Mis tesoros

Lilypie Fifth Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Una navidad diferente

Llevo una temporada que no me dan las 24 horas del día para todo lo que tengo que hacer, en el trabajo y en casa, al menos mi estado anímico es optimista y positivo. 
A nivel laboral, estoy trabajando más en otro departamento y da gusto trabajar con mis compis de trabajo, nos repartimos las tareas y no me siento sobrepasada, la jefa del departamente es encantadora, valora nuestra dedicación y nuestro esfuerzo, nada que ver con el que aún sigue siendo mi jefe...aunque creo que viendo el comportamiento de esta mujer, está espabilando un poco. El compi de mi antiguo departamento, con el que me tengo que turnar para vacaciones, sigue en modo "padre divorciado", es decir, pensando que todas las mujeres somos el demonio y que tiene el derecho a elegir siempre las vacaciones cuando "le toca" estar con su hija...yo procuro llevar la situación con paciencia, con muuuuuuuuuuuuucha paciencia... cediendo cuando puedo, aunque sin dejar que pisotee mis derechos, que yo también tengo hijos con los que quiero estar en vacaciones.
A nivel familiar ha habido muchos cambios desde el verano, y gracias a Dios, todos a mejor. Mi marido lleva con trabajo desde Julio, 5 meses cubriendo una sustitución por vacaciones de una bolsa de trabajo que le llamaron de unas oposiciones a las que se presentó hace como 7 años,  y justo cuando se acabó eso, al día siguiente empezó en una empresa de un antiguo compañero de colegio, un puesto que tiene posibilidades de ser a futuro, relacionado con sus estudios, nada que ver con el estrés de los últimos trabajos, que si no habías vendido x durante la semana, el viernes te echaban a la calle. Y lo hemos notado, su carácter ha mejorado, ya no salta por cualquier cosa, tiene más paciencia, está de mejor humor...eso sin contar que la economía familiar ha mejorado notablemente, lo cual también nos da cierta tranquilidad, no podemos permitirnos el que yo coja jornada reducida, pero quizá podamos hacer hucha para poder cumplir el sueño de mis hijos de ir a EuroDisney cuando mi hijo mayor haga la comunión.
Ahora tenemos rutina, algo que en casa necesitamos, los niños y los mayores, nos levantamos casi a la vez, papá sale antes a trabajar, yo llevo a los peques al cole, papá los recoge, comemos todos juntos en casa y por la tarde se quedan con mis padres, que como siempre están ahí, mientras papá y yo volvemos a la oficina. 
En el colegio todo va como la seda, ninguna nota de mal comportamiento, sí alguna de olvido de deberes ... ¡menuda diferencia¡ estoy muy orgullosa de mi hijo en el cole nuevo, se está esforzando bastante en las asignaturas en inglés, le falta un poco para coger el ritmo de sus compañeros y aún así sólo ha suspendido Social Science, en el resto Notables y Bienes.
La niña ha superado el enfado inicial porque no estaba en clase con su hermano y ha pasado de no querer ir al cole, a no querer irse. Me ha tocado coser para su disfraz de la función de navidad...aunque nada comparado a lo que han trabajado mi madre y mi tía, pero todo mereció la pena al verla bailar y disfrutar en el centro del escenario.
Estas navidades las pasaremos tranquilos, los padres de mi marido vuelven a poner tierra de por medio y se van un mes a Benidorm ... [MODE IRONIC ON] es lo que tiene no llegar a fin de mes... que te puedes permitir esos lujos [MODE IRONIC OFF], no los veo desde Enero, cuando se presentaron un domingo a las 14.30h. a traer una tablet a mi hijo como regalo de Reyes y cumpleaños.
Definitivamente vivimos mucho más tranquilos desde que no están presentes en nuestra vida, han ido algún día a tocar las narices a la salida del cole, pero el marrón se lo ha comido mi marido, que para eso son sus padres...él no quiere cortar la relación, pobre ingenuo, piensa que "aguantando" va a heredar... pero yo he decidido que no tengo porqué aguantar más sus desprecios ... "quien siembra vientos, recoge tempestades" decía mi abuela, y ellos se ven ahora sin nadie con quien celebrar la navidad, he de reconocer que me tiene un poco intrigada que no vayan a casa de los padres del cuñadísimo, supongo que no quieren tener que explicar allí al resto de familia porqué no pasan la navidad con sus nietos.
En nochebuena vendrá el padrino de mi niña, con su hija y su madre, este año también ha sido diferente para ellos, se ha separado de su mujer, otro que también está en modo "padre divorciado" ... este verano le tuve que parar los pies, porque no tenía porqué soportar sus exabruptos y mucho menos delante de mis hijos...lo que quiera decirle a su ex, que se lo diga...pero que no me lo suelte a mí...
También he invitado a mis tíos, la hemana mayor de mi madre y su marido, se han mudado a un apartamento en frente de la casa de mis padres y están encantados, las dos hermanas han recuperado una relación que habían perdido por la distancia y los malos entendidos, da gusto verlas ... cruzan la calle y están una en casa de la otra.
No creo que tenga tiempo de escribir hasta después de año nuevo, que es cuando tengo vacaciones, así que a todos los que paséis por aqui os deseo PAZ, SALUD y TRABAJO para el nuevo año, estos últimos tiempos he comprobado que son los imprescindibles de mi vida. Sin PAZ y sin TRABAJO lo demás (salud, amor, ...) se resiente, y con ellas, el resto de cosas, vienen rodadas.
¡FELIZ NAVIDAD!









