Mis tesoros

Lilypie Kids Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

sábado, 2 de febrero de 2019

Libros 2018

Este año ha sido el año de mi vuelta a la lectura, desde que descubrí ebiblio, he leido más libros este año que en todos los que llevo de madre.
Un pequeño comentario de cada uno de ellos.
  • Un misterio de altos vuelos de Kerry Greenwood, es una autora parecida a Agatha Christie y es el primer libro que me descargué, en plan ligerito, para ver si me encontraba cómoda leyendo en el móvil.  Es entretenido, sin pretensiones, casi casi puede ser novela juvenil.
  • Origen de Dan Brown, me he leido casi todo de este autor y aunque a veces se le va un poco la olla, me gusta como escribe, este libro está en la línea de El código da Vinci y Ángeles y Demonios, con el mismo protagonista. En este caso está ambientado en España, lo cual a veces me ha resultado agradable y otras me ha parecido un despropósito alguna descripción o apreciación que hacía el autor. Lo he disfrutado y me ha durado poquito tiempo.
  • La carne de Rosa Montero, no me terminó de convencer, aunque al menos tiene final feliz o a mí me lo parece.  
  • Después del amor de Sonsoles Ónega, me lo recomendó una amiga que la había encantado, pero a mí no me gustó, a ver, está bien escrito, pero no es mi estilo de libro, ¡qué pena, madre! todo son tristezas ... es como si nada le saliera bien a la protagonista, ya es bastante complicada la vida como para leer tristezas ajenas, con las propias me sobran.
  • Nosotros en la noche de Kent Haruf, no conocía a este autor, pero me sonaba el libro por la película de Robert Redford, que es uno de mis actores favoritos. Me gustó mucho, en algunos momentos puede parecer lento, pero eso precisamente es lo que le da el encanto, el poder leerlo sin prisas, además me imaginaba a los actores de la película, aunque no la he visto.
  • La canción de la llanura de Kent Haruf, en la línea del otro libro, aunque con otros personajes y otra historia, también me gustó mucho.
  • Historia de un canalla de Julia Navarro, he de decir que buscaba otro libro suyo, "Dispara, yo ya estoy muerto", pero no estaba disponible, así que leí este. En conjunto, me ha gustado, aunque por momentos estuve tentada de dejarlo, había capítulos con mucha maldad.
  • Sucedió en Larkswood de Valerie Mendes, una historia un poco enrevesada que luego se resuelve en pocas páginas, no está mal.
  • El juego de la luz de Louise Penny, otra novela policiaca interesante, con una trama realista y que no se saca cosas de la manga, me ha gustado tanto que tengo esperando otro de la misma autora: Un bello misterio.
  •  Donde los escorpiones de Lorenzo Silva, me ha gustado, no he sido capaz de averiguar quien era el asesino, aunque el autor se reserva datos para acabar la trama sorprendiendo al lector, quiero repetir con más libros de estos protagonistas.
  • Un bello misterio de Louise Penny, me ha gustado la trama y el protagonista, lectura tranquila que parece que te lleva en una dirección, para rematar en un final imprevisible.
  • Lejos del corazón de Lorenzo Silva, me ha gustado tanto o más que el otro que había leido de este autor. Desafortunadamente hay pocos libros suyos disponibles en ebiblio.
  • Vengaré tu muerte de Carme Riera, no está mal, aunque la protagonista femenina está un poco cogida por los pelos.
  • Donde fuimos invencibles de María Oruña, me ha encantado, todo, la trama, los personajes, los paisajes. Quiero leer más de esta autora.
  • Una sombra en la oscuridad de Robert Bryndza, no me ha terminado de convencer, la protagonista femenina no siempre me ha cuadrado como actuaba.
  • Un misterio en Toledo de Anne Perry, con el aliciente de que parte de la trama se desarrolla en España.
  • Rumbo a la noche de Alberto Vázquez-Figueroa, un libro diferente de lo que esperaba que me gustó mucho, el final no me lo esperaba.
  • La tentación del perdón de Donna Leon, primer libro que leo de esta autora, localizado en Venecia, me trajo muy buenos recuerdos de la luna de miel.
  • Muerte en Blackheath de Anne Perry, había leido libros de esta autora hace un montón y son similares a los de Agatha Christie, lectura de misterio asegurada, con una agradable visión femenina a través del personaje de la esposa del protagonista.
  • Sangre en el Támesis de Anne Perry, en este caso el protagonista es otro detective, pero la historia también engancha.
  • Restos mortales de Donna Leon, este me ha gustado menos, pero sigue en la misma linea que los otros.
  • Las aguas de la eterna juventud de Donna Leon, ya había leido otros libros de esta autora y me gustan mucho, además están ambientados en Italia, lo cual me trae gratos recuerdos de lugares en los que he estado.
  • Mañana te toca a tí de Stefan Ahnhem, no me ha gustado especialmente, es un poco angustioso aunque está bien llevada la trama, el final es muy predecible. 
  • Trilogía negra de Pekín de Diane Wei Liang, son 3 libros con protagonista femenina, ambientados en Pekín, que me han atrapado y me hubiera gustado que hubiera más.
  • La química del odio de Carme Chaparro, me ha gustado mucho, tiene la misma protagonista que la primera novela, aunque no la había leido.
  • Tú no matarás de Julia Navarro, me ha enganchado, aunque el principio es un poco lento y como siempre, la autora mete en la trama la IIGM, aunque en este caso se centra más en los acontecimientos desde una visión respecto a como afectan o pueden afectar a España.
Teniendo en cuenta que me dí de alta en eBiblio en Mayo, es todo un record ¡¡¡¡34 libros en 8 meses!!!!  no me lo puedo creer.

