Mis tesoros

Lilypie Kids Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

viernes, 8 de noviembre de 2019

No salimos de una y nos metemos en otra

Después de unos días para olvidar, cuando ya mi cuñada y  mi sobrinín estaban en casa tranquilitos y yo había salido bien parada de la movida en la oficina, se presentaban unos días de tranquilidad con el puente de los Santos, viernes, sábado y domingo.

La noche del jueves al viernes había dormido un montón, como hacía tiempo que no dormía y me levanté relajada y sin dolor de cabeza, sin más preocupación que ordenar la casa, poner lavadoras y disfrutar con mis hijos, que me habían echado de menos.

Salgo de la ducha y suena el móvil, es mi hermano...está de nuevo en el hospital, esta vez con mi sobrino mayor (3 años), se cayó ayer por la tarde del carro en el supermercado, no tenía ni brecha ni nada, le puso hielo enseguida en el super, es un pueblo y les conocen, el niño parecia que estaba bien, pero aún así le llevó a urgencias al centro de salud y le dijeron lo típico, que observara si vomitaba, si estaba adormecido. 
 
Luego por la noche vomitó y le llevó al hospital directamente, le tuvieron en observación, le empezaron a dar líquido y como lo toleraba, sobre la 1 y pico de la noche les mandaron para casa, pasó bien la noche...pero al día siguiente al desayunar, otra vez vomitó, así que otra vez al hospital y ya le hicieron un escáner, vieron la fractura de cráneo, por detrás, sin hematoma, ni desplazamiento y le ingresaron...
 
Se acabaron los planes para el finde tranquilo, comienzo a preparar cosas  para llevarme al hospital y ayudar a mi hermano, vasos de piratas, pajitas, un libro de pintar y por supuesto la moto del primo para animar al pequeñín.
 
Mi hermano ha estado en el hospital el mismo tiempo que el peque, ha salido para comer y ya, yo he estado yendo estos días por la mañana, para que saliera a desayunar y airearse un poco, luego me iba a comer con mis hijos, me echaba un poquitín, se quedaba mi madre con mi hermano y por la tarde iba mi cuñada y yo me quedaba con el otro pequeñín en una cafetería en frente del hospital, cuando lloraba la llamaba...bajaba, le daba teta y subía otro rato con el mayor...ese ha sido mi puente.
   😞
 
Mi hermano tiene un sentimiento de culpa horrible...ya le he dicho, este niño es aún más movido de lo que era él de pequeño, nos podía haber pasado a cualquiera, de todas maneras los médicos le han dicho que no es tan raro en niños lo de fracturarse el cráneo. 
 

El viernes por la tarde estaba muy atontado y paradín, el sábado ya estaba más animado, pero aún así no aguantaba ni un capítulo de Peppa Pig que le puse en el móvil, que duran 5 minutos, además con la vía, ahora lo ponen con un sistema de estos de bombeo, yo lo recuerdo de cuando me pusieron la epidural, ¡no hacía más que pitar! que sufrimiento de cacharro. El domingo ya comió normal y le quitaron el suero, ¡estaba como una moto! yo tengo miedo de que se caiga otra vez.
 
Mis hijos lo han llevado cada uno a su manera, mi mayor como tenía bastante tarea, se ha pasado el finde estudiando, pero la pequeña ha estado más ñoñina, he hablado con ella, explicándola que me necesitaban en el hospital, que yo la quería mucho, pero que ahora tenía que ayudar a cuidar a los primos y me dice: "Ya mamá, yo ya sé que me quieres más a mí que a xxx y a yyyy".
 
El lunes le volvió a ver la nuerocirujana y le han dado el alta, con revisión para dentro de 10 días, respondía bien a todos los estímulos, no se mareaba, en definitiva, tenía todo el aspecto de un niño normal. Eso sí, ahora hay que tener mucho cuidado, que no se caiga o se de un golpe.

Yo no he dicho nada en la oficina, no quiero que mi nuevo jefe me bautice como "la pupas", así que ha sido un día normal, aclimatándome a mi nuevo sitio, hasta que por la tarde me llama por tfno, que por la mañana él no había estado en la oficina,  resulta que había un problema con la ubicación...que no me podía seguir sentando donde estaba...porque en esa zona de mesas iban a poner a un grupo nuevo de gente que iban a contratar.... vamos, que es tan torpe que ni excusas sabe inventar...así que me toca volver a cambiarme de sitio.
 
Me toca al lado de un compañero con el que tenía que repartirme las vacaciones hace unos años que me hizo pasar también las de Caín, al menos no estoy de espaldas al mundo...sino de espaldas a la pared.
 
Yo estoy con el cerebro en stand-by, voy a cámara lenta...no salgo de una y ya tengo otro problema encima, así que con  haber sobrevivido a la semana me conformo, a ver si el finde puedo por fin recuperar horas de sueño... porque entre lo que no he dormido al estar en el hospital con mi cuñada y luego este puente, que aunque estaba en mi cama, no conseguía dormirme de la preocupación. A ver si va desapareciendo la sensación que tengo... no sé, de estar alerta, como esperando el siguiente problema... que ya me estoy temiendo que va a haber que "pelear" por las vacaciones de Navidad.
 

5 comentarios :

MásQueRopa dijo...

Uff espero q el peque se recupere pronto, ánimo cielo

Marigem dijo...

Ufffff vaya racha. Hay épocas terribles, con esa sensación de estar a la espera de lo siguiente, pero nada es eterno, ni lo malo, así que seguro que todo mejora.
Y tu hermano que se quite la culpa, eso le pasa a cualquiera, hay niños muy inquietos.
Muy feliz día.

Dácil Muñoz dijo...

Madre mía, que grandísimo susto. Que rabia que no se lo detectaran desde el primero momento. Yo estoy contigo en que los niños tiene accidentes, no se puede evitar y no podemos echarnos la culpa, aunque nos la echemos. Ainsss Espero que ya esté mejor el pequeñín.
Tu niño mayor es muy maduro. Cuando tenía que estar en el hospital con Iván, tuve que hacer muchísimos esfuerzos por mimar extremadamente a Daniel las pocas veces que estaba en casa y dormir pasó a ser algo muy muy secundario. Buuuf

Susana dijo...

Vaya susto. Mis hijos se caían mucho pero no se rompieron más que el brazo. Un saludo

Aurelia La Xata dijo...

Espero que ahora ya haya pasado el susto ...