martes, 3 de noviembre de 2015

Como de la noche al día

Esa fue la frase con la que resumió mi marido la reunión de principio de curso que tuvimos en la clase de nuestro hijo. Han pasado casi dos meses de curso, pero nosotros notamos los cambios desde el primer día, la organización, la forma de hacer, la forma de actuar de los profesores, del director, del resto de alumnos... todo es tan diferente, que nuestro hijo también está diferente, ya no va nervioso e intranquilo al cole, ya no oigo ese suspiro de ansiedad con el que respondía inconscientemente a mi beso de despedida por las mañanas. Ahora casi se olvida de darme ese beso cuando les dejo a él y a su hermana en madrugadores, la coge de la mano a su hermana y va feliz a ver si le da tiempo a construir un castillo para ella antes de entrar en clase.

En este cole tengo la sensación de que todo fluye, de que los profesores, el director, la secretaria, hasta el AMPA están para ayudarnos, para que nuestros hijos se preparen para el día de mañana, pero sin ponerles trabas e impedimentos, sino allanando el camino, enseñando, pero desde el cariño, desde la comprensión. 

Antes raro era el día que mi niño no traía una nota en la agenda con algún incidente, en lo que llevamos de curso no hemos tenido ningún problema con ningún niño, es más, le han invitado a un cumpleaños. Mi niño es uno más de la clase.

Aquí todo es más fácil... unos ejemplos de ello: el primer día al llegar al patio, en las filas de 3º no sabíamos en qué grupo estaba mi niño, al preguntar a una de las profesoras, no estaba en la lista y mi niño se empezó a poner bastante nervioso, me había pedido que me quedara yo acompañándolo, mientras mi marido iba con la nena a la otra puerta por la que entraban los pequeños. La profesora en ningún momento puso pegas, al contrario, le dijo que no se preocupara, que sería cosas de las listas, que subiera con ella a la clase y que ella se enteraría de en que grupo estaba. Al poco llegó el otro tutor, me acerqué con mi hijo y para nuestra tranquilidad, mi niño, sí estaba en su lista, le dije que era nuevo, y que estaba nervioso.. él sonrió a mi hijo y le dijo que tranquilo, que él era su profesor, la mirada de mi hijo lo decía todo, agarró su mochila y fue detrás de los demás, con la cabeza alta, no con los hombros gachos, como tantas otras veces le había visto.