jueves, 24 de enero de 2019

Recordando cosas del pasado

Hoy he tenido una mini-reunión con la profe de matemáticas de mi niño, ha tenido una mala nota en un control y la verdad, con lo bien que se le dan las mates me apena que en los temas más fáciles saque peor nota que en los difíciles, es cosa de no estar atento, de distraerse, así que quise hablar con la profesora para ver como podía ayudarle a concentrarse y no tener esos despistes.

Me ha dicho que no me preocupe, que le falta madurar, pero que es un niño con una capacidad muy alta y además un cielo, que da gusto verle siempre con esa sonrisa en la cara... y me he acordado de cuando empezamos en el cole, de que su cara había perdido la sonrisa y de como poco a poco fue volviendo a ser el niño risueño y cariñoso de siempre.

Su cabeza va a 1000 por hora y todo lo tiene que hacer rápido, así que claro, un problema con varias preguntas, pues no responde a todas... no creo ni que las haya leido todas, sólo la primera y lo ha contestado rápidamente. 

Me ha venido a la cabeza cuando hablamos con la tutora de mi niña de 1º de Infantil, cuando tenía 3 años, tartamudeaba, en casa, en el cole...yo estaba un poco preocupada, porque cuando había aprendido a hablar no lo hacía, mi idea es que su cerebro iba más rápido que su lengua y quería decirlo todo rápido y no la salían las palabras, la profe estuvo de acuerdo, así que acordamos tanto en casa como en el cole que la tranquilizaríamos, que cuando empezara a tartamudear la dijéramos que poco a poco, que le diera tiempo a su lengua, que no iba tan rápido como su cabeza, poco a poco lo consiguió y ya ni me acordaba de ello. Ahora habla a la carrera y por los codos, ¡a gritos...eso sí!

También me he acordado que el primer día en el cole perdimos la chaqueta del chándal de mi niña, ¡recién estrenado! no apareció y eso que tenía nombre, en fin...afortunadamente ahí estaban al quite las mamás del AMPA que me dieron otra y no tuvimos que comprar un chándal nuevo, porque pantalones sí venden sueltos, pero chaquetas no.

La diferencia entre las actuaciones del otro cole, en las que mi niño no quería bailar y las fiestas de este cole, que tuvimos que sacarle a regañadientes de la verbena el curso pasado, donde lo estaba bailando TODO con su pandilla de amigos, niños y niñas de su clase, que si no lo veo, ¡no lo creo!

De como este año en la lista de invitados al cumple de mi niño parecía que no acabábamos nunca de añadir nombres, todos imprescindibles, todos buenos amigos, todas las mamás contestando rápidamente que sí a la invitación, que perfecto... y eso que este año lo celebramos un sábado por la tarde, que la gente suele hacer otros planes. Esta vez también invitó a amigAs, fuimos a un parque de juegos enorme, lo pasaron fenomenal y no había manera de sacarles...las 10 de la noche nos dieron, una mamá riendo dijo: "pronto empiezan a cerrar bares...", ojalá esta pandilla sea la que luego salga por ahí de bares...

