayo de 2013

Disfrutando del sol

Después de que la princesa batiera su record y fuera una semana seguida a la guardería, el fin de semana aprovechamos a tope el buen tiempo y no paramos en casa, el vierrnes por la tarde cuando llegaron papá y mi niño del entrenamiento nos fuimos de paseo, habían quedado las mamás de la clase del niño para ensayar la poesía que ha escrito una de ellas para recitarsela a la profesora en la fiesta de fin de curso... yo había decidido no ir, después del mal rato que pasé en el parque de bolas, con la excusa de que habían cambiado el día del entrenamiento, aunque parece ser que no fui la única...mandaron un whasapp porque sólo habían ido 6 niños de 24 que son!! 

Se notó que están las mega-guays, que manejan el cotarro y las demás...en fin, nos pasamos para "hacer acto de presencia", seguros de que ya habrían acabado, como así fue, para no perder la costumbre hubo quien nos saludó y quien miró para otro lado, por supuesto me alegré de no haber ido al ensayo, no me considero mejor ni peor que ellas, pero desde luego no me merezco que me traten así y no las voy a dar la oportunidad de que lo hagan, así que seguimos nuestro paseo sin más.

El sábado habíamos quedado con los primos para pasar la tarde, pero nos propusieron algo mejor, una excursión a Astudillo, para pasar el día, al principio el tema comidas con la niña nos hizo pensarlo...pero no es cuestión de que estemos encerrados en casa hasta que coma bien, que sino, igual no salimos nunca! así que nos animamos!

El resumen del día puede ser que lo pasamos de maravilla, el pueblo es muy bonito y además había mercadillo, artesanía, productos típicos...y por la tarde talleres para los niños, que acabaron con la cara pintada, mi niño de leopardo y la ahijada de mi marido de gatito. ¡Que bien lo pasamos! no hicimos nada en especial, habíamos llevado los patinetes y dimos un paseo corto por la mañana antes de comer y otro largo por la tarde, daba gusto no tener que preocuparse por los coches, además los cuatro estábamos pendientes de los niños, lo cual me relaja mucho, no es como cuando vamos donde mis suegros, que o les vigilamos el papi y yo o sabemos que el resto no está pendiente.

La comida la hicimos en la terraza de un restaurante y aunque al principio la cosa pintaba mal con la nena, al final mientras el padrino de mi nena contaba un cuento al niño y a su hija para que tomaran el postre, nosotros conseguimos que comiera, el papi la entretuvo con el bote de miel que le habían traido con la cuajada...abriendo y cerrando el bote la tuvo embelesada sin darse cuenta de que yo la iba metiendo las cucharadas de puré primero y de yogur después. Estuvimos 2 horas hasta que comimos todos, pero valió la pena.

Iniciamos el camino de regreso para llegar a casa antes de que se hiciera de noche, porque ya bastante guerra da la nena en el coche de día, pero en cuanto oscurece es peor, porque se pone a llorar y no hay manera de calmarla salvo cogiendola en brazos, pero al volver a meterla en la sillita y retomar camino vuelvo a llorar y cada vez es peor.

El domingo me despertó mi niño con un beso en compañía de su padre trayendo los regalitos, "mira mamá, esto es lo que ha traido la nena de la guardería y esto es lo mio" que os voy a decir... la tarjeta con la manita impresa con pintura de dedos de mi niña y la cajita pintada de azul (mi color favorito) y decorada con goma eva con un colgante de corazón naranja (el color favorito de mi hijo) de mi niño me parecieron lo más.

Luego había que espabilar, porque tocaba partido de futbol del niño y esta vez pude ir con la nena, que siempre la dejamos en casa con mis padres para que no coja frio, porque suele hacer mucho viento en el campo.

Por la tarde por aquello de ser el día de la madre tocó ir a la casita del cesped de los yayos, como dice mi hijo, no es que me apeteciera...pero bueno...se empeñó en "darnos de cenar", yo a un par de rebanadas finas de pan con un poco de queso de cabra, unas frutas y unos pastelillos no lo llamo cenar...de hecho el niño sólo tomó una manzana, que le quitó el apetito para cenar luego en casa, ni caso que le hizo a las amenazas de mi suegra "si no comes, no te dejo volver a venir" ... una manera muy pedagógica de animar a un niño a comer, desde luego. Nosotros por supuesto cenamos "otra vez". Por cierto...a mi marido le sentó mal el queso ;-)


miércoles, 1 de mayo de 2013

Vaya primavera que llevamos

Estoy hartita de primavera, ha hecho malo malísimo, ha diluviado, el niño está más travieso, más desobediente y la nena, ... lo de la nena ya es para nota! lo ha pillado todo, pero todo, todo, en el invierno todo lo más un poquito de mocos, pero ahora...bronquitis, anginas, catarro, conjuntivitis y para rematar, roseola...un no parar ... he ido más al pediatra que a casa de mis padres, sin exagerar.

Ahora son ellos los que hacen horas en mi casa por un tubo, entre cuidarla y ayudarnos a darla de comer, que si siempre ha sido difícil, con tanto antibiótico, el poco apetito que tiene se ha quedado en ninguno, milagrosamente no ha pedido peso, el pediatra me admira por seguir dándola pecho, dice que es lo que la mantiene, con tanta fiebre ha pegado un buen estirón, así que está muy delgadina, ¡pobre mía!

Hemos tratado de probar cosas nuevas, con eso de que ya tiene un añito y puede comer más o menos de todo, el otro día con el puré de lentejas, parecía que la queríamos envenenar, ¡menudas arcadas! con lo que le gustan al niño...las hago en la Thermomix, con cebollita y zanahoria bien picada y un poco de arroz..

El pediatra me anima, que tenga paciencia...me trata de consolar diciéndome que una amiga suya hizo una fiesta el día que su hija con 3 años pesó 10 Kg.

Ahora parece que llevamos un par de días que al menos no vomita, ni llora en cuanto ve que la ponemos el babero... ¡a ver si dura!  porque me voy a sentir una mala madre cuando vayamos a finales de mes a la consulta de la Dra de digestivo...a ver como la explico yo que la nena sigue con potitos, con teta...y está que parece un espiritu :-(

Ya la ha salido un diente arriba y el otro está a puntito, está muy rara, con un diente más grande que otro abajo y rechinando con el de arriba que casi ni se ve. A andar todavía no se ha soltado, pero cuando la ponemos en el taca tengo q poner los cierres de seguridad para bebés en todos los armarios bajos, porque lo saca todo y la pobre lavadora, no sé si va a sobrevivir, la abre, la cierra, la vuelve a abrir...parece que se va a pillar, pero no, que habilidad tiene en esos mini-deditos.

Ha recuperado su sonrisa, estos días con tanta fiebre la pobre mía tenía una mirada triste, daba penita, ahora sólo falta que salga un poquitín el sol y podamos salir a la calle a ver si coge algo de colorcillo, que está casi transparente.