Con la nena fue más difícil, ella se había hecho la idea de que iría "con su hermano" al cole, que estarían en la misma clase, sentados juntos...así que en cuanto vio como su padre la alejaba en brazos, rompió a llorar desconsolada...así la encontré en la entrada con su papi, mi marido no sabía como consolarla, la cogí en brazos y entré con ella en el aula...ella estaba literalmente colgada de mí, no sabía como soltarla hasta que su profesora la cogió en brazos. La semana de periodo de adaptación, a pesar de no ser obligatoria, otra cosa que hace fácil este colegio, ha sido un tiempo complicado, pero poco a poco ha comprendido que cada uno está en una clase.

Así que cuando en madrugadores vieron como empezaba a llorar cuando su hermano se iba a la otra clase, no complicaron la situación, sino que una vez más, allanaron el camino, los dos hermanos se quedan juntos esa media hora escasa, antes de que empiecen las clases, no hay que hacer fichas, ni colorear...cada niño puede hacer lo que más le guste, jugar, construir algo, leer, pintar... un profesor con una mirada bonachona y tierna, el segundo día ya se sabía sus nombres y los recibía con un buenos días, y un ¿que os apetece hacer hoy?

Algo parecido ocurre a la salida, en este cole hay lo que llaman "continuadores", los papás, podemos recogerlos unos minutos más tarde, lo cual nos facilita mucho a los que trabajamos fuera ... me cuesta arrancarlos de la clase, están jugando a comiditas, o coloreando... y no les apetece irse a casa.

Las mamás del AMPA se merecen un post aparte por su buen hacer, su amabilidad y su eficiencia.

En una palabra, estamos encantados con el cambio de cole, en unos días tendremos las entrevistas personales con cada uno de los tutores de nuestros hijos, que han sido tan amables de ponerlas el mismo día a petición nuestra para que yo sólo tenga que pedir salir un día en el trabajo.

El niño a pesar del handicap que está suponiendo para él las asignaturas en inglés, dado que el cole es bilingüe, está muy motivado, cierto que yo estoy dedicando tiempo a estudiar con él, a hacer los ejercicios con paciencia y recordando mucho de mi inglés, que parece que aún no se me ha olvidado.

Toda nuestra lucha ha merecido la pena.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

La vuelta al cole ya está aquí

Las vacaciones se acabaron...casi, las de los niños están a punto de acabarse, aunque aquí empiezan el cole más tarde que en el resto, y las mías me supieron a muy poco, entre ordenar armarios, ropa y juguetes e ir a la piscina ... pero aún me queda una semanita para poder llevar los primeros días al cole a mis peques.

Tengo unas cuantas anécdotas que no quiero que se me olviden.

Cuando fuimos a comprar el uniforme, la nena, al verlo dijo: "No mamá, a mí el verde no me gusta, sácamelo en rosa"... creo que entre eso y que todo "pica" ... voy a tener que ponérselo un par de días antes, porque me veo el día D, llevándola con otra ropa o desnuda directamente :-( a pesar de coger la talla más pequeña todo la queda enorme...al final vamos a amortizar el uniforme, ¡la falda la va a durar años!

Para compensar tanto verde del uniforme, la dije que los deportivos se los cogía rosas, así que buscamos...y tenemos los más rosas-rosísimos de la tienda, por Dios...si me hacen ponermelos a mí me muero, pero ella está feliz.

Los zapatos para ella no los he podido comprar, porque no hubo manera de probárselos...de momento la pondré los que tiene del verano y a ver si en alguna zapatería encontramos algo que me deje ponerla. Con el mayor como siempre, sin problemas, se los probé y listo.

Comprar el estuche no tuvo duda: "el de la peli de flousen" - o sea, Frozen, que después de los días que hemos pasado con la primita, ya la ha descubierto. Y mi niño fue otra vez un cielo, que se conformó con el trolley que costaba menos, no con el super chulo de Spiderman que le gustaba a él, así que para compensarlo, el estuche sí se lo cogí de Spiderman. La verdad es que me da coraje lo carísimos que son los trolleys del cole, podía haber un término medio... ni el normalucho del Carrefour, ni el mega caro de la peli o el personaje de turno.

La cuesta de septiembre no está siendo tan terrible como yo me temía, entre el trabajo de papi, que se nota y mucho lo de la nómina a fin de mes y que mis padres nos ha pagado el uniforme del niño, la cuenta del banco no está en mínimos.

