Mis tesoros

Lilypie Kids Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

domingo, 9 de agosto de 2015

Avanza el verano

Este verano está siendo totalmente diferente a los anteriores, los niños tienen la misma rutina, él en el cole de verano y ella en la guarderia, este es el último, ya empieza el cole en septiembre ... pero yo estoy hasta las orejas de trabajo y mi marido tiene trabajo hasta noviembre, con turnos, mañana o tarde, incluidos fines de semana.

La verdad es que pensé que me iba a costar más adaptarme a no tener al papi los sábados y domingos por la mañana, pero la verdad es que los niños se entretienen mucho ayudándame en las tareas, con la promesa de que en cuanto acabemos vamos al parque. No están tan pegados a la tele como yo suponía, aunque no he de negar que le echo de menos...me toca a mí levantarme a poner desayunos, no puedo aprovechar un poquito más en la cama :-( todo sea por la economía familiar.

En el mes de julio hemos tenido bastante rutina y tranquilidad salvo por la nena, que ha tenido escarlatina y ha sido una semana de fiebre alta, dolor de garganta y picores, muchos picores...con este calor la pobre no soportaba tener nada de ropa encima y teníamos que pasar todo el rato refrescándola con una toalla de las chiquitinas mojada, menudos madrugones que se han tenido que dar mis padres para cuidarla. Afortunadamente no lo ha pillado el mayor.

Al principio pensamos que no podríamos salir a ningún sitio, más que algún sábado playero, pero al final hemos cogido un hotelín baratito en Cantabria y aprovecharemos de sábado a lunes cuando yo empiece mis vacaciones y papá tenga horario de tarde. A ver que tal, porque será la primera vez con la niña, hasta ahora sólo habíamos salido con ella a la casa del pueblo de los padres de mi marido y nos llevábamos la cuna portátil.

Aprovecharé los días de vacaciones para hacer limpieza en las habitaciones de los niños, hay mucha ropa que ya no les vale y demasiados juguetes que están rotos o ya ni miran...además hay que hacer sitio a los libros del nuevo curso, comprar uniformes... no creo que tenga tiempo de aburrirme :-)

1 comentario :

Madre desesperada dijo...

Desde luego no te vas a aburrir. Tienes mucha tarea!!! Seguro que lo pasáis fenomenal en el hotel. Cambiar el escenario ayuda mucho a recargar energías. Es como si los problemas se quedaran aparcados en casa. Lo malo es que a la vuelta ahí te están esperando los muy malavadetes, pero llegas llena de energía para hacerles frente y eso se nota mucho :D

Pobre la pequeñita cuando estuvo malita. Y pobres tus padres y tú que la cuidasteis con tanto mimo y acabaríais agotados. Menos mal que el hermano no la pilló y la peque ya está bien.