De como ahora tiene pandilla en el cole, pandilla en el parque, amigos que le invitan a su casa y amigos que vienen a casa.

martes, 15 de enero de 2019

Año nuevo...

El último trimestre del 2018 ha sido un no-parar, mi vida era una carrera contra-reloj, siempre con prisas. Al papi le volvieron a llamar donde estuvo trabajando en verano, con el horario genial de mañana, con lo cual podía ocuparse de los peques por la tarde y yo tenía que ocuparme de todo por las mañanas, la verdad es que llegar a la oficina y sentarme ya era un descanso :-)

A mediodía, lo mismo, salir pitando para recogerlos, llegar a casa, comer y volver a salir para la oficina, además me he apuntado a hipopresivos, lo gestionan desde el ayuntamiento de la localidad donde vivimos, al principio no pillé plaza, pero dada la demanda, crearon otro grupo, eso sí, al salir por la tarde, 2 días a la semana, vuelta otra vez a ir a la carrera. 

He de decir que ha merecido la pena, mi suelo pélvico no estaba muy mal, pero ya empezaba a notar algún efecto, como esa gotita incontrolable al pegar un estornudo fuerte, además a pesar de no tener tripa, esa lorzilla post-embarazo no había manera de quitarla. La monitora está titulada y nos dió una clase teórica inicial que me pareció muy interesante, también nos midió la capacidad torácica, la tripa y alguna cosa más que no recuerdo. Antes de navidad, nos volvió a medir y estoy encantada, ¡¡he reducido 3,5 cms de cintura!! vamos, que mi tripa empieza a estar en su sitio, además noto que respiro mejor y salgo de las clases "estirada".

Mi cumple pasó este año sin pena ni gloria, de hecho no lo he celebrado con la tradicional cena en mi casa con mis amigas, entre que unas no podían, que luego estuvo mi hermano ingresado, que menudo susto nos dió y que luego he tenido que estudiar... no ha habido momento.

Además del ingreso de mi hermano, ha habido otro par de cosas en la familia que aún colean y que no sé como acabarán, yo me he planteado que realmente MI familia, son mi marido y mis hijos, así que lo que hagan los demás no puedo controlarlo, por tanto, no es mi responsabilidad.

Lo de estudiar ha sido una de las buenas noticias que ha traido este final de año, por fin escucharon mis demandas en la oficina y he tenido pleno, sí, un año después... me concedieron el curso de formación en Madrid para certificarme, me han subido el sueldo y un día a la semana me quedo en casa por la tarde haciendo teletrabajo.

Lo del curso fue agotador, la idea era quedarme a dormir allí, pero aunque 3 días parecen pocos días, a mis hijos les parecía un mundo, así que al final estuve cogiendo el AVE de I/V todos los días, era una paliza, pero dormía en casa y mis hijos no tenían la sensación de que los había abandonado. Por la mañana los dejábamos en casa de la madrina, que vive cerca del cole y allí desayunaban tranquilamente, luego se quedaban en el comedor y los recogía el papi al volver del trabajo.

He aprobado el examen y ya tengo la certificación, ¡¡bien por mí!! me ha costado más de lo que pensaba, mis neuronas ya no tienen 20 años y hacía siglos que no tenía que estudiar los fines de semana. En RRHH me han hecho firmar una "permanencia", se supone que no me puedo ir de la empresa en 9 meses, como cambian las cosas...yo que pensaba hace unos años que me iban a despedir.

Y la última buena noticia, es la subida de sueldo, la verdad es que me han dicho el bruto, aún no sé realmente como quedará mi nómina, hasta que no cobre enero, pero bueno, no pinta mal, parece que mi trabajo y mi paciencia están dando sus frutos. Pude coger juntos todos los días que me quedaban de vacaciones y he disfrutado de todas las vacaciones escolares con mis hijos, aunque esta navidad no hemos podido hacer una escapada como teníamos pensado, porque justo cuando acababa el contrato del papi, venía la primita, ¡que se le va a hacer!

Para cerrar las navidades, como todos los años, celebramos el cumple de mi niño, ¡¡12 AÑOS!! cada vez que lo pienso me parece imposible que hayan pasado ya, este año invitó también a niñas de su clase, desde la noche antes y durante todo el fin de semana no se le borró la sonrisa de la cara. "Cariño, ¿eres feliz? - MUCHO MAMÁ" - ¡qué más puedo pedir!