Ahora ya sólo nos falta la reunión en el cole de la niña y ¡comenzar! ver que camino es el mejor para llegar en menos tiempo con el coche, las actividades que cogemos, y volver a coger rutinas y horarios.

Continuará...

domingo, 9 de agosto de 2015

Avanza el verano

Este verano está siendo totalmente diferente a los anteriores, los niños tienen la misma rutina, él en el cole de verano y ella en la guarderia, este es el último, ya empieza el cole en septiembre ... pero yo estoy hasta las orejas de trabajo y mi marido tiene trabajo hasta noviembre, con turnos, mañana o tarde, incluidos fines de semana.

La verdad es que pensé que me iba a costar más adaptarme a no tener al papi los sábados y domingos por la mañana, pero la verdad es que los niños se entretienen mucho ayudándame en las tareas, con la promesa de que en cuanto acabemos vamos al parque. No están tan pegados a la tele como yo suponía, aunque no he de negar que le echo de menos...me toca a mí levantarme a poner desayunos, no puedo aprovechar un poquito más en la cama :-( todo sea por la economía familiar.

En el mes de julio hemos tenido bastante rutina y tranquilidad salvo por la nena, que ha tenido escarlatina y ha sido una semana de fiebre alta, dolor de garganta y picores, muchos picores...con este calor la pobre no soportaba tener nada de ropa encima y teníamos que pasar todo el rato refrescándola con una toalla de las chiquitinas mojada, menudos madrugones que se han tenido que dar mis padres para cuidarla. Afortunadamente no lo ha pillado el mayor.

Al principio pensamos que no podríamos salir a ningún sitio, más que algún sábado playero, pero al final hemos cogido un hotelín baratito en Cantabria y aprovecharemos de sábado a lunes cuando yo empiece mis vacaciones y papá tenga horario de tarde. A ver que tal, porque será la primera vez con la niña, hasta ahora sólo habíamos salido con ella a la casa del pueblo de los padres de mi marido y nos llevábamos la cuna portátil.

Aprovecharé los días de vacaciones para hacer limpieza en las habitaciones de los niños, hay mucha ropa que ya no les vale y demasiados juguetes que están rotos o ya ni miran...además hay que hacer sitio a los libros del nuevo curso, comprar uniformes... no creo que tenga tiempo de aburrirme :-)

domingo, 2 de agosto de 2015

8 y 3 años - 20 preguntas

Como ya es tradición, cada mes de agosto, pregunto a mi niño una serie de cuestiones para ver como año a año va cambiando...este año voy a empezar a hacerlo con la nena también, creo que con tres años ya podré tener respuestas más o menos coherentes, ¡allá vamos!
(en primer lugar la respuesta del mayor y después la de la pequeña)
  1. ¿Cuál es tu número favorito? 25 - 7, con la peque costó....ella insistía que no que prefería letra y elegía la "C".
  2. ¿Cuál es tu color favorito? Naranja - Rosa (me ha salido princesa-princesa).
  3. ¿Cuál es tu animal favorito? Morsa - perra (tras la muerte de Goe, ahora mis padres tienen a Xenna, una preciosa boxer que juega con ellos).
  4. ¿Cuál es tu peluche favorito?  Tom el dinosaurio - un oso gigante
  5. ¿Cuál es tu juguete favorito?  La serpiente de juguete heredada de su padre - raquetas de tenis
  6. ¿Cuál es tu comida favorita?  Arroz - Arroz
  7. ¿Cuál es tu bebida favorita?  Coca-cola  - leche
  8. ¿Cuál es tu fruta favorita?  Manzana - Plátano
  9. ¿Cuál es tu postre favorito? Bizcocho (de mamá) - tarta de mamá
  10. ¿Cuál es tu cuento favorito? Mortadelo y Filemón - Cenicienta
  11. ¿Cuál es tu libro favorito? Mortadelo y Filemón - Los colores de Minnie
  12. ¿Cuál es tu canción favorita? Gandastail - Estrellita donde estás
  13. ¿Cuál es tu película favorita? Los Minions - Los Minions (la última peli que hemos visto en el cine y la primera que la niña ha visto en el cine).
  14. ¿Cual son tus dibujos animados favoritos? Shin chan  - Ben y Holly
  15. ¿Cuál es tu lugar favorito para jugar? Salón de casa - Parque
  16. ¿Cuál es tu juego favorito? Jugar a los dragones - Pilla- pilla
  17. ¿Cuál es tu instrumento musical favorito? Contrabajo - Piano 
  18. Elige: playa - piscina - campo. Playa - playa
  19. ¿Quién es tu mejor amigo? Yago - Daniel
  20. ¿Qué quieres ser de mayor? Informático (mi niño cada vez lo tiene más claro, a ver si consigo este curso apuntarle a algo de pregramación para niños que he visto, creo que le puede entusiasmar a parte de servirle mucho para el futuro) - primero dijo ir al cole de mayores, pero después de explicarselo su hermano eligió doctora.
En años anteriores...  7 años - 20 preguntas6 años - 20 preguntas

