Mis tesoros

Lilypie Kids Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

lunes, 10 de octubre de 2011

Cóctel de sentimientos

Este fin de semana ha sido mi cumpleaños, siempre me ha encantado celebrarlo y aprovechando que caía en sábado, vinieron mis amigos a cenar y lo pasamos de maravilla, me sobrepuse a los mareos y preparé tartas ricas para mis invitados y mi familia. Primer ingrediente del cóctel, felicidad.

Muchas amigas en la distancia se acordaron de mí y pasé muchos minutos al teléfono, aproveché para compartir con toda mi gente la buena noticia de mi barriguita, aunque me da mucho miedo, aún no estoy de 3 meses, pero mi barriguita ya se nota y prefería ser yo la que diera la buena noticia. Segundo ingrediente del cóctel, esperanza.

Esta semana toca sesión de médicos, primero la matrona, para recoger los resultados de los análisis y después a la ginecóloga, que no la conozco, ya que me ha tocado cambiar. Espero que me haga una ecografía y me diga que todo va fenomenal, que mi garbancito o mi lentejita, (estoy deseando saber si es "colita" o "coletas") está creciendo sano y fuerte,  que todo va bien, pero como en el embarazo de mi chico pequeño, estoy muerta de miedo, esta noche casi no he podido dormir, pensando, y si algo va mal, y si lo pierdo, y si... Tercer ingrediente del cóctel, angustia. 

Hoy he traido un bizcocho de manzana al trabajo, para compartir con mis compis y cuando he llegado, en el correo tenía unos cuantos mensajes de los más cercanos felicitándome, me he sentido querida, pese a ello he subido en seguida de la máquina de café, no quería que se fijaran en mi barriguita, casi nadie lo sabe en la oficina, estoy deseando que todo el mundo lo sepa, pero tengo miedo de decirlo demasiado pronto y luego algo vaya mal y no llegue a tener a este bebé en brazos, no quiero que me compadezcan, que hablen de mí, pobrecita... Cuarto ingrediente del cóctel, contradicción.

4 comentarios :

Paula dijo...

Llevaba tiempo sin leerte, y no sabía que estás embarazada. ¡Enhorabuena!
La verdad es que es inevitable angustiarse cuando estás en los primeros meses, pero yo creo que una vez que te hagan la eco puedes empezar a contarlo. Aunque a lo mejor te llevas alguna sorpresa porque estas noticias corren como la pólvora, y es posible que incluso ya lo imaginen.
Muchos besos, y no sabes la envidia (de las sanas) que me das.

Chitin dijo...

Gracias por tu comentario Paula, la verdad es que ultimamente no estoy muy inspirada, entre los mareos, las nauseas, el sueño, el trabajo y las tareas de cada día...estos días me conformo con sobrevivir.

mamá de un bebote dijo...

Pues tienes que añadir otro ingrediente: no alimentar pensamientos angustiantes.
así que tienes que buscarte una buena novela que te enganche, y en cuanto en la noche te desveles inmediatamente encender la lucecita y ponerte a leer, nada de pensar cosas sobre las que no tenemos ningún control y encima nos generan angustia (yo soy experta en pensamientos de este tipo...)

Chitin dijo...

Gracias por el nuevo ingrediente! creo que le vendrá bien al cóctel :-)