Mis tesoros

Lilypie Kids Birthday tickers
Lilypie Kids Birthday tickers

martes, 15 de enero de 2019

Año nuevo...

El último trimestre del 2018 ha sido un no-parar, mi vida era una carrera contra-reloj, siempre con prisas. Al papi le volvieron a llamar donde estuvo trabajando en verano, con el horario genial de mañana, con lo cual podía ocuparse de los peques por la tarde y yo tenía que ocuparme de todo por las mañanas, la verdad es que llegar a la oficina y sentarme ya era un descanso :-)

A mediodía, lo mismo, salir pitando para recogerlos, llegar a casa, comer y volver a salir para la oficina, además me he apuntado a hipopresivos, lo gestionan desde el ayuntamiento de la localidad donde vivimos, al principio no pillé plaza, pero dada la demanda, crearon otro grupo, eso sí, al salir por la tarde, 2 días a la semana, vuelta otra vez a ir a la carrera. 

He de decir que ha merecido la pena, mi suelo pélvico no estaba muy mal, pero ya empezaba a notar algún efecto, como esa gotita incontrolable al pegar un estornudo fuerte, además a pesar de no tener tripa, esa lorzilla post-embarazo no había manera de quitarla. La monitora está titulada y nos dió una clase teórica inicial que me pareció muy interesante, también nos midió la capacidad torácica, la tripa y alguna cosa más que no recuerdo. Antes de navidad, nos volvió a medir y estoy encantada, ¡¡he reducido 3,5 cms de cintura!! vamos, que mi tripa empieza a estar en su sitio, además noto que respiro mejor y salgo de las clases "estirada".

Mi cumple pasó este año sin pena ni gloria, de hecho no lo he celebrado con la tradicional cena en mi casa con mis amigas, entre que unas no podían, que luego estuvo mi hermano ingresado, que menudo susto nos dió y que luego he tenido que estudiar... no ha habido momento.

Además del ingreso de mi hermano, ha habido otro par de cosas en la familia que aún colean y que no sé como acabarán, yo me he planteado que realmente MI familia, son mi marido y mis hijos, así que lo que hagan los demás no puedo controlarlo, por tanto, no es mi responsabilidad.

Lo de estudiar ha sido una de las buenas noticias que ha traido este final de año, por fin escucharon mis demandas en la oficina y he tenido pleno, sí, un año después... me concedieron el curso de formación en Madrid para certificarme, me han subido el sueldo y un día a la semana me quedo en casa por la tarde haciendo teletrabajo.

Lo del curso fue agotador, la idea era quedarme a dormir allí, pero aunque 3 días parecen pocos días, a mis hijos les parecía un mundo, así que al final estuve cogiendo el AVE de I/V todos los días, era una paliza, pero dormía en casa y mis hijos no tenían la sensación de que los había abandonado. Por la mañana los dejábamos en casa de la madrina, que vive cerca del cole y allí desayunaban tranquilamente, luego se quedaban en el comedor y los recogía el papi al volver del trabajo.

He aprobado el examen y ya tengo la certificación, ¡¡bien por mí!! me ha costado más de lo que pensaba, mis neuronas ya no tienen 20 años y hacía siglos que no tenía que estudiar los fines de semana. En RRHH me han hecho firmar una "permanencia", se supone que no me puedo ir de la empresa en 9 meses, como cambian las cosas...yo que pensaba hace unos años que me iban a despedir.

Y la última buena noticia, es la subida de sueldo, la verdad es que me han dicho el bruto, aún no sé realmente como quedará mi nómina, hasta que no cobre enero, pero bueno, no pinta mal, parece que mi trabajo y mi paciencia están dando sus frutos. Pude coger juntos todos los días que me quedaban de vacaciones y he disfrutado de todas las vacaciones escolares con mis hijos, aunque esta navidad no hemos podido hacer una escapada como teníamos pensado, porque justo cuando acababa el contrato del papi, venía la primita, ¡que se le va a hacer!

Para cerrar las navidades, como todos los años, celebramos el cumple de mi niño, ¡¡12 AÑOS!! cada vez que lo pienso me parece imposible que hayan pasado ya, este año invitó también a niñas de su clase, desde la noche antes y durante todo el fin de semana no se le borró la sonrisa de la cara. "Cariño, ¿eres feliz? - MUCHO MAMÁ" - ¡qué más puedo pedir!



2 comentarios :

Papa Cangrejo dijo...

Me alegro de que el balance sea más positivo que negativo. Lo de los peques, es increíble. El mío mayor hace 11 años en marzo y cada vez que lo miro alucino lo mayor que está.

Adijirja dijo...

Cuantas Buenas noticias!!
Muchas felicidades por esa mejora laboral y salarial!!!
Y... que olvidado que tenemos nuestro suelo pélvico... y lo super importante que es!!!
Un beso, Chitin y... celebra tu cumple ... aunque sea con retraso... ;)