sábado, 11 de julio de 2015

Cambios y más cambios

Hace siglos que no tengo ni tiempo ni ganas de escribir, al principio porque era aquello de que si lo ponía por escrito como que no iban a salir las cosas como deseaba y todo ser iba a ir al traste... y después, simplemente no ha habido momento de sentarme delante del teclado a poner por escrito mis pensamientos, mis espectativas...

En fin, pero como decía mi abuela todo llega... y sí, todo parece que va llegando, tras meses de darle vueltas, de angustia si no había plaza... POR FIN, tenemos plaza para mis dos tesoros en un cole concertado, así la nena empieza ya en un colegio con el que nos sentimos identificados y podemos olvidarnos de todos los malos rollos del cole al que ha ido hasta ahora mi niño.

Nunca fue nuestra opción, llegamos a él de rebote y la verdad es que no veía el momento de poder perderlo de vista, no es porque fuera un cole público, siempre diré que hay coles públicos, y "coles públicos", según mi experiencia todo depende del director y del jefe de estudios, y en nuestro caso, se juntaron el hambre con las ganas de comer, un director que llega la mayor parte de los días tarde, que te dice que el fútbol no es un deporte adecuado para niños y un jefe de estudios para el que los exámenes son sólo una "anécdota" y que en la primera reunión de presentación del colegio cuando empezó mi niño infantil, cuando se me ocurrió sugerir que las reuniones las pusieran a primera o a última hora, en lugar de a las 11 de la mañana, me dijo de muy malos modos que me las tendría que apañar para conciliar, como hacía él, cuando tenía que acudir a alguna reunión del colegio de sus hijos... no presagiaba nada bueno, y desgraciadamente así ha sido.

En septiembre mis hijos empiezan en otro cole, tengo muchas esperanzas, ya en la primera  reunión con el director las cosas fueron diametralmente opuestas. así que cuando por fin salieron las listas definitivas y teníamos plaza, no sabía si reír o llorar.

Algo parecido hemos hecho con el equipo de fútbol de mi niño, la situación había pasado de levantarse los fines de semana emocionado preguntado "¿hoy tengo partido? a mirarme con ojos suplicantes y decir, "mamá, por favor, no me obligues a ir". Traté de hablar con el entrenador, pero vi que era inútil, al último partido que le llevé, uno de sus compañeros cuando entramos en el vestuario le dijo "¿para que has venido?" con desprecio... el entrenador no hizo nada y yo no podía quedarme con los brazos cruzados, al final del partido me dirigí al niño en cuestión y delante de su padre le dije que su actitud no era de un buen compañero y que no volviera a repetirla, tuvo el descaro de negarlo, pero allí estaba el típico chivato que le dijo que sí lo había hecho y el entrenador para decir que ya le había "regañado" él...su padre no tuvo más remedio que afearle la conducta, pero obviamente cuando una mala acción no tiene consecuencias, lo más probable es que se repita un niño que va para matón y nadie le para los pies, y todo porque chuta muy  fuerte al balón y mete gol.... en fin, cuando al entrenador le dije que no había hecho nada, me dijo que él no podía hacer nada, que era cosa de sus padres...no tuvo respuesta cuando le dije que podía haber dejado a ese niño en el banquillo y decirle que mi hijo ocuparía su puesto...esto seguro que le hacía pensarse el repetirlo.

Conseguí que nos dejaran ir a un entrenamiento de atletismo, mi hijo se quedó el curso pasado con las ganas de apuntarse, pero no podía ser, por horarios y porque con todos los compromisos que teníamos con los partidos, no podíamos meternos en otra cosa. Aquella tarde mi hijo fue simplemente feliz, no se portó ni mejor ni peor que el resto, fue un niño más que disfrutaba haciendo deporte, con una entrenadora que le prestaba atención, como a los demás, sin favorecer a unos niños frente a otros. Así que en septiembre empieza con el equipo de atletismo.

Y por fin yo, mi situación ha cambiado en la oficina, he pasado de pensar que en cualquier momento me llamaban para despedirme a estar en dos departamentos, tener dos jefes y tener que repartir mi tiempo para hacer un montón de cosas...así que por lo menos puedo respirar tranquila por un tiempo, yo siempre prefiero tener mucha tarea.

En el matrimonio las cosas también están mejor, a mi marido le han llamado de una bolsa de trabajo con la que ya ni contábamos y tendremos cinco meses de tranquilidad, de horarios, de rutinas y lo más importante, de sueldo fijo a fin de mes. No es mucho, pero ya hace no sé cuanto tiempo que no sabíamos lo que era eso.

No tendremos vacaciones este verano, pero eso es lo de menos, ya hemos ido un día a la playa y cuando yo coja vacaciones aprovecharemos los días que descanse mi marido para pillar un hotel baratito en el norte. La tranquilidad de poder comprar libros, uniformes e ir al super sin mirar desesperada la cuenta lo compensa con creces.

jueves, 14 de mayo de 2015

De cumpleaños, alergias y animalitos



Hace siglos que no escribo nada para el blog…y no porque no me pasen cosas, sino porque literalmente no me da la vida, cuando llego a casa y por fin acabo de hacer todo, no tengo cuerpo para nada más que irme a la cama.
Pero hoy, parece que se han conjuntado los astros y he sacado un ratín para contar un poco como va la vida por nuestra casa. No sé si, como me he relajado yo, parece que todo va a un ritmo un poco más relajado o como las distintas situaciones van fluyendo más relajadamente, he podido relajarme yo un poco. El caso es que mi niño está sacando unas notas espectaculares en los exámenes, a ver si no le bajan luego las notas por "mal comportamiento", mi niña parece que ya va comiendo y durmiendo como la princesa de 3 años que ya es, mi marido tiene una mierda de trabajo, pero al menos está ocupado y cobra a fin de mes, y yo… tengo una situación nueva en la oficina.
Poco después de mi último post, tuve una gastroenteritis de esas que duran en teoría 24 horas, pero que te dejan absolutamente hecha polvo, mi cuerpo y mi mente estaban absolutamente derrotados, hasta mi hermano vino a consolarme, darme "mimitos" y animarme. Todo se me vino encima y me derrumbé.
A partir de ese momento, todo fue hacia arriba, dormí, descansé y me planteé que esa no era la vida que quería, no podía dejar que todo me agobiara, asumí que había cosas de la vida que no podía controlar y que debía esforzarme en las que realmente dependían de mí, pero de una en una.
El cumpleaños de la princesa era una situación que me estaba pesando, obviamente iba a preparar una fiesta con tarta, velitas y regalos a mi niña, pero no quería que se me presentaran los padres de mi marido y nos amargaran. No sabía cómo planteárselo a mi marido, al fin y al cabo son sus padres… pero con mi mentalidad renovada, me lancé, con cariño, le dije claramente que no los quería en casa y él me sorprendió diciendo que él tampoco, que organizara la fiesta cuando me pareciera mejor y que no les invitara. Al ser su cumple en día de diario, decidimos hacerla el sábado anterior y llevar un bizcocho el lunes a la guardería, así yo podía prepararlo el domingo. Dicho y hecho.
Mi niña disfrutó de su fiesta, con sus papás, su hermano, sus tetés (mis padres), sus tíos (mi hermano y su mujer) y su madrina. No echó en falta a nadie, ni preguntó por nadie…la foto que la sacó la madrina chuperreteando la paleta con la que había estirado la cobertura de chocolate de su tarta lo dice todo :-)
También tenía pendiente el tema de hacer las fotos para el catálogo de las esculturas que mi padre va a presentar en una nueva exposición. Por supuesto no soy profesional de la fotografía, pero no se me da mal, siempre y cuando el modelo se esté quieto…algo fácil con las esculturas. Pero claro, había que preparar el sitio, la luz, el fondo uniforme para luego poder retocarlo con el photoshop… así que "sacrifiqué" una mañana de un día de fiesta para hacer todo el trabajo para mi padre, él se lo merece. Eso sí, de "premio" me llevé un ataque de alergia fenomenal, el sitio estaba con bastante polvo y mi padre, tras limpiar las esculturas, sin querer me sacudió encima el trapo…¡horror! Han sido 15 días de mocos y congestión…pero bueno, parece que ya han pasado.
Una grata sorpresa fue la visita de mi amiga, la única de la pandilla que se nos ha ido a vivir fuera de España, vino con su hijo, mi niño y él siempre hacen buenas migas, nos juntamos todas las amiga y pasamos una tarde fenomenal de merienda campestre con esta primavera calurosa que tenemos.
Hasta nos hemos animado a ir al pueblo un par de veces, la primera a la celebración de los quintos de la hija de mi prima, con comida familiar y mis hijos disfrutando subidos con ella al caballo. La otra ha sido algo más triste, porque la suegra de mi prima había fallecido, al ser el funeral en festivo, nos fuimos a acompañarles en ese triste trago y ya aprovechamos para pasar un rato con mi tía, en su casa hay gallinas, conejos, ovejas… ¡cómo se lo pasaron mis niños! Y menuda bronca que me cayó de mi tía por regañar a mi hija cuando al coger un huevo que había puesto las gallinas mi niña lo espachurró. Creo que era la primera vez que tenía un huevo en la mano, lo cogió tan fuerte, que se agrietó … ¡pobre! Dijo muy bajito: "se ha rompido".

Habrá que repetir, aunque mi niño nos dió un susto, se le hincharon los ojos, tenía congestión y acabamos el día en urgencias porque me daba miedo que le pasara como a mí y le diera asma por la noche. La pediatra nos tranquilizó, nos dió un suero para limpiarle los ojos y un antihistamínico para la alergia. Al día siguiente estaba mucho mejor, pero ¡menudo susto!

miércoles, 18 de marzo de 2015

Una mala racha

Eso es lo que me llevo diciendo desde hace tiempo, tratando de pensar con optimismo que pasará, que durará poco...pero cada vez tengo menos optimismo, cada vez me cuesta más ver el vaso medio lleno, en lugar de medio vacío.
Se me está acumulando todo y cuando me miro en el espejo no me reconozco, esa cara triste, con ojeras no soy yo, no quiero ser yo. Pocas cosas me hacen reir últimamente, las preocupaciones, el saldo de la cuenta del banco, los problemas en el trabajo y un montón de cosas más...me tienen sobrepasada.


Estoy triste, agobiada... mi marido parece que vive en los mundos de Yupi, pensando en hacer un curso tras otro, "porque no hay trabajo" ... me duele ver que no se esfuerza en buscar trabajo, sí, se apunta a ofertas de infojobs y tal, pero sin entusiasmo, sin escribir un párrafo de presentación en el que "se venda", que haga que la persona que contrata quiera hacerle una entrevista.
Estoy en bucle y no sé cómo reaccionar, cómo salir de esta angustia que me atenaza, que no me deja disfrutar de mis hijos, que me hace ser una madre gruñona y gritona, que llega cansada a casa del trabajo y no tiene paciencia.
Quiero volver a la rutina, a la maravillosa rutina cuando los dos teníamos un trabajo y mis padres se ocupaban de los peques, cuando podía ir al súper sin casi mirar el precio de las cosas.